Provinciales | María Luz Alonso | Alberto Fernández | Cristina Kirchner

María Luz Alonso: "Alberto y Cristina se complementan perfectamente"

Para algunos es la 'mano derecha' de Cristina Fernández. Para otros es la que maneja mucho más de lo que su cargo estipula en la Cámara Alta, o es la 'Supersecretaria'  y para sus amigos  es simplemente 'Luchy', la joven de pampeana de Victorica que se formó políticamente en 'La Cámpora', y que a lo largo de los años forjó una relación entrañable con los Kirchner.

En ese marco, la funcionaria se refirió a la relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, a la situación que encontraron en el Senado y hasta del ‘plus salarial’ que recibieron los empleados.

María Luz Alonso habló sobre su experiencia. “La verdad es que estaba muy entusiasmada con la posibilidad de asumir como diputada provincial (fue electa hace un año), consideración que primero me hizo mi partido y luego refrendó el pueblo pampeano aquel 19 de mayo del año pasado”, señaló en programa televisivo “Sin Dobleces”

“Luego fui convocada por Cristina, me habló del desafío que teníamos por delante y me invitó a ser parte de su equipo de trabajo. Lo hablé con Carlos (Verna), con Sergio (Ziliotto), les comenté cual era la situación por la que estaba atravesando y sentí todo el apoyo por parte de ellos”, añadió.

Aseguró que “estoy muy contenta, más allá que en una primera instancia habíamos pensado encarar el desafío de otra manera, pero la pandemia nos hizo redireccionar la gestión y comenzar a transitar por el camino de la virtualidad. Por suerte la semana pasada tuvimos la primera sesión virtual, que salió muy bien, gracias a un trabajo muy arduo de los funcionarios, trabajadores y trabajadores del Senado de la Nación, que dieron absolutamente todo para que el resultado fuera exitoso. En términos personales y políticos es un hermoso desafío”.

“Me llena de alegría de alegría que la vicepresidenta de la Nación, que fue dos veces presidenta de la Argentina, me haya tenido en cuenta para que sea parte de éste equipo”, sostuvo Luz Alonso.

-¿Cómo puede definir la tarea que permitió hacer la primera sesión virtual de la historia del Senado de la Nación?

-Encontré muy buena predisposición de todos, senadores, senadoras, trabajadores y trabajadoras de ésta casa. Cuando los intereses y los objetivos son los mismos, es mucho más fácil. Todos queríamos que esto anduviera lo antes posible y así fuimos superando todas las dificultades. El Senado de la Nación estaba muy atrasado tecnológicamente hablando, y eso hizo que se nos hiciera cuesta arriba en muchas oportunidades. Tuvimos que poner mucha creatividad para salir adelante, me tocó coordinar, pero detrás mío hubo mucha gente. Terminamos todos muy emocionados.

-¿En qué circunstancias es elegida usted por Cristina Fernández para ocupar ese cargo?

-Bueno, tuvimos la suerte de conocernos hace ya bastante tiempo. Hace 10 años que tengo la suerte de caminar junto a Cristina, en su momento lo hice al lado de Néstor. Hacia ellos tengo aprecio personal y admiración en términos políticos, no solamente por lo que han hecho en el país, sino también porque coincidimos en la concepción del país que deseamos.

Hace muchos años que trabajo junto a ellos y tengo la suerte que cada tanto me revalidan esa posibilidad, y yo soy una persona extremadamente agradecida a lo que me ha dado La Pampa y lo que me brindaron Néstor y Cristina.

Soy una chica de Victorica, que estudió en colegios y universidad pública, y lo único que intento hacer es colaborar para que podamos progresar como país, y sacarlo adelante ahora que somos nuevamente gobierno.

-¿Se acuerda como fue la convocatoria de Cristina a su persona?

-Si, claramente. Lo tengo gravado en mi mente y en mi corazón. Me citó en el Instituto Patria, fui cómo habitualmente lo hacía y allí tuvimos una charla cuyo contenido prefiero guardar para mi. Llevé mi cuaderno y mi lapicera para anotar lo que fuera necesario, y me encontré con esa sorpresa.

-¿Cómo es trabajar con la actual vicepresidenta?

-Para mi es hermoso. Insisto con que la relación con ella va más allá de lo laboral, sino también en términos personales. Es una persona extremadamente cálida, muy respetuosa del trabajo de todos nosotros y tiene mucha vocación de docencia, es como que todo el tiempo trata de enseñarte y que una aprenda cosas. Es muy gratificante trabajar con ella.

-¿Siente que Cristina Fernández escucha y considera su opinión en algunos temas?

-Es una persona muy abierta, siempre nos pide opiniones y nos escucha. A veces me cuesta entender cómo puede que una persona que generó semejante transformación en el país pueda detenerse a escucharnos, pero verdaderamente es así. Trabajando es extremadamente abierta.

-¿Considera que algunos han sido injustos con ella?

-Totalmente, muy injustos, algunos medios y la Justicia. Creo que la persecución que Cristina y su familia han tenido ha sido descarnada. Allí también hubo una participación de los medios, no de todos, sino de los concentrados. La sociedad, en cambio, reconoce la transformación que ella encarnó, por eso convalidó la fórmula en la que ella tuvo el gesto de generosidad y grandes más grande que se recuerde, cuando decidió que Alberto Fernández sea quien la encabece y ella lo iba a secundar y acompañar.

-¿Hay controversias entre Alberto y Cristina, como algunos sectores quieren mostrar?

- Cero controversia. Se llevan bárbaro, Alberto tiene gran respeto por Cristina y Cristina tiene un gran respeto por Cristina. Ambos se complementan perfectamente. He tenido la posibilidad de estar presente en reuniones entre ellos y puedo asegurar que hay un gran respeto, que el diálogo entre ambos es profundo y sincero.

Cuando en algunos medios veo que quieren hacernos pelear, me doy cuenta que para nada es lo que pasa entre ellos.

-Un diario muy importante de Buenos Aires tituló que usted era la ‘supersecretaria’ de Cristina. ¿Tiene poderes excepcionales?

-(Risas…). No, no soy la supersecretaria. Eso lo pusieron porque en uno de los primeros decretos firmados por Cristina, ella me delega la firma en algunos temas, pero nada más que eso. Soy una secretaria más, como lo es Marcelo Fuentes, el secretario Parlamentario.

-Pero que le delegue la firma es muy importante…

-Si, pero es parte de la gestión. Tiene que ver con el trabajo diario y yo estoy todos los días en el Senado.

-Usted encabezó una investigación por supuestas irregularidades cometidas durante la gestión anterior. ¿En qué estado se encuentre ese trámite?

-Exacto, vimos situaciones que nos parecieron irregulares e hicimos lo que corresponde, que es denunciarlos ante la Justicia, y nuestra directora legal y técnica, Graciana Peñaflor, hizo la denuncia correspondiente. Esto fue a diferencia de otros, que ante cualquier sospecha, real o inventada, salían corriendo a los medios y luego, quizás, se presentaban ante la Justicia, que es el Poder de la Nación que debe determinar si hubo o no un delito. Como gestión hicimos lo que correspondía.

-¿En qué consistirían esas irregularidades?

-Tiene que ver con tres obras. El Senado tiene una sede en la ex Caja de Ahorro, donde supuestamente se hicieron trabajos y adelantos financieros que entendemos que no corresponden porque no eran conducentes con lo realizado. Entendemos que se pagó más que lo que se había ejecutado.

Todo esto apareció cuando se nos inundó un piso de ese edificio, y vimos que se había hecho una supuesta obra de impermeabilización que se había pagado, por eso es la Justicia la que se debe expedir.

-¿Cómo están trabajando en el Senado?

-Vamos de la mano con lo que dispone el Poder Ejecutivo, porque es allí donde está el termómetro de la situación y saben cómo se va dando el avance de la Pandemia. Hemos dispensado a todo el personal que tienen factores de riesgo, también los que tienen niños menores a cargo…, estamos trabajando con personal reducido porque esa fue una de las primeras órdenes que me dio Cristina cuando comenzó la pandemia.

Por eso se decidió hacer sesiones virtuales, ya que es impresionante la cantidad de gente que circula durante las sesiones presenciales. Por cuidado de todos, senadores y empleados, no se podía desplegar a toda esa gente.

-Generó mucha polémica la decisión de dar un dinero extra a los empleados del Congreso que concurrían a trabajar durante la pandemia. ¿Por qué se tomó esa decisión?

-La información que se publicó en algunos medios fue una tergiversación maliciosa de un decreto que Cristina y Sergio Massa firmaron de manera conjunta. Al igual que el Poder Ejecutivo, lo único que hicimos fue ofrecer un plus salarial que muy lejos está de los 70 mil pesos que se dijeron.

Hicimos un sistema de rotación de personal, para que no sea siempre la misma gente la que viene a trabajar durante la pandemia, porque el Senado tenía que seguir funcionando de manera virtual, no por la sesión solamente, sino también por la administración, las comisiones y demás. Ningún trabajador vino más de tres días seguidos, pero la malicia está a flor de piel en muchos casos, y hay quienes rápidamente se colgaron de esa mala información.

-¿Cómo es su relación con los senadores de La Pampa?

-Tengo muy buena relación, tanto con Daniel (Lovera), como con Norma (Durango) y Juan Carlos (Marino). Más allá de mi función, somos comprovincianos y el diálogo político viene desde antes de ésta situación. Si bien soy la secretaria administrativa del Senado de la Nación, me interesa mucho lo que pasa en nuestra provincia y sigo a diario lo que pasa en La Pampa.

Dejá tu comentario