LA PROVINCIA | Cuarentena | Economía | IPAV | Jorge Lezcano

Lezcano y el plan macrista ante la pandemia: "golpistas de siempre"

Agencia Santa Rosa - Luego de que desde el macrismo pampeano sugirieran un "plan" con medidas para el Gobierno en medio de la cuarentena, el presidente del IPAV, Jorge Lezcano, tildó al sector de "antipolítica" y definió a sus integrantes como "los golpistas de siempre estrenando ahora la máscara de una pandemia".

Agencia Santa Rosa - Luego de que desde el macrismo pampeano sugirieran un “plan” con medidas para el Gobierno en medio de la cuarentena, el presidente del IPAV, Jorge Lezcano, tildó al sector de “antipolítica” y definió a sus integrantes como “los golpistas de siempre estrenando ahora la máscara de una pandemia”.

En realidad, el ex diputado arremetió contra las propuestas de financiamiento del plan, que entre otras medidas eran “austeridad fiscal en toda la administración pública” y “reducción de un 30% por año en las remuneraciones de cargos jerárquicos en los 3 poderes del Estado”. Es que, interpretó, se trata de una demostración: “Cuando sienten que sus batallas personales y sectoriales están perdidas piden a gritos que se rebajen los gastos de la política (en realidad el gasto público)”.

Aseveró que los opositores “arrancaron la campaña en el peor momento. La economía de mercado no descansa y el mercado de la política tampoco. Para contar utilidades parece que no hay cuarentena que valga. Hoy, en Argentina en general y en La Pampa en particular, están trabajosamente presentes quienes desprecian a las personas en pos de algún beneficio sectorial sin tener la mínima empatía ante la posibilidad de consecuencias atroces”, criticó.

“Aquí la disyuntiva, más que elegir entre la salud y la economía, entiendo que la elección que debemos hacer es entre el Estado y el mercado. Quienes eligen al mercado cuidan sus intereses, quienes eligen al Estado cuidan a las personas”, filosofó.

Consideró, más adelante, que “los países que han elegido gobernar a sus pueblos desde las políticas de mercado -hoy nombradas como “la economía” para aliviar un poco su miseria de quienes lo hicieron- están haciendo sufrir a su sociedad y contando, por miles, la tragedia que representa la muerte de sus ciudadanos. Aun así, no cesan en su intento de adjudicarle a alguien -interno o externo- la catástrofe que generan. Son grupos que hoy, en nuestro país y también en nuestra provincia, buscan confundir. Intentan la construcción de un discurso que ampare el egoísmo encubierto en sus planes”.

Recalcó que “entender al Estado por encima del mercado es, a las claras, el camino que mejor representa una estrategia humanitaria”, y que, en su carácter de ”único regulador social” se lo precisa “sólido, robusto y presente, estableciendo límites y generando condiciones de igualdad entre las fuerzas base de su sociedad”.

“Precisamos educación, salud y seguridad de modo transversal, y a eso lo garantiza el Estado. El mercado, en cambio, genera solo ganadores y perdedores. Mide resultados económicos y lejos está de generar condiciones equilibradas de vida”, tiró.

Desde este punto de vista arremetió contra los opositores provinciales que “trabajan para achicar el Estado. Es un discurso fácil de digerir y que aprovecha que la sensibilidad del momento le abre la puerta. Atacar a la política es muy accesible, pero se olvidan de que ellos son parte de la política y que, en realidad, si no hay política no hay soluciones.

La antipolítica que fogonean para consolidar sus intereses representa los sectores más golpistas y antidemocráticos que siguen enquistados en la sociedad argentina”.

Reveló que “quienes defienden los intereses del mercado nunca han tenido contacto con quienes necesitan del equilibrio y la justicia social, y prefieren ignorar que esos reclamos, la sociedad, se los hace al Estado y a la política”.

“Cuando sienten que sus batallas personales y sectoriales están perdidas piden a gritos que se rebajen los gastos de la política (en realidad el gasto público)”, solapando “la intención de atacar al Estado: ¡Piedra libre para ellos y para su intención! Después de cuatro años de un país gobernado por CEOS que lo único que supieron es promover la especulación y aumentar la deuda”, arriesgó.

Puntualizó que como “hoy ya no pueden llamar al Estado bobo porque después de tener cuatro años para devastarlo, vuelve a estar presente en Argentina” ya que “la sociedad reaccionó y los expulsó del poder con sus votos. No es la economía o la política, es el Estado o el mercado. Es la dependencia o la soberanía política”.

“Los antipolítica comenzaron, están presentes ya en los medios locales con consejos “políticos” para bajar el gasto público mientras desde los Estados -provincial y nacional- se está librando una batalla entre la vida y la muerte. Los descubrimos, son los golpistas de siempre estrenando ahora la máscara de una pandemia”, completó.

Dejá tu comentario