Provinciales | Crisis | Santa Rosa

Las fábricas suspendieron las ventas y no hay listas de precios

El cimbronazo que provocó la estampida del dólar tras las elecciones PASO, hecho por el cual el presidente Mauricio Macri responsabilizó a los votantes que el domingo le dieron la espalda a su gestión con un contundente respaldo a la fórmula de 'los Fernández',

Agencia Santa Rosa - Esto genera a los argentinos -excepto a un selecto grupo que siempre se beneficia con estas corridas cambiarias- no solo la pérdida de poder adquisitivo con la devaluación del peso, sino un gran perjuicio para aquellos que a pesar de la crisis decidieron apostar a un emprendimiento y a la generación de empleo.

David Zurita, propietario de una pyme local dedicada a la venta y distribución de mercadería, en diálogo con esta agencia trazó ayer un desolador panorama de la situación que se generó a partir del lunes cuando la moneda estadounidense trepó más de diez pesos en unas horas, tendencia que continuó ayer perforando la línea de los 60 pesos.

Sin ventas y sin listas de precios

En ese marco, el empresario santarroseño contó que el lunes a media mañana “me empezaron a llegar mensajes de los representantes de las fábricas diciendo que estaban suspendidas las ventas, que no había listas de precios, es decir que por el momento no había ningún tipo de transacción comercial”.

Remarcó que esta situación generó ‘gran incertidumbre’, dejando en claro que “hoy por hoy el mejor negocio que podes hacer es bajar la persiana, quedarte adentro y no vender, así de sencillo”.

La situación se agrava porque desde las fábricas se les advirtió a los distribuidores, como el caso del pequeño empresario local, que no habrá ventas ‘hasta nuevo aviso’. En ese sentido indicó que “si a vos te dicen, mirá, esto es por dos o tres días, y salimos después con un 20 por ciento, más o menos sabés a qué atenerte”. ipo de transacción comercial”.

Remarcó que esta situación generó ‘gran incertidumbre’, dejando en claro que “hoy por hoy el mejor negocio que podes hacer es bajar la persiana, quedarte adentro y no vender, así de sencillo”.

La situación se agrava porque desde las fábricas se les advirtió a los distribuidores, como el caso del pequeño empresario local, que no habrá ventas ‘hasta nuevo aviso’. En ese sentido indicó que “si a vos te dicen, mirá, esto es por dos o tres días, y salimos después con un 20 por ciento, más o menos sabés a qué atenerte”.

Dejá tu comentario