POLICIALES | Héctor Lara | coronavirus | Policía

Héctor Lara, Jefe de la Policía de La Pampa: "Gente no autorizada logró ingresar a la provincia, pero el trabajo continuo hizo que fuera detectada"

El jefe de la Policía de La Pampa, comisario General (R) Héctor Lara, destacó el trabajo realizado por los efectivos en el marco de la pandemia, asegurando que el esfuerzo fue "enorme". Anunció que en Pico se construirá una nueva sede la para la Unidad Regional II y que ya está en marcha proceso de compra de camionetas que serán destinadas a aliviar el centro y norte de la provincia.

“El objetivo que nos hemos propuesto es continuar con la gestión, mejorar lo que se pueda, profundizando algunos aspectos, como es la capacitación permanente del personal, fundamentalmente en la utilización de la tecnología y aplicarla en la posibilidad de dotar a nuestros hombres y mujeres de mayores conocimientos en los diferentes temas. Además, nos planteamos estar cerca del personal, para respaldarlos en lo que sea necesario y para asistirlos en procedimientos y legislación, para evitar situaciones indeseadas. Soy un convencido en que cuando más capacitado está el personal, mejor va a ser el servicio”, explicó Héctor Lara.

Acotó que “con el General (René) Bossio -subjefe de Policía- ya hemos empezado a implementar esta propuesta a través de asistencia de profesionales en distintas disciplinas policiales, quienes concurren a distintas comisarías, mientras que personal de servicio social realiza entrevistas con el personal, pero yendo a los lugares, más allá que tenemos sedes en Santa Rosa, General Pico, General Acha y 25 de Mayo, la idea es que los profesionales se lleguen a cada una de las dependencias para asistir al personal en lo que sea necesario”.

El trabajo en Pandemia

Sobre el trabajo de custodia de los límites provinciales, el jefe policial sostuvo que “acá tenemos algunas desventajas geográficas. Estamos en el centro del país y se ha dado la presencia de mucha gente en los puestos limítrofes con la idea de circular entre provincias. Eso nos ha demandado un cambio en el trabajo, porque se debieron reforzar los puestos camineros para controlar el paso y dejar registrado a cada persona que tenía los permisos correspondientes. Con el transcurso de las semanas se fueron produciendo cambios en las normas y debimos ir adecuándonos a cada una de las circunstancias. Hubo muchas horas de esfuerzo de todo el personal, porque en pueblos y ciudades también fue continuo el trabajo de control del Aislamiento Obligatorio, donde solamente había un grupo de personas exceptuadas y había que controlar esa no circulación dispuesta por el gobierno”.

“Todo esto demandó un esfuerzo enorme, porque además del trabajo policial nos encontramos con una situación que para la gente era anormal, muchos no entendían que no podían salir y ponían excusas para transitar sin autorización. Hubo que adecuarse a toda esa circunstancia”, remarcó.

Destacó que “lo bueno es que nuestro personal no ha menguado en su esfuerzo, ha trabajado permanentemente, no hemos tenido ‘carpetas médicas’ relacionadas con esa situación, hemos tenido algunas pocas pero por otras circunstancias. Ahora nos queda un trabajo muy firme en los puestos camineros, algunos que están abiertos y otros que permanecen cerrados, y en esos casos hay personas que quieren ingresar a la provincia por caminos alternativos, que a veces son muchos”.

Manifestó que “más allá que haya gente que logró ingresar a la provincia por pasos no habilitados, el trabajo continuo dentro de los límites de La Pampa ha hecho que fueran detectados. Para ello contamos con la colaboración de la gente, porque hay muchos vecinos que nos han alertado sobre la presencia de personas de otros lugares”.

El aislamiento y los delitos

Al ser consultado sobre lo que marcan las estadísticas delictuales en los últimos meses, Lara respondió que “con el aislamiento social y obligatorio los índices delictivos bajaron a niveles y a porcentajes ínfimos. Con el tiempo, los hechos se han ido incrementando en cuanto a cantidad, pero no son diferentes en cuanto a modalidad que los que ya teníamos antes de la Pandemia. De todos modos, los niveles son bajos, teniendo en cuenta en La Pampa se han habilitado muchas actividades y la cantidad de gente que circula por las calles es mucho mayor”.

“Sí vemos que la modalidad ‘estafa’ es la que genera la mayor cantidad de hechos delictivos, más allá que hemos hechos campañas a través de los medios y las entidades bancarias han alertado a sus clientes de la situación, aún no hemos podido terminar con ese delito cometido a través del uso de las líneas telefónicas. Después, también hemos tenido robos y hurtos, pero no a niveles preocupantes”, dijo Lara.

Confirmó que “por ejemplo, en La Pampa no tenemos denuncias sobre roturas de ‘silo-bolsa’ como sí ha pasado en otras provincias, incluso limítrofe. Además, por estar las rutas de acceso, no hemos tenido casos de bandas delictivas que llegan desde otros lugares. Sí la estafa telefónica, que lo hacen desde otros lugares a través del teléfono, y se ha dado que hemos podido esclarecer algunos hechos a través de la investigación. Hoy tenemos personas detenidas y bienes que se han recuperado”.

Personal y equipamiento

En cuanto al personal, el jefe de la Policía de La Pampa aseguró que “tratamos de aprovechar al máximo los recursos con los que contamos. Tenemos una fuerza con alrededor de 2.600 efectivos, más otros 400 que son Personal Policial Retirado y Convocado, que es un programa que se viene desarrollando desde hace varios años y nos ayuda mucho, porque es personal que tiene experiencia y que realiza tareas en las que reemplaza a uniformados que pueden salir a la calle a realizar tareas operativas”.

“Si tuviéramos más personal lo aprovecharíamos también, tengamos en cuenta que nuestro personal tiene muchos pueblos y en cada uno de ellos se necesita infraestructura, móviles y, en lo posible, más de un efectivo. Si eso no se puede dar, tratamos de asistir desde las localidades más grandes”, confió.

Informó que “en cuanto a medios se ha provisto de vehículos nuevos a la zona oeste y a la zona sur. Ahora estamos en un proceso de compra importante de camionetas para la zona norte. El Gobernador ha dispuesto los fondos y la adquisición de esos vehículos nos dará un alivio en el centro y norte de La Pampa”.

Infraestructura

“A lo largo de la gestión anterior se han inaugurado distintas obras, también algunas en ésta, y hay varias en carpeta pero ésta situación de pandemia ha retrasado los trámites que son necesarios para poder avanzar. Hay alguna dependencias que deben ser reparadas y hay obras que ya han comenzado”, explicó Lara al hablar de la situación de infraestructura.

Acotó que “se han elevado un informe al Gobierno Provincial, las situaciones más urgentes están siendo resueltas, y hay otras que tienen que ser desarrolladas”.

Ante otra consulta puntual, reveló que “no está previsto por ahora hacer otra comisaría en Pico, sí está el proyecto de construir una nueva sede para la Unidad Regional II, cuyo edificio se levantará donde estaba la Brigada de Investigaciones (calle 103 y 12). Hasta el momento la URII funciona en el piso superior de la Comisaría Primera, pero el lugar ha quedado muy chico”.

“Además, en Pico también se va a alquilar un lugar para trasladar el Centro de Monitoreo, que está en la Terminal, pero se ha ampliado la cantidad de cámaras en la ciudad y eso hace que haya que buscar un lugar adecuado para ese crecimiento”, concluyó.

Dejá tu comentario