POLICIALES | Siniestros Viales

Falleció una beba en un accidente de tránsito

El siniestro vial en el que perdió la vida la pequeña se produjo a dos kilómetros de dicha localidad. Además, hubo otras personas que se dirigían en el vehículo, todos oriundos de corrientes.

Otro trágico hecho se produjo en las rutas pampeanas cuando en la tarde de ayer falleció una nena de diez meses, tras un vuelco en cercanías de la localidad de Miguel Riglos. La familia oriunda de corrientes transitaba en un VW Gol hacia dicho lugar, cuando se dirigían por un camino vecinal a dos kilómetros de la población.

De apellido Ojeda, el conductor se desempeñaba en una empresa destinada a la producción láctea. El hombre, de unos 25 años, viajaba acompañado por su núcleo familiar conformado por otras cuatro personas, algunas de las cuales resultaron con graves heridas por el siniestro del cual participaron.

Según se pudo conocer, el automotor transitaba a una velocidad moderada por lo que se trata de dilucidar cuáles fueron las causales del hecho que lo llevaron al conductor a perder el control del rodado. Como consecuencia de esta inestabilidad, el automotor terminó volcando sobre la acera.

Al momento del accidente, la niña fallecida viajaba en los brazos de la madre sin estar contenida por los elementos de seguridad pertinentes para estos casos. Producto del impacto, la niña fue despedida del habitáculo siendo posteriormente aplastada por el mismo rodado, por lo que se produce el deceso de manera inmediata.

Sin embargo, el resto de los ocupantes sí contaba con su cinturón de seguridad correspondiente, sufriendo heridas de diversa consideración. Este es el caso de dos menores, de 3 y 5 años, que se ubicaban en el asiento trasero que padecieron una fractura de muñeca en unos de los casos y dolencias en el otro.

A raíz de ello, ambas fueron trasladadas al Hospital Lucio Molas de la ciudad capital para su atención e intervención. Intervinieron en el lugar, el servicio médico encargado del traslado de las damnificadas y personal de Bomberos Voluntarios para evitar mayores inconvenientes con el rodado siniestrado.

Dejá tu comentario