DEPORTE | Copa Liga Pampeana

"Esta final es como una revancha personal"

Desde los cinco años viene transitando los distintos rincones del club. Hizo las inferiores hasta el ansiado debut en primera división. Ignacio Manuel es uno de los arqueros que muestra Pico F.Club en esta temporada, y el domingo pasado tuvo que saltar desde el banco para ocupar el lugar debajo de los tres palos, tras la lesión sufrida por Giuliano Sosa.

“Fue un partido difícil, trabado, como siempre pasa con dos equipos se buscan un título. Pico se encontró rápido con el gol, y eso nos tranquilizó un poco, teníamos bastante ansiedad por saber qué nos podía pasar si enfrentábamos a un rival de iguales características, que propone y busca atacar de la misma manera”, contó el golero.

Actualmente también trabajando con las inferiores de la institución albinegra, ‘Nacho’ continuó diciendo, con respecto al cruce frente a Argentino, que “después del gol quizás nos relajamos un poco y ellos salieron a buscarlo, quedando el equipo algo largo. En el empate, Giuliano (Sosa) ya estaba con esa molestia, tuve que ingresar enseguida, apenas me moví un poco. Había que aguantar esos quince minutos y ya en el entretiempo hice bien la entrada en calor. Pico lo supo controlar, más allá que Cultural sufrió la lesión del mejor delantero. Propusimos nuestro juego, el ‘Negro’ Montero estuvo intratable, hizo un partido bárbaro. Erramos algunos goles y puede que eso nos pase factura en nuestra cancha. Argentino buscará revertirlo y nosotros trataremos de impedirlo. Pienso que saldrá una final un poco más intensa, Argentino querrá lastimar por arriba. Tendremos que estar tranquilos, y ser inteligentes. Hay gente rápida para definir la serie”.

Manuel, que convivió con el plantel del ‘Palomo’ Gómez en una parte del desarrollo del certamen de Primera B, manifestó luego que “como jugador e hincha del club, esta final es como una revancha personal, más allá de que en lo deportivo no se juegue lo mismo, que no se busque el ascenso. El año pasado, a esta altura, tuve que atajar en una Promoción ante Ferro de Alvear, lo intentamos pero no se nos dio, y si bien no me siento responsable, era quien atajaba. Por eso insisto en que es una revancha personal, ojalá pueda sacar esa tristeza y ahora me gustaría llorar de alegría. Estoy desde los cinco años en el club, acompañando y tratando de sumar. No se pudo el objetivo de ascender, pero el rival también juega y quiere lo mismo. El fútbol es así, podés tener los mejores jugadores pero gana el que mete más goles. Insisto, sería lindo cerrar el año del centenario con un título para el club y para todos los pibes. Y de cara al 2020, tratar de mantener la base. Hay un gran grupo humano y la gente colabora en un club humilde que quiere lo mejor con lo que tiene a mano”.

Dejá tu comentario