Provinciales | incendio

En lo que va de temporada se quemaron unas 36 mil hectáreas en La Pampa

El director de Defensa Civil, Luis Clara, detalló que en lo que va del año se han quemado unas 36 mil hectáreas en la provincia, la mitad de lo que las llamas arrasaron en la temporada pasada.

En diálogo con esta Agencia, Clara manifestó que en la actual temporada los incendios rurales han quemado el 50 por ciento de campos respecto al año pasado. Esto, dijo, responde a una serie de factores, entre ellos la cantidad de picadas que se han realizado en los predios rurales -que hacen que los incendios se puedan controlar más rápidamente-, y también porque hay mucho menos pasto que en otros años.

La tormenta eléctrica de la jornada del lunes, que se prolongó hasta la madrugada del martes, no generó incendios, informó el funcionario, principalmente porque hubo bastante caída de agua. No obstante el último foco se registró en la zona de La Pastoril, donde se quemaron 400 hectáreas.

En lo que va de la temporada se han quemado unas 36 mil hectáreas y tal lo que se preveía desde Defensa Civil, la mayor parte de los incendios se registraron al norte de la ruta provincial 10 hasta el límite con San Luis.

Prevención

Clara expresó que ya el año pasado “tuvimos una muy buena temporada”, y en lo que va de la actual esto ha mejorado teniendo en cuenta que la cantidad de hectáreas quemadas llega al 50 por ciento respecto a la anterior.

Destacó que la cantidad de picadas que se han realizado en los predios rurales son fundamentales para actuar rápidamente allí donde se producen los focos. Otro factor que incide en la merma de incendios tiene que ver con que la sequía que atraviesa la provincia hizo que hubiera a esta altura del año menos pastizales, también por la sobrecarga de hacienda que tuvieron los campos.

“Todo esto hace que donde hay poco pasto y caen los rayos, los incendios no prosperen”, explicó Clara, remarcando también el trabajo de prevención y concientización que se viene desarrollando desde el organismo conjuntamente con los municipios.

En este sentido destacó que el Estado Provincial “se puso a hacer todo lo que tenía que hacer, así que Vialidad está trabajando, los municipios están trabajando, se mantienen las rutas y caminos vecinales, todo lo cual repercute en que los brigadistas, bomberos y los que trabajan en los incendios puedan hacerlo más rápido para controlar los incendios”.

Sostuvo que a esta altura del año se han quemado unas 36 mil hectáreas, y las últimas fueron las 400 de un incendio que se produjo en la zona de La Pastoril. Esa región es la que Defensa Civil preveía como la potencialmente más complicada, es decir en las inmediaciones de la Ruta Provincial 10 hacia el norte, en el límite con San Luis, porque los campos están más empastados que en el resto de la provincia.

Justamente allí se han registrado los incendios más grandes en lo que va la temporada, a excepción del foco que se produjo en la zona de Quehué, donde se quemaron cientos de hectáreas. No obstante Clara se mostró expectante al indicar que “por como viene el año creo que vamos a tener una temporada tranquila”.

Brigadistas

El año pasado se hizo una inscripción para la realización de cursos de brigadistas en Defensa Civil, y se presentó un número importante de aspirantes. Algunos de los interesados incluso pasaron la noche en la vereda del organismo, lo que dejó a las claras la necesidad de conseguir trabajo de muchas personas.

Ayer, Clara dijo que quienes hacen y aprueban el curso, recién tienen la posibilidad de ingresar a Defensa Civil al año siguiente, porque la capacitación es anual, y si se producen las vacantes. “En lo que va del año indicó- de los que hicieron el curso no ingresó nadie porque no se produjeron las vacantes”.

Estructura

El director detalló a esta Agencia que en la actualidad Defensa Civil cuenta con nueve cuadrillas de entre cuatro y cinco personas cada una, es decir aproximadamente unas cuarenta personas destinadas al combate de incendios rurales.

Clara destacó que al trabajo se sumó al sistema provincial de bomberos voluntarios con más de cien personas capacitadas, remarcando también la infraestructura que se agrega con 38 cuarteles, una treintena de camionetas y quince autobombas forestales, “por lo que se amplía muchísimo la cantidad de personal que trabaja en los incendios”. En La Pampa “el sistema provincial de manejo del fuego estamos muy bien”, cerró.

Respecto a la relación con la administración nacional, dijo que en los próximos días habrá una reunión con los directores de Defensa Civil en la Secretaría de Protección Civil, pero más allá de eso destacó que “se siguió trabajando perfectamente bien con el Servicio Nacional de manejo del fuego”, y en ese sentido detalló que “acá hay un helicóptero, un avión hidrante y un avión vigía, así que seguimos trabajando normalmente”.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario