Nacionales | Mauricio Macri | Miguel Ángel Pichetto

El PRO sostiene a Pichetto para la AGN y divide aguas en la UCR

El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio fue el elegido para ser el titular de la Auditoría General de la Nación, aunque descartó dicha posibilidad.

Al pasar a la oposición, Juntos por el Cambio deberá designar al titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), pero mientras el PRO imagina al senador Miguel Pichetto en ese lugar, la UCR, que será el partido opositor más numeroso, aparece dividida y con su presidente, Alfredo Cornejo, al frente de la resistencia.

Se trata de un cargo que corresponde siempre a la principal fuerza de la oposición -a la que más votos tenga en el Congreso- y no es menor debido a que la AGN se encarga de auditar, entre otras cosas, las cuentas del Gobierno, por lo que el año que viene deberá revisar la ejecución presupuestaria del último tramo de la gestión de Mauricio Macri.

Si bien Pichetto dijo no estar interesado en ese puesto, una alta autoridad del PRO con terminal en la Casa Rosada indicó a NA que el ex compañero de fórmula de Macri ‘sigue siendo una posibilidad‘ para ellos, algo que se explica por la confianza que el senador construyó con el mandatario saliente en la campaña.

Fuentes de la Auditoría confirmaron que dentro del organismo que actualmente preside el peronista Oscar Lamberto ya se habla de un posible desembarco del senador, aunque también se lo menciona al radical Jesús Rodríguez, quien actualmente integra el cuerpo de auditores en representación de la Cámara de Diputados.

Precisamente en la UCR es donde el nombre de Pichetto divide aguas: el senador tiene el respaldo de un referente de peso como es el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, pero el sector que lidera Cornejo se opone, en medio de la presión que ejerce hacia dentro de Juntos por el Cambio para ocupar los puestos clave de la coalición.

Fuentes del radicalismo y de la AGN señalaron a Noticias Argentinas que el rechazo del grupo de Cornejo no se debe a la figura de Pichetto sino a la intención de negociar en paquete ese cargo junto con la presidencia de los bloques e interbloques del Congreso.

Esa división de los radicales conspira contra la expectativa del PRO sobre Pichetto, porque la Constitución Nacional establece que el presidente de la AGN debe ser nombrado a propuesta del partido de oposición con mayor número de legisladores, nada dice de coalición o frentes, lo que le da la ventaja a la UCR.

Con la nueva composición del Congreso, la UCR tendrá 63 legisladores (47 diputados y 16 senadores nacionales), mientras que el PRO contará con 59 (51 diputados y ocho senadores), por lo que el radicalismo estará en posición de designar por sí solo al futuro presidente de la AGN o bien avalar la propuesta del PRO en el marco de un acuerdo dentro de Juntos por el Cambio.

La AGN está compuesta por un colegio de seis auditores (tres por el Senado y tres por la Cámara de Diputados) y un presidente, cargo que actualmente ocupa el peronista Oscar Lamberto, promovido en 2016 por Pichetto.

El titular de la Auditoría es designado a propuesta del partido opositor con más legisladores, mediante una resolución conjunta de los presidentes del Senado y de Diputados, mientras que ambas cámaras eligen, de acuerdo a la proporción de fuerzas, a tres representantes cada una.

FUENTE: NA

Dejá tu comentario