POLICIALES | Violencia | General Pico | Guillermo Komarofky

Brutal hecho de violencia en el microcentro

Una joven de 21 años fue detenida y acusada de haber golpeado con un vaso a un muchacho de 18 y haberle provocado heridas consideradas "graves".

En el allanamiento realizado por la Policía, además, se encontraron estupefacientes, por lo que se le dio intervención al Juzgado Federal.

Un hecho de características graves tuvo lugar en General Pico, cuando una joven de 21 años de edad, identificada como Yasmine Brisbane, agredió a un muchacho de 18 años, por detrás y con un vaso, provocándole cortes profundos en distintas partes del cuerpo.

De acuerdo a lo que informó el fiscal Guillermo Komarofky, el hecho en cuestión se produjo en un local céntrico situado en la calle 18 casi esquina 17 (Birra Nova), cuando por motivos que la Justicia investiga, Brisbane atacó a Angel Juan Pablo Morales (18) -aparentemente sin mediar palabra-, que junto a un grupo de amigos se retiraba del lugar.

Si bien hasta el momento se desconocen las causas por las cuales se produjo la agresión, algunos testigos refirieron a “una cuestión de celos”, más allá que se daba por seguro que la víctima no conocía a su agresora. Se estima que Brisbane se violentó cuando observó que Morales estaba con una chica allegada a ella.

Komarofky sí explicó que Yasmine Brisbane había sido condenada hace aproximadamente un año por un hecho de violencia de género, en perjuicio de otra joven con la que había mantenido una relación de pareja, con lo cual se agravaría su situación actual, ya que en caso de ser encontrada culpable tendría que cumplir una pena efectiva.

El episodio ocurrió aproximadamente a las 2 de la mañana del viernes y Morales fue llevado por sus propios allegados al Hospital Gobernador Centeno, donde los médicos que lo atendieron procedieron a realizarle puntos de sutura en su cabeza, cara y una de sus manos, ya que -según se explicó-, el joven recibió primero un golpe con el vaso en la parte posterior de su cabeza, pero cuando se dio vuelta para entender lo que pasaba, siguió recibiendo agresiones (ya con el resto que quedaba de la copa). Así fue que sufrió cortes a la altura del ojo izquierdo y una de sus manos.

Desde la Justicia se aclaró que Morales realizó la denuncia correspondiente ese miércoles por la tarde, y que allí se activaron todos los mecanismos para comenzar con la investigación, lo que incluyó la revisión de las cámaras de seguridad y las declaraciones de la víctima y los testigos, lo que le permite a los funcionarios judiciales, a ésta altura de los acontecimientos, prácticamente no tener dudas de cómo ocurrió el grave hecho y quien fue la responsable.

Durante el procedimiento realizado en un complejo de departamentos situado en la 34 entre 13 y 15, la Policía detuvo a la chica, que no opuso resistencia, pero además se encontraron estupefaciente, por lo cual se le dio intervención al Juzgado Federal.La Policía allanó una vivienda del barrio Pacífico y detuvo a la agresora.

Dejá tu comentario