DEPORTE | AFA | Boca | coronavirus | Independiente | River | Superliga

Boca le dio continuidad a su buen momento

Boca le dio continuidad a su buen momento y goleó esta noche 4 a 1 a Godoy Cruz, en un partido correspondiente a la primera fecha de la zona A, disputado en el Malvinas Argentinas, a puertas cerradas. Julio Buffarini y Eduardo Salvio, a los 7 y 30 minutos del primer tiempo, y Carlos Izquierdoz y Jorman Campuzano, a los 22 y 43 del segundo, marcaron los tantos del ‘xeneize’, reciente ganador de la Superliga. En tanto, Tomás Badaloni, a los 28 minutos de la primera parte, marcó el único gol del conjunto mendocino.

Boca fue superior la mayor parte del encuentro, con buenas actuaciones de Fernández, Buffarini e Izquierdoz, entre otros, y sufrió en algunos momentos, pero volvió a ser contundente en ataque y terminó cerrando una justa goleada. El partido se jugó sin público por disposición de las autoridades debido al avance del brote de coronavirus.

Boca dominó las acciones prácticamente desde el pitazo inicial y con el correr de los minutos, acentuó su superioridad, pero el ‘Tomba’ de a poco empezó a reaccionar, hasta que el gol del marcador central ‘xeneize’ en el ST fue un golpe de nocaut para el conjunto local y los últimos minutos fueron una sucesión de llegadas de Boca.

Finalmente, no se jugó en el ‘Monumental’

Tal como había anticipado River, el partido que debía disputar este sábado ante Atlético Tucumán en el ‘Monumental‘ no se disputó debido a que las puertas del mismo estuvieron cerradas, de acuerdo a lo que constató el árbitro Germán Delfino, quien iba a dirigir el encuentro. El partido, correspondiente a la primera fecha de la zona B, debía disputarse desde las 17.45, pero un día antes River anunció que no se iba a presentar debido al avance del coronavirus.

La AFA y la Superliga habían advertido que podía ser sancionado en caso de no presentarse, dado que la fecha en su totalidad se aprobó para jugar, luego de mantener conversaciones con las autoridades sanitarias de la nación. Más allá de la decisión unilateral de River, Delfino se hizo presente en el estadio, por una entrada de la calle Figueroa Alcorta, pero se le informó que las instalaciones estaban cerradas.

Delfino también estuvo acompañado por la escribana Marisa Galarza para labrar un acta, y la notaria indicó que “se dejó constancia que el partido no se podrá jugar porque el club está cerrado”. En declaraciones a la prensa, Delfino explicó que ahora tiene que hacer “el informe correspondiente y luego pasará al Tribunal de Disciplina de la AFA y la Superliga”, que tomará cartas en el asunto.

Delfino estuvo acompañado de sus colaboradores Hernán Maidana y Diego Martín, y Diego Abal, el cuarto árbitro, para el encuentro que estaba previsto que se disputara a las 17.45. Las autoridades de Atlético Tucumán y el personal de utilería llegaron casi al mismo tiempo que el árbitro, pero tampoco pudieron acceder al estadio.

Independiente comenzó con el pie derecho

En medio de un despoblado ‘Libertadores de América’ a raíz de la medida de prevención adoptada para evitar la propagación del coronavirus, Independiente se impuso a Vélez Sarsfield por la mínima diferencia, al cabo de un aceptable encuentro disputado en el marco de la primera jornada de la Zona A.

Silvio Romero, a los 19 minutos del complemento a través de un penal, marcó la diferencia a favor del conjunto que dirige Lucas Pusineri.

En medio de un desarrollo parejo, el dueño de casa asomó como algo más compacto y venció con total legitimidad, pese a resultar favorecido por la sanción de un penal que solo existió en la frondosa imaginación del juez de la contienda.

Al terminar de peregrinar por un reciente torneo que lo mostró en una versión muy deslucida, el ‘Diablo’ se programó para intentar capturar este nuevo certamen ante un ‘Fortín’ que tuvo como guía estratégico desde el banco de suplentes a Guillermo Moriggi en reemplazo del renunciante Gabriel Heinze, coyuntura que pareció afectar anímicamente a un visitante que no tuvo ni la frescura ni el cambio de ritmo de otrora.

Un Vélez desnortado que parece sentir saudades por varios inoportunos alejamientos de su plantilla, no alcanzó a generar una sola jugada de riesgo que lo ponga a tiro de una igualdad, que a decir verdad nunca mereció al fracasar el irregular Centurión y el juvenil Almada en sus funciones específicas.

Dejá tu comentario