Provinciales |

Rauschenberger: “En esta elección se juega el proyecto de provincia”

“Por mis venas corre sangre justicialista”; fue la frase de presentación de Ariel Rauschenberger al comenzar a hacerse cargo de la precandidatura nacional, de cara a las PASO del 13 de agosto próximo, encabezando la lista de diputados del oficialismo pampeano.

El actual diputado provincial sostuvo que “en esta elección no se juega sólo un diputado más o un diputado menos, se juega un proyecto de provincia, porque un buen resultado electoral en el 2017 es la plataforma para seguir gobernando con éxito a la provincia de La Pampa a partir de 2019”.

Explicó además que “nuestras fortalezas se centran en la unidad que hemos alcanzado, en la buena gestión que está llevando adelante Carlos Verna y en las promesas incumplidas por el Gobierno Nacional”.

“Tengo el orgullo y la responsabilidad de ser precandidato a diputado nacional por el Partido Justicialista. Esta convocatoria me sorprendió, aunque debo reconocer que no lo hizo el hecho que que el gobernador convocara a gente de otro sector para formar la lista, porque Carlos Verna venía hablando de la unidad desde hace mucho tiempo. Sí me sorprendió que me eligiera a mí, porque estoy cumpliendo funciones en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y pense que quizá iba a convocar a otra persona para ser precandidato, ya que hay muchos compañeros que están capacitados para desarrollar correctamente la función”, sostuvo Rauschenberger

Reveló que “tuvimos una charla preliminar donde el gobernador me habló de la posibilidad de representar al Justicialismo en estas elecciones. Con el gobernador tengo una relación anterior, porque trabajé en su primera gestión integrando el equipo de gobierno y en la Cámara, desde el momento que asumimos en 2015, nos propusimos trabajar para el conjunto, apoyando la gestión del Ejecutivo, aportando proyectos de los distintos legisladores que integran el bloque, pero también apoyando a los que llegan del Ejecutivo”.

“Durante las charlas que tuvimos con Carlos Verna hablamos de la situación del Justicialismo a nivel provincial, la visión que teníamos del proceso electoral y en una de esas charlas me planteó esta posibilidad”, añadió.

¿Ha percibido usted que, a pesar de ser un técnico, muchos sectores del PJ apoyaron su candidatura?

Sí. El gobernador me dijo que era importante que yo representara a La Pampa habida cuenta de la agenda legislativa que se abordará el año que viene. Me dijo que era necesaria una persona con mi perfil, porque es cierto que ocupé diferentes cargos con responsabilidad política, pero con carácter técnico, así me formé, pero soy justicialista, por mis venas corre sangre justicialista. Mi papá fue intendente de Bernasconi entre 1987 y 1991, y recuerdo que en aquel momento, muy difícil de la historia argentina, su mayor preocupación era poder pagar los sueldos a fin de mes.

Hoy la situación en la provincia es totalmente distinta, los intendentes tiene otras posibilidades a partir de las decisiones políticas tomadas por el actual gobernador, que permiten llegar con recursos a los diferentes pueblos, a partir de obras, créditos, aumento de la coparticipación, a la distribución de las regalías y del fondo de la soja.

En aquellos tiempos era complicado ser intendente, no es que ahora sea sencillo. porque ellos son los que siempre están en la primera línea a la hora de resolver los problemas de la gente, pero seguramente cuentan con otras herramientas y la sociedad ha ido cambiando.

respecto al consenso, el Gobernador me dijo que había hablado con representantes y referentes de las distintas líneas del justicialismo y que mi persona no tenía resistencia en cuanto a la posibilidad de ser candidato, por eso me planteaba la posibilidad en el marco de lograr la unidad, que es muy necesaria para los momentos que estamos viviendo, tanto en La Pampa, como en todo el país.

¿En que circunstancias entró usted a trabajar en el Gobierno de La Pampa?

Yo era muy joven, 22 o 23 años. Estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Pampa, tenía el mejor promedio de mi promoción y el contador (Osvaldo) Dadone, que era el Ministro de Hacienda, me convocó a trabajar.

Ingresé como empleado en la Contaduría General de la Provincia, luego pasé a la Dirección de Presupuesto y en diciembre de 1991 asumí como tesorero General de la Provincia. Tenía 25 años, una responsabilidad muy grande… y un susto bárbaro.

Más tarde fui subsecretario de Hacienda, que es como el vice ministro de Hacienda, con el doctor Marín, más tarde cumplí la misma función con Carlos Verna, fue ministro de Hacienda y Finanzas entre 2007 y 2011, con el contador Jorge y posteriormente Ministro Coordinador de Gabinete entre 2011 y 2015.

En Hacienda siempre me ha tocado ser el malo de la película, era el que tenía que ponerle freno a las aspiraciones de todos los ministerios. La idea siempre es poder conciliar, porque en la medida que los proyectos son viables, los recursos tienen que aparecer. No se puede decir que no, por no mismo.

También le tocó ser parte de negociaciones paritarias…

Sí, fue una experiencia muy enriquecedora. En 2006 arrancamos con la paritaria docente y posteriormente se amplió al resto de los gremios. Lo bueno de la experiencia es que siempre estuvo el interés general por sobre los particulares, y eso nos permitió que cuando los recursos eran escasos, siempre primó la buena voluntad del Gobierno y de los Gremios, siempre pensando el lo mejor para los trabajadores, que los gremios representaban pero nosotros también, porque para nosotros el recurso humano es fundamental. Por eso hemos tenido un buen entendimiento y, más allá de las peleas lógicas, tuvimos una muy buena relación y logramos muchos acuerdos que permitieron dar una respuesta que permitió mejorar la calidad de vida de ellos.

¿Cuáles cree que son sus fortalezas y sus debilidades de cara a la campaña que se aproxima?

Como legislador provincial, una vez por semana voy a diferentes pueblos de la provincia para tener contacto con las instituciones, los intendentes y la gente, que te da un panorama real de lo que está pasando y cómo se está viviendo.

Lamentablemente el gobierno Nacional ha prometido muchas cosas que no está cumpliendo, vemos que la desocupación viene en aumento, que se han adoptado medidas que no paran la inflación, por el contrario, están agravando la situación, porque se ha caído el consumo con las determinaciones que se tomaron.

La pérdida de liquidez del mercado ha generado pérdida del consumo, perjudicando a la gente que menos tiene, a la mayoría de los argentinos.

Desde el punto de vista político, nuestra principal fortaleza esa la unidad, es importantísimo que sigamos en éste proceso de unidad, es fundamental, más allá de los nombres, sino en cuanto a las ideas. Sabemos que hay heridas que hay que cerrar, pero debemos hacerlo por el bien del justicialismo y también para captar el voto del resto de la sociedad, sobre todos de los independientes.

Por otra parte, otra de nuestras fortalezas es la buena gestión que está llevando adelante Carlos Verna, a pesar del marco socioeconómico y político, tomando medidas para generar empleo, a pesar de lo que hace el gobierno Nacional, que no ayuda en nada. Entiendo que la gente, a la que cada vez le cuesta más llegar a fin de mes, va a valorar esta situación.

Está claro que hay un malhumor social, más allá que no lo manifieste agresivamente, porque quiere darle un voto de confianza, pero esa paciencia se va terminando.

En esta elección no se juega un diputado más o un diputado menos, se juega un proyecto de provincia, porque un buen resultado electoral en el 2017 es la plataforma para seguir gobernando con éxito a la Provincia de La Pampa a partir de 2019.

Nosotros tenemos una gran diferencia con la oposición, ellos se juntan para ganarle al Justicialismo, pero lo nuestro no termina en un resultado electoral, trabajamos para solucionarle los problemas a la gente, ir al Congreso de la Nación a plantear los temas que le interesan a La Pampa, que es una provincia que, según entendemos, no está considerada como corresponde.

Lo que hablamos con el gobernador es que vamos a trabajar el conjunto con el gobierno provincial, con los intendentes, con las instituciones, abrir puertas y para gestionar obras y más trabajo ante la Nación para La Pampa.

El gran desafío es lograr dos bancas para el justicialismo, porque en la medida que alcancemos eso vamos a sentir el respaldo de la gente y plantarnos frente al Gobierno Nacional para decirle que es lo que necesitamos y que es lo que pretendemos. Hay obras en el Presupuesto Nacional que lograron incluir nuestros diputados, pero no sabemos si las van a ejecutar.

Hace unos días vino el Ministro del Interior (Rogelio Frigerio) y dijo que la obra del Proyecto de los Daneses no se podía hacer porque no tenían el proyecto ejecutivo, cuando hace mucho tiempo fue licitada en 2002 o 2003, lo tienen desde aquel momento. Se supone que si se pone una obra en el Presupuesto, está cuantificada. No puede ser una excusa eso, debió haberse informado mejor.

Vamos a defender el tema de los ríos para La Pampa, donde no vamos a resignar nuestros intereses; la obra del Acueducto a Pico, que también es una obra más que necesaria por la calidad del agua que hay en el norte de la provincia.

Dejá tu comentario