Provinciales | La Pampa | La Reforma | Municipalidad

Gran concurrencia en la primera jornada del "Folkloreando"

Centenares de piquenses disfrutaron esta noche de una jornada de bailes folklóricos en la Plaza San Martín, organizada por la Municipalidad de General Pico, a través de la Dirección de Educación y Cultura.

La misma fue creada bajo el objetivo de fomentar el baile tradicional folklórico en las calles de la ciudad, por lo que se eligió la Plaza de Avenida San Martín entre calles 9 y 11 para exponer la música de este género.

Desde las 20:30 horas una gran cantidad de participantes comenzó a concurrir el sitio, donde también se presentaron academias de baile y vecinos en general.

Allí estuvo presente el director de Educación y Cultura del municipio, José Luis Angelucci, quien mencionó que “Pico es un lugar donde se baila mucho folklore, hay mucha gente. En esta epoca del año todo el mundo relacionado con el sector dejaba de ir a practicar en sus academias o talleres, por lo cual no queríamos que se cortara. Es por eso que se notó una jornada muy concurrida”, sostuvo.

Seguidamente, agregó que “se repetirá todos los miércoles acá, en la Plaza, a partir de las 20:30 y hasta las 22:30 horas aproximadamente. Es abierto, gratuito, como otras actividades que presentará la Municipalidad, como Cine bajo las Estrellas, otros eventos de verano, el Cosquín Rock, y diferentes jornadas artísticas gratuitas en las que queremos que participe toda la gente”, explicó el funcionario.

Angelucci adelantó que “este tipo de jornadas serán un eje, estarán instauradas y queremos continuar con otras propuestas para llegar primordialmente a los barrios, es lo que nos interesa, incluso esta misma jornada. La idea es poder trabajar para toda la comunidad, no solo piquense, sino para que todos los que visitan la ciudad tengan una actividad gratuita para disfrutar o desarrollar”, puntualizó.

Respecto a la difusión del evento, el director de Educación y Cultura manifestó que “propusimos la jornada y luego la informamos a los involucrados en el folklore local. Enseguida fue bien recepcionada la idea y comenzó a difundirse entre las academias. Es por eso que hoy notamos gente y público en general pero también agrupaciones folklóricas que están identificadas con su vestimenta”.

Por último, expresó que “esperemos este tipo de eventos se sigan dando de esta manera, porque está bueno para Pico, realmente”, finalizó.

Un espacio buscado

Lucas Quintero, uno de los profesores y referentes del ballet folklórico en la ciudad, estuvo participando de la jornada y en este contexto dialogó también con La Reforma para brindar su opinión respecto al nuevo espacio de encuentro.

“Es un espacio que la comunidad del folklore viene buscando e intentando crear desde el año pasado, puntualmente. El taller de la Universidad de La Pampa lo venía haciendo, para el día de la zamba, del folklore y de la danza también”, comenzó.

Y consideró que “la gente se siente cómoda, le gusta venir a recrearse. No es un lugar para venir a tomar una clase, o al menos ahora no está pensado así. Todo el año se toman clases mediante los diferentes talleres que hay en Pico, y la Dirección de Cultura quiso que esto no se corte, que haya una continuidad para poder encontrarnos, vernos las caras, estar en contacto con el otro”, continuó Lucas.

El profesor añadió además que “hoy vi personas participando de la jornada que hace tiempo no veo en las peñas. Quizás se enteraron del evento y vinieron, o pasaron y se encontraron con el folklore”.

Además, indicó que “puede ser que hoy seamos muchos, y el miércoles que viene seamos menos, o más, porque hay circunstancias que nos afectan y podemos asistir o no. Pero ya sabemos que existe este espacio, los miércoles, que podemos venir a bailar y encontrarnos”, expresó.

Por último, puntuando la actividad, Lucas destacó: “a mí me gusta mucho que la gente esté hoy bailando, contentos. Yo le pongo un 10 a la jornada, a ellos, porque son una pata muy importante en un taller de folklore, no sólo los profesores, sino la gente que asiste, lo cálidas que puedan ser, haciéndonos sentir cómodos al frente de una clase. Les pongo un 10 a ellos porque vinieron a pasar una noche un día de verano, un día de semana y con mucho calor. Así que, el 10 se lo pongo a ellos”, finalizó.

Dejá tu comentario