Turismo | embajador argentino | República de El Salvador

El Salvador y Argentina continúan fortaleciendo el camino de las oportunidades y desafíos comunes

Rubén Javier Ruffi (48) es, desde marzo pasado, el representante del Estado argentino en la República de El Salvador. En una entrevista con un colaborador de este medio destacó el excelente momento de las relaciones bilaterales, potenciado por una impronta que pretende apuntalar y expandir el nivel de cooperación en temas sensibles como Derechos Humanos, juventud, inclusión social, educación, salud, modernización del Estado,transporte y movilidad urbana, medio ambiente, agricultura y ganadería, entre otros.

San Salvador – (Colaboración de Rubén Gaite)- El embajador argentino en la República de El Salvador es, a pesar de su juventud, un diplomático de extensa trayectoria. Su abultado CV incluye, a modo de primera presentación, su formación de base con estudios en la Universidad de Buenos Aires donde logró su licenciatura en Ciencias Políticas (1991) y, tiempo después, en la especialización en Relaciones Internacionales (UBA-1991) y en un Máster en Comercio Internacional e Integración

(Universidad de Montevideo – 2004). Nacido en Buenos Aires en el año 1971, Ruffi cuenta con un perfil idiomático en español, inglés, italiano y francés.

Fue Representante Alterno de la República Argentina para MERCOSUR y ALADI (2015-2017); Representante Permanente para MERCOSUR y ALADI (2012-2014), Director de MERCOSUR Político, Subsecretaría de Asuntos Latinoamericanos (2006-2012); Representación Argentina para MERCOSUR

-ALADI (1998-2006), Dirección del MERCOSUR, Subsecretaría de Integración Económica Americana y MERCOSUR (1995-1998). Profesor, titular de cátedra, adjunto y ayudante de cátedra se incluyen

dentro de sus actividades académicas; al igual que condecoraciones, distinciones y premios como el Miguel Ángel Cárcamo y, finalmente, partícipe de casi una veintena de seminarios y cursos nacionales e internacionales.

En su despacho Ruffi recibió a un colaborador del diario LA REFORMA junto al cónsul Matías Valverde para hablar extensamente de las relaciones entre los dos países enfatizando especialmente, en la nueva etapa institucional del país centroamericano a partir de la reciente asunción del nuevo presidente salvadoreño Nayib Bukele, de 37 años, el primer mandatario más joven de Latinoamérica.

L/R: ¿Cuáles son las iniciativas actuales de cooperación mutua entre Argentina y El Salvador?

RR: “El programa de cooperación técnica bilateral 2015-2017 (Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur – FO.AR ), que se extendió hasta el 2018, estuvo focalizado en dos áreas principales: la de Derechos Humanos donde a través del Equipo Argentino de Antropología Forense se brindó asistencia al Instituto de Medicina Legal para exhumaciones en El Mozote y lugares aledaños (masacre ocurrida en diciembre de 1981)y en la instalación del Banco de Perfiles Genéticos de niñas y niños desaparecidos en el conflicto interno, proyecto que se extenderá en una segunda fase a la niñez desaparecida como consecuencia del accionar de Las Maras y otras organizaciones

delictivas. A la fecha continúan remitiéndose muestras a Buenos Aires en el marco de este programa. También en la misma materia hay un proyecto triangular para el fortalecimiento de programas de reinserción de personas privadas de libertad en centros penales de alta peligrosidad. Además, hay un capítulo de fortalecimiento institucional para la implementación de políticas públicas de diversidad sexual que se trabajó con el colectivo LGTBI, así como para la implementación de políticas nacionales de inclusión social, especialmente en lo atinente a la juventud. Hay otro segmento muy fuerte de cooperación en agricultura y ganadería.

Esto es tranqueras adentro con el INTA en materia de capacitación en extensión agropecuaria en el corredor seco centroamericano, en la reconversión productiva ganadera y en el establecimiento de huertos caseros y la producción y comercialización de agroalimentos; como tranqueras hacia afuera con el INTI, en cuestiones que tienen que ver con la operación y administración de rastros municipales (mataderos), el tratamiento de aguas residuales y el manejo de desechos sólidos. Entiendo que hay una colaboración muy fuerte, integral, de entre 10 y 12 programas o proyectos específicos. En la actualidad preveemos convocar a una nueva reunión de la Comisión Mixta de Cooperación Argentina - El Salvador para continuar con esos proyectos e impulsar nuevas iniciativas.

L/R: ¿Qué objetivos persiguirá esa comisión mixta?

RR: “Darle un marco institucional a los proyectos de cooperación que ya hemos lanzado con el gabinete de gobierno de la administración del presidente Bukele en materia de modernización del Estado, Gobierno abierto y transparente, así como en la conformación de una agenda digital para El Salvador. Venimos trabajando en materia educativa con inclusión y alfabetización digital, robótica, programación e inteligencia artificial aplicada a los tres niveles educativos (inicial, primario y secundario), salud digital, telemedicina y conformación de una historia clínica única digital como tenemos en Argentina. Además estamos cooperando en materia de transporte, movilidad urbana y seguridad vial junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial de nuestro país y al Ministerio de Transporte con su homólogo local. En ese marco hemos intercambiado buenas prácticas en lo relativo al Sistema Único de Boleto Electrónico (Red SUBE), la reformulación del BRT salvadoreño (similar al Metrobus porteño) es decir, todo un amplio segmento focalizado en la innovación y en la promoción de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. Entiendo que para

El Salvador se ha abierto una nueva instancia de trabajo horizontal e interdisciplinario en aquellas temáticas relacionadas con la modernización del Estado y de la puesta de la administración pública al servicio del ciudadano. En esa línea colaboramos con la Secretaría de Innovación, con el Comisionado Presidencial de Asuntos Estratégicos, con la Secretaría de Comercio e Inversiones, así como con los Ministerios de Economía, Hacienda, Educación, Cultura, turismo, Transporte, Medioambiente, Agricultura y Ganadería. En fin, hay un nivel de cooperación muy interesante.

L/R: ¿Cuántos argentinos residen en El Salvador, qué hacen?

RR: “Tenemos que diferenciar entre los argentinos que están viviendo en El Salvador y otra los que están matriculados en el consulado, con quienes tenemos un vínculo aceitado y un trato prácticamente cotidiano. Estos últimos son unos 300 con radicación permanente y unos 50 que residen de forma temporaria, por ejemplo aquellos ingenieros y profesionales que trabajan en la construcción de la represa hidroeléctrica El Chaparral. En cuanto a las profesiones de los argentinos residentes, tenemos una gran variedad, funcionarios en organismos internacionales, empresarios, religiosos, deportistas, directores técnicos, locutores,periodistas, abogados, doctores, contadores públicos, artistas, bailarines, escultores y chefs, entre otras tantas.

L/R: A través de ese contacto de coparticipación, ¿qué imagen tienen los salvadoreños de lo que acontece en Argentina?

RR: “Tienen una imagen muy positiva de la Argentina y de nuestra gente, conocen y aprecian nuestro deporte, nuestra cultura, nuestra música y nuestro cine. Hay una relación de mutuo cariño y lazos históricos de amistad y hermandad entre nuestros pueblos".

L/R: ¿Considera que se abre una nueva etapa a partir de la asunción del presidente Bukele?

RR: “El Presidente Bukele es un mandatario muy joven, pero tiene una historia política muy sólida para su corta edad. Primero fue alcalde de Nuevo Custaclán, luego de San Salvador. Si bien perteneció al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, luego se fue por desavenencias internas para fundar Nuevas Ideas y ganó las elecciones en febrero de este año con el partido GANA con el 53% de los votos. Tiene un gran apoyo de la gente y, desde el 1º de junio en que asumió, a cumplido con las expectativas en él depositadas, en particular con la implementación de un Plan Integral enfocado en el desarrollo económico, en la educación e inclusión social de todos los salvadoreños, principalmente de los jovenes, y en resolver las cuestiones vinculadas con la inseguridad. Hoy estamos apenas en las primeras fases del Plan de Control Territorial (tiene siete) pero ya hay resultados concretos y una reducción sustancial de los índices delictivos. Es un plan de intervención integral y multidimensional, donde están involucradas no sólo las fuerzas de seguridad sino también los ministerios de Educación, Cultura, Desarrollo Social, Turismo, Deportes, vivienda, obras públicas y transporte, entre otros.

L/R: Se nota un dinamismo importante en la embajada que usted conduce,¿cree que podría modificarse en algo si es que en Argentina hay un cambio de gobierno?

RR: “La embajada argentina representa al Estado, no al Gobierno.Desde ese punto de vista, la política exterior es una política de estado, basada en la continuidad en de los proyectos e iniciativas en materia económico-comercial, política, institucional, social y de cooperación. El nuevo programa de cooperación lo diseñamos y comenzamos a implementar recientemente porque se vincula a las necesidades y requerimientos de las nuevas autoridades en El Salvador. Desde el punto de vista de Argentina, la intención es continuar con su desarrollo y ejecución sin importar cual sea el resultado en las próximas elecciones en nuestro país. Esto es así porque la nuestra es una relación de Estado a Estado.

L/R: ¿Qué puntos de encuentros afines observa entre Argentina y El Salvador?

RR: “En términos generales lo primero que puedo señalar es que compartimos la importancia de promover y fomentar la educación y la inclusión social, principalmente de los más jóvenes, como motor del desarrollo económico. El principal recurso que tiene un país es su gente, el recurso humano, y hay que cuidarlo y formarlo, hay que cultivarlo y protegerlo. Por otra parte, desde lo humano, tenemos una forma de ser muy similar, el salvadoreño es muy solidario aún en situaciones complicadas, como lo es el argentino. Siempre cuento una anécdota al respecto que pinta al salvadoreño. Cuando llegue aquí y agradecía a alguien por algo que había hecho por mí no me decían de nada como se dice en Argentina, sino "ya sabe". Y es una expresión muy interesante no?.

Porque al cabo de un tiempo ya "sabes", sabes que el salvadoreño siempre te ofrece una puerta abierta en su casa, en su trabajo, en su vida. "Sabes" que contás con él, con su apoyo y su amistad sin importar si está pasando por un momento complicado o una situación difícil. Finalmente, tenemos que destacar que Argentina y El Salvador comparten los valores fundamentales como son el sistema republicano de gobierno, el apego a la democracia y al orden constitucional, la promoción irrestricta de los derechos humanos. Todos son elementos que nos unen y no existe ninguno que nos separe”.

L/R: Hay grandes empresas argentinas comprometidas con programas importantes como el proyecto “Ciudad Mujer” en El Salvador, ¿es común esa participación empresaria argentina en proyectos o programas similares?

RR: “Tenemos contacto con todas las empresas que están en El Salvador, con quienes producen, importan, distribuyen o comercializan productos argentinos, sean bienes o servicios. También hay empresas de capitales argentinos que están vinculadas con grandes obras de infraestructura. Procuramos acompañarlas en las iniciativas que emprendan y estar cerca de quienes trabajan en ellas. Esa es nuestra función primordial.

L/R: Sabemos que recientemente el Servicio de Traumatología del Hospital Italiano de Buenos Aires fue reconocido por sus más de 50 años de capacitación a profesionales salvadoreños, ¿existe esa relación cercana en otros ámbitos profesionales?

RR: “Sí, hay una estrecha relación entre profesionales argentinos y salvadoreños, no sólo en el sector salud. Existen programas de cooperación, intercambio y formación promovidos por nuestros gobiernos como iniciativas específicas en el sector privado. Por ejemplo, en materia gubernamental en estos días se han presentado funcionarios de la Procuradoría de Derechos Humanos y de la Cancillería salvadoreña para participar en un curso de Antropología Forense que tendrá lugar en Argentina. También hay miembros del Servicio Penitenciario local formándose en nuestro país. Existen intercambios constantes en muchas áreas. De igual forma estamos promoviendo cursos de capacitación virtuales en materia de turismo, tanto para funcionarios gubernamentales como para operadores privados, programas de intercambio deportivo (en fútbol, básket, surf, tenis y padlle, entre otras disciplinas). Estamos trabajando para que el plantel de fútbol de primera del Club Atlético Lanús venga a hacer su pretemporada aquí. Queremos que deportistas salvadoreños viajen a Argentina a formarse, a capacitarse y a competir en varias disciplinas y que también vengan a visitarnos desde nuestro país deportistas, entrenadores y profesionales vinculados a la actividad deportiva y recreativa. Hemos contactado al Ministerio de Turismo local y al Instituto del Deporte Salvadoreño con la Agencia Nacional del Deporte y con la Secretaria de Gobierno de Turismo Argentina, con el Presidente de la Federación Argentina de Surf, que es un argentino, y con el Presidente de la Federación Argentina de esa disciplina, a fin de promover la cooperación y el trabajo conjunto, en el marco del Proyecto estratégico que impulsa el Presidente Bukele denominado Surf City.

L/R: Usted lleva pocos e intensos meses de gestión, pero como representante de un Estado está disponible para una posible mudanza hacia otro destino. Si así fuese ¿qué cree que dejó como impronta para su reemplazante o, en caso contrario, cuáles serían los ejes de gestión y objetivos para el corto, mediano y largo plazo si es que continúa aquí?

RR: “Los diplomáticos de carrera, como es mi caso, estamos a disposición de las autoridades para trasladarnos, por razones de servicio, hacía otros destinos o para retornar a la República Argentina a cumplir nuevas funciones en cualquier momento. Pero siempre trabajaré, desde donde me toque, promoviendo los valores del Servicio Exterior de la Nación. Hoy tengo el honor de representar a la República Argentina en la República de El Salvador y lo hago con una profunda vocación de servicio. En este tiempo he podido profundizar la agenda política, económico comercial y de cooperación bilateral. También he construido una intensa y fluida relación con la comunidad argentina residente. Espero que como yo he sabido continuar con las políticas e iniciativas de mis predecesores, quienes me sucedan hagan lo propio con lo que hoy estamos impulsando desde la Embajada."

Dejá tu comentario