MIÉRCOLES 01 de Febrero de 2023
 
 
Compartir
Twittear
 

Virus del Papiloma Humano

El cáncer de cuello de útero, que provoca 3 mil casos nuevos y más de 2 mil muertes por año, es prevenible si se detecta de modo temprano y se tratan las lesiones.

El Virus del Papiloma Humano es una infección que puede producir cáncer de cuello de útero y la vacuna que adquirió el ministerio es bivalente, ya que inmuniza contra los genotipos 16 y 18, que representan el 77 por ciento de los genotipos del VPH de riesgo alto para producir cáncer. La inmunización, sostuvo la cartera sanitaria en un informe, contiene un adyuvante que favorece la protección cruzada contra otros genotipos, por lo que alcanza una cobertura del 93 por ciento.

La incorporación de la inmunización al Calendario Nacional de Vacunación forma parte de la estrategia del ministerio para combatir el cáncer cérvico uterino, que incluye la prevención de la enfermedad mediante la vacuna y la práctica del Papanicolaou (PAP).

El Virus del Papiloma Humano se transmite por contacto sexual y por lo general no presenta síntomas, salvo las verrugas genitales, en su mayoría causadas por los genotipos 6 y 11 que no tienen potencial cancerígeno y son patologías benignas. Los otros tipos de VPH por lo general no producen síntomas y las alteraciones son detectables a través de las muestras tomadas para el Papanicolaou.

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son crecimientos blancuzcos o color piel que son causados frecuentemente por ciertos tipos de virus del papiloma humano (HPV), que aparecen con mayor frecuencia en los genitales externos o cerca del ano en mujeres y hombres. Aunque con menos frecuencia, las verrugas genitales pueden aparecer dentro de la vagina y en el cuello del útero; a veces pueden causar síntomas como ardor, prurito o dolor. Como se adelantó, los tipos de HPVque causan verrugas genitales son diferentes de los tipos que pueden causar cáncer de cuello de útero.

Las verrugas genitales son muy comunes. Por medio de datos de encuestas se estima que aproximadamente 10% de los hombres y mujeres tendrán verrugas genitales a lo largo de sus vidas. Pudiendo aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una persona infectada. 

Pueden desaparecer solas sin tratamiento, sin embargo, cuando recién se descubren no hay forma de saber si van a desaparecer o aumentar de tamaño. Hay diversas opciones de tratamiento, dependiendo del tamaño o ubicación de estas verrugas genitales. Se puede aplicar una crema o solución especial en las verrugas; también pueden eliminarse por medio de congelación, cauterización o láser. Si no responden a estos tratamientos se las puede extirpar. 

Existe la posibilidad de que vuelvan a aparecer después del tratamiento, ya que aún puede haber presencia de los tipos de HPV que las causan.

Resumiendo

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta muy frecuentemente tanto a mujeres como a varones.

Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales 40 afectan la zona genital y anal.

Se clasifican en 2 grandes grupos:

-los VPH denominados ‘de bajo riesgo oncogénico‘, que generalmente se asocian con lesiones benignas, como verrugas y lesiones de bajo grado.
-los VPH denominados ‘de alto riesgo oncogénico‘. Son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18.

La infección persistente por estos tipos virales pueden evolucionar a cáncer.

El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el de cuello de útero, en la mujer.

La infección por estos virus puede evolucionar a otros tipos de cáncer (cada vez más presentes), como de ano, pene, vagina, vulva y orofaríngeos.

El VPH se transmite por contacto sexual. Es un virus de fácil transmisión y es muy común.
Se estima que 4 de cada 5 personas van a contraer uno o varios de los tipos de VPH en algún momento de sus vidas.

El objetivo de la vacunación contra el VPH incluye disminuir la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello uterino y la carga de enfermedad asociada al VPH, sus complicaciones y mortalidad.

Estrategia de vacunación
*    1era dosis: 11 años.
*    2da dosis: con un intervalo mínimo de 6 meses, después de la 1era. dosis.

Como estrategia adicional se recomienda la vacunación contra VPH para mujeres y varones entre 11 y 26 años que vivan con VIH y trasplantados con esquema de 3 dosis (0, 2 y 6 meses).
 

Dr Juan José Penna

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.