JUEVES 08 de Diciembre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

Un proceso electoral controvertido

Esta situación podría ser una cuestión natural, que está provocada por las diferencias, propias, de cada sector participante en una definición electoral.

En Argentina se dan opciones para todos los gustos. Izquierda, extrema izquierda, centro, derecha, extrema derecha y los que se reubican en un posicionamiento que procura un equilibrio centro-derecha o centro-izquierda.

Un escenario complejo, si tenemos en cuenta que se está provocando un quiebre social, al que materializamos como ‘grietas’ que se ha trasladado -inclusive- hasta dentro de los mismos lineamientos ideológicos.

Una revisión de consultores y encuestadores que intentan obtener el resultado que ofrezca más certeza a los posibles electores, van dando números que proyectados permiten tener una idea de quiénes se perfilan mejor ante la opinión popular.

Pero estos parámetros tienen acotadas situaciones, que no sabemos si forman parte de la consideración de los grupos especializados en analizar tendencias.

Sin lugar a dudas -y eso lo hemos comprobado, en anteriores oportunidades electorales- cuando concretan las consultas sobre un número determinado de personas, señalando sexos y edades a través de un mecanismo matemático, se proyectan hacia el de posibles votantes empadronados. Pero no se contemplan situaciones geográficas, que tienen mucho que ver en los números finales.

Nos ocurrió -por eso lo exponemos-que a un destacado encuestador, lo interrogamos sobre el resultado obtenido de lugares de la Pampa alejados de los centros siempre elegidos para evaluar. Por caso los del oeste profundo, cuya franja es muy extensa y hoy cuenta con un importante volumen de habitantes que bien pueden decidir una elección.

La sorpresa fue que desconocían, no solo la existencia, sino qué número de habitantes podía darse no solo en poblado sino en la zona rural. Esta situación realmente nos desconcertó, dado que los resultados que ofrecían no aseguraban, ni eran una garantía, salvo, las manejadas en lugares muy puntuales que por su densidad poblacional pueden considerarse determinantes en una elección.

Hoy estamos ante un suceso bastante similar al que venimos transitando desde hace varios años atrás. Lo controversial está presente y en esta oportunidad más marcado que nunca, ante la presencia de las disidencias o grietas que afectan interna y externamente a los partidos en disputa.

Algunos de los sectores que participan se van definiendo internamente y eso les otorga una mayor solidez a los análisis y encuestas realizados.

Otros están en pleno trabajo para determinar cómo van a encarar el cuadro eleccionario cuando tienen diferencias muy difíciles de salvar.

A estos dilemas, se le debe sumar, la inestabilidad socioeconómica que está afectando seriamente a todo el país. Nuestra provincia no es ajena a este desarreglo en el que se está procurando equilibrar ingresos con egresos.

Si se analiza provincia por provincia, es evidente que hoy La Pampa, San Juan, San Luis, entre otras están manejando sus números con eficiencia, resultando sus gestiones escasamente cuestionables. Proyectan a futuro.

Generan emprendimientos y han centrado parte de su accionar a incrementar y poner en marcha políticas publicas de obras y servicios que han morigerado -en parte- la situación laboral de los habitantes.

Otras están sujetas al manejo nacional, dado que sus ingresos se han visto reducidos y la ausencia de rentabilidades los ha llevado a ser dependientes, casi exclusivamente, del Estado Nacional.

Todo este panorama, sumado a la incertidumbre que se ha evidenciado alrededor de la ausencia de soluciones para los grupos sociales, los que vemos marchar y reclamar a diario asistencia oficial, plantea muchas dudas en lo que se refiere a resultados electorales para el 2023.

Estamos en pleno debate ideológico. Las futuras elecciones son -por ahora- parte de una gran sorpresa. Mientras los políticos no comprendan que la sociedad requiere soluciones y conocer programas de acción que ofrezcan crecimiento y posibilidades ciertas de mejorar, todo será una gran polémica que se develará en las urnas.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.