MARTES 23 de Abril de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

Profunda preocupación en el radicalismo por la posición intransigente de Javier Milei

El radicalismo está entre la espada y la pared. El futuro del Decreto de Necesidad y Urgencia dictado por el presidente Javier Milei se encuentra en la actualidad en la “cuerda floja”, porque entre los dirigentes del centenario partido habría posturas muy firmes en cuanto a tratarlo y finalmente rechazarlo, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado, pero tampoco quieren quedar pegados al “kirchnerismo” en una votación que va a tener mucha trascendencia pública.

¿Rechazan el DNU?

Por Javier Cid

La realidad, según revelaron fuentes altamente confiables, es que la preocupación de la dirigencia partidaria va mucho más allá del incómodo Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023, sino por el futuro del gobierno libertario, a partir de la intransigencia del presidente Javier Milei y algunos de sus más cercanos colaboradores, un círculo que -según cuentan- es tan minúsculo, como inexpugnable.
En declaraciones periodísticas y entre lágrimas (podrá creerse la autenticidad o no) el diputado por Córdoba, Rodrigo De Loredo, reconoció que el diálogo con el Gobierno “está cortado”, pero llamó la atención de muchos de los observadores el nivel de preocupación expuesta por el propio legislador, que dejó la entrevista periodística con ojos “vidriosos” y a partir de injustificables agresiones verbales.
En el radicalismo sienten, y ése fue el tema de varias reuniones internas que se produjeron en las últimas horas en Buenos Aires, que han quedado entre dos fuegos y que el tratamiento de la “Ley Ómnibus” los introdujo en un terreno fangoso del que difícilmente puedan salir indemnes.
Quienes se oponen al DNU y a la norma que el martes pasó a “comisión” en Diputados, acusan a los radicales de ir en contra de sus postulados históricos, apoyando a una “derecha que lo único que busca es entregar al país a los mercados y a los empresarios amigos”, mientras que los libertarios directamente los señalan como traidores, corruptos y coimeros. El propio Milei les tiró con “munición gruesa” a través de las redes sociales y eso los ha descolocado por completo.
En el radicalismo, encabezado por Martín Lousteau y De Loredo reconocen que tienen temor de cara al futuro del Gobierno y las consecuencias económicas y sociales que podrían tener un naufragio de los libertarios, que sólo han recibido el respaldo contundente -por lo menos en lo discursivo- de una parte del PRO, pero los “amarillos” también mostraron fisuras públicamente en las últimas horas a partir de una publicación en “Red X” de Horacio Rodríguez Larreta, quien ironizó tras la caída de la sesión que profundizó la crisis. El “tweet” del ex jefe de gobierno porteño, también desató un tenso ida y vuelta en las redes sociales.
En la UCR, concretamente, desean que se establezca con el Gobierno un canal de diálogo sincero, confiable y que se mantenga en el tiempo, pero al mismo tiempo lo ven como poco probable, dadas las características de la personalidad del titular del PEN. En ese marco, también aseguran que los gobernadores “están re calientes” con toda esta situación, porque además de ser apuntados por Milei como responsables del fracaso de la Ley Bases, ven cómo los fondos que necesitan para mantener los servicios en sus provincias están siendo recortados de manera brutal.
¿Cuál es la salida? se preguntan algunos radicales con responsabilidades de conducción, y para aumentar su preocupación analizan que por estos tiempos no aparecen en los partidos mayoritarios líderes “como Alfonsín o Duhalde”, que puedan ordenar a sus tropas y comenzar a generar los mínimos e impostergables consensos.

 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.