MIÉRCOLES 29 de Mayo de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

La política: un avispero

El presidente Alberto Fernández dijo que ‘hay que terminar con el barullo’. Lilita Carrió, aconsejó ‘rearmar filas y mirar cómo se reacomodan’. Máximo Kirchner, ya no sabe qué utilizar para entusiasmar a su mamá, Cristina para que se postule, mientras Javier Milei y su Libertad Avanza muestra un futuro difícil de entender.

Y como decía el conocido boxeador cordobés ‘La Mole Moli’ ¿Querés más?, señalando que todavía quedan nombres que están enzarzados en una disputa que nadie puede predecir a quién beneficia.
Los enfrentamientos y los controvertidos mensajes que se escuchan, hablan de una situación conflictiva, en la que no aparecen indicadores que muestren entendimientos que la sociedad vea como opciones a futuro.
La ‘pelea’ continúa en episodios, que se suceden de acuerdo a las estrategias que elaboran los grupos que están abocados a lograr espacio de poder en las elecciones que definen quién será el presidente en el próximo período, que se inicia el 10 de diciembre.
Mientras esto ocurre nos hemos convertido en el ‘gran supermercado sudamericano’, título que logramos merced al desajuste monetario que ha provocado una escalada del dólar, que no ha podido ser controlada y nos ha colocado en serias desventajas comerciales con los países limítrofes, principalmente Chile, Brasil y Paraguay, que nos han elegido para surtirse de alimentos y productos de diferente naturaleza, dado que obtienen ventajas considerables por efecto del cambio de moneda.
Mientras nuestros políticos se pelean; la suba del dólar tiene incontables consecuencias en la economía nacional, pero además, atrae día a día a miles de visitantes extranjeros que llegan al país con un solo objetivo: consumir. Es que el aumento del dólar en sus diferentes cotizaciones abarata los bienes y servicios que se venden dentro del país para los turistas extranjeros.
Vale recordar las circunstancias a las que obedece este comportamiento, que en alguna oportunidad los argentinos lo popularizamos con el ‘deme dos’, por las diferencias de la moneda.
Cabe recordar, que las compras que los extranjeros realizan con tarjeta de débito o crédito dentro del territorio nacional se convalidan con una cotización a valor dólar MEP ($436,94), con lo que obtienen una ventaja considerable respecto al valor del dólar oficial, que es el que se tomaba como referencia antes de noviembre del año pasado (hoy cotiza a $229). Muchos, además, recurren al mercado informal de cambios, donde obtienen una diferencia aún mayor (el dólar libre ronda hoy los $469).
Estas alternativas van mostrando una notoria transformación socio-económica que está sufriendo el país. Las elecciones en Paraguay, señalan un vuelco trascendente a la derecha, que ratifica en el país limítrofe la continuidad de una gestión que durante años lleva la ‘riendas’ de este territorio.
Una ratificación notoria al Conservadurismo Nacionalismo Republicanismo Corporativismo Populismo de derecha, que se denomina ‘Colorados’ y que viene desde hace años marcando el rumbo económico de ese territorio, donde en estos momentos se conjugan la disputa de EE.UU., China con una activa intervención de Xi Jinping y Taiwan, esta última consustanciada con todo el espectro de futuros negocios internacionales paraguayos, que pensaba modificar si llegaba a la presidencia Efraín Alegre, que se frustra por segunda vez de hacerse del poder en representación del Partido Radical Auténtico.
Este sintético resumen de lo sucedido en el territorio paraguayo, es una voz de alerta, para quienes están abocados a generar que un electorado -el argentino- los busque como una opción. Pero vale recordar que el Partido Colorado, tiene historia y no es un intento nuevo de gobierno, dado que lleva más de 70 años de hegemonía del poder.
La Argentina, tiene cierta singularidad política, ante partidos con raíces históricas y sobre cuyas bases se fueron consolidando los gobiernos que se han sucedido. Notoriamente el peronismo muestra un peso específico que los restantes no. Ese aspecto pretende ser ignorado por quienes hoy los ven como el oponente a vencer.
Hoy el escenario es un ‘campo de batalla’ en donde se aplican todas las estrategias que piensan los ‘operadores’ con el fin de deteriorar y si es posible sacar del juego al posible candidato.
No existen reglas ni códigos que respetar. Es lamentable que los argentinos estemos presenciando una rutina política deleznable porque resulta difícil establecer quiénes tienen buenos propósitos.
Decíamos que es un ‘avispero’, que también puede entenderse como: emboscada, celada, trampa, intriga, enredo, embrollo, maraña, confusión, lío, atolladero, fregado, tinglado, trapisonda. En realidad Ud. lector-lectora puede quedarse con el sinónimo que más le guste. Pero la mayoría se ajustan a la situación que hoy se vive en la política argentina.
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.