MARTES 20 de Febrero de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

La hora del análisis: ‘Palos van, palos vienen’

Siempre pasó, tras las alternativas de una elección con una enorme disparidad, con resultados -en algunos puntos impensados- aparecen los ‘gurúes’ que la vieron venir, pero para el sector averiado, ahora sus opiniones son las del día lunes y así es fácil.

Habíamos mencionado que los resultados siempre dejan ganadores y heridos a los personajes que compiten y comienzan a aparecer los egos, que pretenden ponerse al margen de lo que aconteció.
La frase de un conocido político viene como anillo al dedo: ‘Muchachos llegaron tarde’. Esos consejos y esas visiones deberían haberlas planteado puertas adentro para corregir el rumbo si eso hubiera sido lo aconsejable.
De los dos sectores más competitivos, llámese el ganador FreJuPa y Juntos por el Cambio, sustentado en la fortaleza del radicalismo, aparecieron los que ahora la tienen clara y procuran -más allá de sus cuidadas expresiones- ponerse al margen de lo acontecido.
A la vista de la sociedad que votó, eso no ocurrió. Vuelven a equivocarse si lo ven de esa manera y muestran el exceso de ambición por empoderarse para el futuro. 
En algún punto tenemos coincidencia con alguna de las observaciones, que señalaban que: de todos lados, se hizo uso en exceso de las consultoras ajenas a la provincia. Basándose en demasía en sus análisis, realizados desde una proyección capitalina hacia el interior del país dejando de lado las idiosincrasias y particularidades de cada lugar.
Sin miedo a equivocarnos y con los números en la mano, no es lo mismo el interior del oeste profundo, que el centro geográfico pampeano. Ni el norte ni el sur tienen la misma elaboración política, cuando de elegir a sus autoridades se trata.
La soberbia de pensar que podemos imponer historia, en una época de plena transformación socio-política, con un segmento de votantes jóvenes, que se sienten acorralados por la ausencia de posibilidades de futuro y animados por la natural rebeldía que determina la etapa de crecimiento, generan una nueva forma de dirigirse al soberano. Si así lo vieron las pruebas demuestran que se equivocaron.
Algo queda en evidencia, ni bien decreció el fragor de las elecciones y conocidos los resultados, ya se pusieron en carrera para alcanzar lugares de privilegio para el 2027. Apurados los muchachos, salieron a buscar debilidades y errores, olvidando que los ‘trapos sucios se lavan adentro de casa’.
Esta elección, como todas las que hemos visto pasar a lo largo de los últimos 40 años, tienen aspectos que señalan diferencias en las que -no muchos- reparan para interpretar a las nuevas generaciones de votantes y al voto diferente, analizado y sujeto a situaciones personales por las que atraviesan.
La del 14 de mayo, no resultó una enorme sorpresa. Hubo casos puntuales que deberán ser evaluados, en donde nada hacía presuponer que las cosas iban a ser como en realidad quedaron plasmadas cuando dieron vuelta las urnas.
Las improntas de campaña, tuvieron sus aciertos y sus puntos débiles, a ambos les corresponde un profundo análisis y el mea culpa que corresponda, para ratificar lo acertado y procurar no repetir lo equivocado.
Pero no compartimos la rápida búsqueda del ‘yo no fui’ y tarde, porque las elecciones ya dieron su veredicto. Reiteramos eso ‘puertas adentro’ fortalece, exteriorizarlo para pretender que vean que tienen la justa, merma.
La realidad es una sola y tal como habíamos mencionado en reiteradas oportunidades, todo lo que se ‘encuestaba’ tenía márgenes de error, dado que no condecía con lo que preocupaba a la ciudadanía y se vería reflejado en las urnas. Y así fue, múltiples factores fueron motivacionales para que se dieran ciertos resultados.
Se produjo una notable recuperación del factor opositor y en eso, creemos, tuvo incidencia el quebranto económico que provocó ‘bolsillos flacos’ producto de una inflación galopante que disparó precios de la canasta básica.
Más allá de haberse alejado de las elecciones nacionales, el impacto se sintió y eso favoreció a las intenciones de la coalición nacional que estuvo referenciada en la fórmula de JxC pampeano.
La gestión, pese a las susceptibilidades de algunos dirigentes, fue la fuente fundamental, en la que abrevó el resultado del actual gobernador. Se impuso en todos los frentes, signo claro y preciso que permite señalar que el votante se mostró conforme, más allá de su ideología.
Viene un período, que podríamos llamarlo de transición, hasta el recambio que se producirá el 10 de diciembre y desde cuyo escenario podrán arbitrarse las fórmulas de un gobierno que debe asegurar el desarrollo de cuatro años que serán realmente esclarecedores en el terreno de lo político.
No se registraron explicaciones sobre las causales de la baja performance del PJ en el interior. Se estima que el contexto económico y político nacional adverso o las internas, que sin ser notorias existieron y muy duras fueron importantes, aunque entendemos que otros factores incidieron y serán materia de un profundo análisis. 
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.