MARTES 07 de Febrero de 2023
 
 
Compartir
Twittear
 

La enfermedad de la arteria coronaria

La enfermedad de la arteria coronaria es un estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias que proveen de sangre al músculo del corazón. Cuando el flujo de sangre es lento, el corazón no recibe suficiente oxígeno ni nutrientes. Esto usualmente da como resultado un dolor de pecho llamado angina. Cuando una o más arterias coronarias son bloqueadas completamente, el resultado es un ‘ataque al corazón‘ (daño al músculo del corazón).

Las arterias coronarias se vuelven angostas o se obstruyen debido a la acumulación de placa en las paredes arteriales. La placa se forma por excesivo colesterol y otras sustancias flotando a través de tu corriente sanguínea, tales como células inflamadas, proteínas y calcio. Con el tiempo, el interior de las arterias desarrollan placas de diferentes tamaños. 

Muchos depósitos de placa son duros por fuera y suaves por dentro. La superficie dura se puede partir o desgarrar exponiendo así el interior suave y grasoso. Cuando esto sucede, las plaquetas (partículas en forma de disco que ayudan a la coagulación de la sangre) vienen al área y coágulos de sangre se forman alrededor de la placa. 

Luego, la arteria se angosta aún más lejos y debido a esto, hay menos espacio para que la sangre fluya a través de las arterias. La placa que se acumula en las arterias es llamada artereosclerosis.

Síntomas

Molestia en el pecho (referido como adormecimiento, pesadez, dolor sordo o quemante; puede irradiar al hombro izquierdo, a los brazos, al cuello, a la espalda o a la mandíbula) 

Falta de aliento 

Palpitaciones (una sensación de fuertes palpitaciones, latidos salteados) 

Aceleración del rítmo del corazón 

Mareos 

Náuseas 

Debilidad extrema 

-Investigaciones médicas han ayudado a identificar ciertas condiciones, llamadas factores de riesgo, que incrementan el riesgo de las personas para enfermedades del corazón.

Factores de riesgo no modificables (aquellos que no pueden ser cambiados): 

Género masculino 

Edad avanzada. Las enfermedades del corazón son más propensas a ocurrir con los años. 

Historia familiar.

Factores de riesgo modificables (aquellos que puedes controlar): 

Tabaquismo

Colesterol elevado en la sangre 

Presión alta 

Diabetes no controlada 

Inactividad física 

Sobrepeso

Estrés 

Dieta alta en grasas saturadas y colesterol 

Tomar demasiado alcohol

Tratamiento 

El objetivo inicial es disminuir los factores de riesgo y reducir las probabilidades de una enfermedad cardíaca.

Los medicamentos son usados para controlar los síntomas y ayudar al corazón a trabajar más eficientemente.

Procedimientos invasores (tales como, angioplastia o stent) o cirugía de puente de la arteria coronaria) pueden ser necesarios para tratar una arteria angosta o bloqueada. Estos procedimientos incrementan las provisiones de sangre para el corazón pero no son una cura para la enfermedad de la arteria coronaria. 

De todas maneras se necesita reducir los factores de riesgo para prevenir un futuro desarrollo de la enfermedad o su progresión.

Dr Juan José Penna

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.