SÁBADO 20 de Julio de 2024
 
 
Compartir
Twittear
En Cámara Gesell   

Fiscalía solicitó la declaración de la hermanita de la nena presuntamente abusada

La fiscala Verónica Ferrero ofreció en la mañana del miércoles una conferencia de prensa acompañada por el fiscal general Máximo Paulucci y su par Mónica Rivero, para brindar detalles, dentro de lo que permite la insipiente investigación, respecto al caso denunciado en el Hospital René Favaloro de una nena de un año y medio que habría sido abusada sexualmente, hecho por el cual están detenidos su madre y la pareja de esta. 

Los fiscales dejaron en claro que “hay una expectativa delictiva”, de allí que se prestaran a brindar una conferencia para la prensa local, donde en primer lugar la fiscala Ferrero dijo que ayer la niña se encontraba en “estado reservado, en terapia”, y que si seguía estable sería pasada a una sala común en Pediatría. 

El fiscal general, en tanto, expuso que la información surgió en el ámbito de Salud Pública de la provincia, donde “funcionarios habrían detectado a partir de la recepción de una menor, algo que podría configurar ilícitos penales y ese fue el inicio de la investigación y toma conocimiento la fiscal de la Unidad Temática, Verónica Ferrero, y estamos ya, en menos de 48 horas, con personas sometidas a proceso y con decisiones jurisdiccionales respecto a las mismas”, dijo, pero se mostró prudente afirmando que “es una investigación que inicia y no tenemos certezas pero sí sospechas”. 

Paulucci indicó que “ocurrió lo que tiene que ocurrir”, en referencia a que ante la sospecha de Salud Pública se diera intervención a la Justicia, como lo establecen los protocolos de actuación.

Detenidos 

Ferrero dijo que “la mamá está detenida, conjuntamente con su pareja” y reveló que el papá de la niña “nunca tuvo relación con la menor. No es una persona que esté presente en la vida de la menor -aclaró- ni está vinculada al proceso”.

La fiscala detalló que “la nena ingresa al hospital René Favaloro a las 8:30 del domingo, con una inflamación intestinal, y los médicos empiezan a tratar esa cuestión. En esos tratamientos médicos surge que tiene una fisura anal y hematomas en distintas partes del cuerpo”.

Enfatizó que “a raíz de eso se hace una denuncia el lunes por la mañana, con intervención a la Fiscalía de Género. Nos constituimos con la fiscala Mónica Rivero y con la médica forense Romina Meneguzzi en el hospital y comenzamos a hacer una serie de pericias tendientes a constatar estas lesiones y ver el tiempo de evolución que tenían”. 

Afirmó que también en ese momento se entrevistaron con los médicos que trataron a la menor, con el servicio social del Hospital que ya había intervenido, “y con todos los elementos reunidos tomé la determinación, frente a la sospecha de que había sucedido un delito penal y que los responsables podrían ser la mamá y la pareja, de detenerlos”. 

A partir de allí, dijo, comenzaron a tomarse medidas de prueba con el objetivo de a acreditar los hechos, y resguardar los elementos probatorios. “Se hicieron pericias sobre el cuerpo de la nena, en la medida en que la salud de la nena nos permite, porque hay determinados estudios que se van a hacer a medida que evolucione su estado de salud”, dijo, dejando en claro que “lo principal es salvarle la vida a esta criatura”. 

Luego, detalló, con una orden judicial se constituyeron en el domicilio de la menor, esto es que se realizó un allanamiento en una vivienda de la calle Duval, “donde se resguardó la escena, porque podría ser la escena del delito, se retiró material que es importante para la investigación y se secuestraron los teléfonos celulares”. 

Cámara Gesell

Ferrero, además, adelantó que “se solicitó la Cámara Gesell de la otra hermanita, de 5 años de edad, que por lo que sabemos vivía en ese grupo familiar”, remarcando justamente que ese grupo familiar “está constituido por la mamá, la pareja de la mamá, la bebé y otra menor”. 

Aclaró que “sería importante escuchar a la menor”, esto “si lo permite la situación emocional de la niña, y para eso va a intervenir la Oficina de Atención a la Víctima y al Testigo, -que ya está interviniendo- para ver si está en condiciones de prestar una declaración”.

Se mostró prudente en cuanto a la información a brindar, teniendo en cuenta que, reconoció, “no tenemos ninguna certeza respecto a la existencia del hecho, ni respecto a la participación de estas personas”.

“Es una hipótesis que estamos investigando -aclaró-, por supuesto que hay sospechas, porque si no no estarían detenidos, pero no puedo descartar hoy, a 24 horas de iniciada la investigación, que pudiera haber otros responsables, o que la causa de esa lesión anal fuera otra (distinta) al abuso sexual”. 

Según relató la fiscala, la mamá llevó a la beba al hospital porque “la nena estaba con una inflamación intestinal importante, con fiebre, hacía varios días que no comía e iba de cuerpo con sangre”, y deslizó que la madre ya la había llevado a una posta sanitaria el 25 de junio, donde le habían hecho las primeras curaciones, pero allí no detectaron que hubiera una lesión anal.

Los dos detenidos no tienen comunicación entre sí, esto a pedido de la fiscalía, y para evitar cualquier situación se los sacó de la ciudad de Santa Rosa a otro lugar de detención. Los dos detenidos se negaron el martes a declarar. 
 

Agencia Santa Rosa

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.