MIÉRCOLES 29 de Mayo de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

Ferro no encuentra el camino de regreso al gran protagonismo

Nadie le exige a este Ferro de Pico el “ascenso o nada”. Pero entre esos dos límites competitivos, hay un gran espacio donde la ubicación del representante pampeano en el actual Federal, tiene que ser otra.

Ya desde las fecha anterior (no la que se jugó este miércoles), el equipo de Alexis Mateo había caído en la séptima colocación. En ese momento no fue tan alarmante, ya que quedó con un partido menos jugado y un buen resultado en el partido que se venía ante Juventud Unida, lo iba a volver a posicionar bien.

Todo este pensamiento parte de ese buen arranque que tuvo el piquense en la actual temporada, haciéndose fuerte de local, empezando a sumar algún punto de visitante, dentro del armado de un plantel nuevo que necesitaba tener algunos partidos de recorrido.

Por ahí le puede estar faltando más partidos aún para que aparezca un Ferro mejor al que vimos hasta ahora, pero la racha negativa de tres derrotas consecutivas no ayuda para nada, a que los de afuera seamos optimistas, pero más que todo a que el futbolista recupere la confianza, fundamental para imponerse ante cualquier adversidad.

Ferro quedó clavado en los 10 puntos en nueve partidos disputados, lo que decididamente no es un buen promedio. Ese séptimo puesto significa también estar a dos puntos del anteúltimo (Estudiantes de San Luis) y a cinco de Peñarol de San Juan, decididamente el equipo más flojo de esta zona 2.

Mirando hacia arriba, la punta ha quedado muy lejos, con dos equipos dispuestos a escaparse que son el líder Argentino de Monte Maíz con 22 puntos y Ciudad Bolívar con 21.

Con el triunfo del miércoles en el Coloso, Juventud Unida se subió al podio sumando 17 puntos, con una luz de diferencia de tres unidades con el perseguidor más cercano que ahora es Atenas de Río Cuarto.

Entre el equipo riocuartense y Ferro, hay sólo cuatro puntos de diferencia y cuatro equipos metidos en esa lucha por prenderse con los de arriba y no quedar condenado entre los de abajo.

Ferro hoy está complicado, porque no sólo tiene que volver a buscar puntos fuera de su casa (el domingo visita a San Martín de Mendoza), sino que Mateo tiene que demostrar que encontró el equipo y esa formación un juego interesante.

En esta última presentación ante los puntanos, el DT optó por meter mano y cambió hasta el arquero, en clara señal de disconformismo con las actuaciones anteriores. No le funcionó, porque si empezamos por las variantes, no fue convincente la actuación de Sequeira y los que entraron por jugadores como “Monito” Gómez o Fede Vasilchick, por mencionar jugadores titulares desde el arranque del torneo, tampoco le dieron solución alguna.

Compartimos la idea de que el equipo le hizo mal la seguidilla de partidos fuera del Coloso que, por una razón o por otra afrontó ante los pesos pesados del grupo. Pero ahora también perdió en su cancha, entrando en una sequía de goles que se ve en la estadística de esos tres partidos perdidos, donde sólo convirtió un gol.

Notable desafío es el que le queda por delante a Mateo y compañía, porque si bien insistimos en que ni el hincha más fanático le exige el ascenso a este Ferro, si por lo menos no tener otra temporada con más “tragos amargos” que de los que da gusto beber.

A esperar entonces lo que pueda traer de Mendoza, que ojalá alcance para aferrarse a una esperanza que hoy se está perdiendo y, cuando eso se da definitivamente, todo se torna imposible de cambiar.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.