LUNES 27 de Mayo de 2024
 
 
Compartir
Twittear
Reclamaron por Justicia 

Familiares y amigos de un niño abusado marcharon y reclamaron frente a Tribunales

Un grupo de familiares, vecinos y amigos del chico abusado sexualmente en el Barrio Rucci se manifestó por las calles piquenses, a través de una marcha que unió la Municipalidad de General Pico con la sede de los tribunales piquenses. Apuntaron contra los fiscales y la jueza Jimena Cardoso por permitir que los imputados gocen de la prisión domiciliaria a 50 metros de la vivienda de la víctima.

En contacto con los medios de prensa que cubrieron la protesta, señalaron que “como familia estamos destrozados, por eso venimos a pedir justicia, algo que no tuvimos desde el inicio, cuando se produjo el abuso. No recibimos respuestas de parte de la jueza Cardoso, ni tampoco de la fiscalía”.
“Desde el principio pedimos cárcel, pero no la hubo. Ayer (por el jueves) nos enteramos que ahora, supuestamente, están en prisión, digo supuestamente porque en la Justicia no puedo creer, ya que les habían dado domiciliaria y no puede ser que dos violadores estén a 50 metros de mi casa”, agregaron.
Aseguraron que “es aterrador para la familia, salimos a la vereda y vemos a quienes atacaron al chico, es una locura, por eso hicimos esta marcha para pedir justicia por cada niño que toquen, en nuestro caso actuaron muy mal y no vamos a parar hasta que lo hagan correctamente”.
Tras dar algunos detalles sobre lo ocurrido desde el momento del hecho hasta ayer, señalaron que “los fiscales no pudieron darnos ninguna explicación, no tenían nada que decirme, solamente nos pidieron tiempo, pero esto pasó hace un mes y lo que hizo la jueza es aberrante”.
Explicaron que al joven atacado “le provocaron un gravísimo daño, el no puede dormir, se quiere lastimar, le destrozaron la vida. Vamos a buscar justicia hasta el último día de nuestras vidas. Para nosotros es un dolor terrible, pero para la Justicia es un caso más que pasa en Pico”.
Sobre los acusados sostuvieron que “los conocíamos de antes, son del barrio, se criaron con nosotros. Nuestro hijo fue llevado a una obra en construcción por los dos hermanos, en moto y en bicicleta, lo abusaron allí en 115 y 14, y lo descartaron. Estaba a varias cuadras de casa, lo buscamos por todos lados, y la Policía nos avisó que lo habían encontrado golpeado, hecho caca y amenazado, pero la Justicia no hace nada... y después dejaron que estas dos personas quedaran en su casa, a 50 metros de la víctima”.
Respecto a los episodios de violencia ocurridos el martes frente a la casa de los acusados, explicaron que “el barrio (Rucci) no pudo aceptar semejante situación y explotó. Los sacaron de allí y la jueza ordenó que los cambie de domicilio, ahora dicen que están en una comisaría, pero no les puedo creer, pienso que están mintiendo para quedar bien con la sociedad. Para nosotros, siguen estando en su casa”.
Además, adelantaron que “concurriremos a Tribunales todos los días para que se haga Justicia. Sabemos que hay al menos otro caso, que fue denunciado pero que los fiscales no investigaron, nos vamos a ocupar de que esa causa se reabra”.

 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.