MARTES 23 de Abril de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

Es una cosa de locos...

Es tan complicado el presente en el que viven los argentinos, que resulta difícil encontrar los términos adecuados que permitan explicar lo que está sucediendo.

Unos pretenden ser los profetas que vinieron para arreglar todos los males, mientras que los otros son, como los llama Milei, ‘los orkos u orcos’; personajes de la mitología romana “considerados uno de los demonios del inframundo, encargado de castigar los juramentos rotos”.

En realidad ni una cosa ni la otra. Los ‘mesías’ desaparecieron y los que pretenden serlo, están experimentando un trastorno psicológico que no les permite percibir el mundo en el que viven.

Los ‘monstruos’, no son tales, sino seres humanos de carne y hueso que, equivocados o no, luchan por su bienestar y el de sus familias, en un país fracturado, con profundas grietas sociales, donde cada vez se agudizan más las problemáticas económico-financieras y la población se desmejora a pasos agigantados.

La inestabilidad es la sintomatología que se percibe, las diferencias persisten y todos los días amanece con novedades, lo de ayer tiene cambios y lo que se plantea para hoy, encuentra oposiciones que habla de la ausencia de coincidencias.

Ayer, la calle alrededor de CABA fue realmente un pandemonium. Grupos piqueteros y sociales intentaban romper el operativo antipiquete montado y eso generó en algunos lugares, fricciones entre policías y manifestantes.

Mientras esto sucedía, se mantenían los contactos entre las fuerzas políticas dialoguistas y los funcionarios del orden nacional, procurando alcanzar acuerdos en torno al DNU, que ya está camino a la Cámara de Diputados. Y con otros sectores, consensuar aspectos de la Ley Base que ha sido fraccionada, pero mantienen puntos conflictivos tales como, ganancias, modificación de fórmula jubilatoria, privatizaciones y la Delegación de Facultades.

En líneas generales, no existen -por ahora- perspectivas sobre los temas que preocupan al presidente Javier Milei, muchos de ellos a medio camino o estancados por la falta de diálogo presidencial, puedan salir.

Por su parte, el titular del ejecutivo ha sostenido que si no aprueban DNU y Ley Base, resultaría de extrema inutilidad el famoso ‘Pacto de Córdoba’, en tanto, este contiene 10 puntos que constituyen la base de un acuerdo nacional sobre los puntos, que serían el principio de las reformas del Estado.

La ciudadanía observa azorada, con enorme perplejidad, como se están disputando los espacios de poder, sin tener demasiado en cuenta, que la gente es la mayor perjudicada de estos escarceos que, dadas las alternativas que se viven, están cada vez más lejos de conciliar.

Las gestiones ayer tuvieron su epicentro en la Casa Rosada, lugar donde el ministro del Interior Guillermo Francos y el jefe de Gabinete Nicolás Posse se reunieron entre otros, con Miguel Pichetto, cabeza del bloque Encuentro Republicano Federal, hoy, uno de los sectores que podrían definir las votaciones que se avecinan en la Cámara Baja, que deberá dar tratamiento al DNU y analizar la Ley Base.

Las palabras del experimentado político, que muestra una extensa carrera en el ámbito legislativo, señalaron las bondades de la reunión, pero con extrema habilidad omitió definirse a los aspectos centrales de aquello que estará en la mesa de discusión y que de alguna manera, el gobierno de Javier Milei necesita imperiosamente le salga favorable, dada la endeblez del sistema que intenta poner en marcha.

Mientras esto sucede, la UOCRA, denuncia la pérdida laboral de más de 80.000 obreros en todo el país, cifra que tiende a ampliarse y que dada las características que ofrece ese segmento de trabajo, pasarían a engrosar el índice de desocupados con las gravitaciones que eso significa, a nivel familiar.

Ante esta emergencia, la dirigencia de la UOCRA anuncia, que se analiza un plan de lucha territorial y la búsqueda de alianzas con los gobernadores para revertir la paralización de la obra pública.

Camioneros, CGT, UOCRA, entre otros ámbitos de la producción y el trabajo, están en estado de alerta y varios de ellos anuncian medidas de fuerza sectoriales y la instrumentación de un paro general que podría registrarse antes de fin de marzo.

La semana se inició con reuniones entre varios sectores, gobernadores incluídos. Los resultados -al día de ayer- se mostraban acordando positivamente con el gobierno. Pero las políticas, han mostrado una enorme inestabilidad y los cambios, han sido frecuentes y suceptibles a los posicionamientos que tenga el presidente Javier Milei.

Todo sigue siendo una gran incógnita, solamente hay que esperar para ver resultados.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.