MARTES 23 de Abril de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

El negativismo político... En el orden nacional

Que el país está soportando un “ajuste salvaje”, donde no se miden las consecuencias, sino sólo los resultados, constituye un suceso real.

Que se use la terminología rebuscada, denostando todo aquello que se opone o cuestiona cómo opera el Ministerio de Economía al seguir las directivas del presidente Javier Milei y “achicar”, dejando el tendal de doloridos, son las formas que utiliza el vocero presidencial Manuel Adorni, diariamente.

En algún momento nos sentimos agraviados y prepoteados por una vocera presidencial que pretendió ser “más papista que el Papa” y sus salidas diarias desde la Rosada, en una pelea y ninguneo constante al periodismo que pretendía saber para transmitir a la sociedad, encuentra enorme similitud, aunque con otras formas con lo que esta sucediendo hoy.

Adorni muestra que hay otra forma de denostar, más atildada, con argumentaciones que son estudiadas presentaciones y que pretenden hacer ver que todo está mal y que ellos, los libertarios, vinieron para poner las cosas en su lugar; y habla de miles de personas que pierden y perderán su trabajo, sin pensar en el drama que familiarmente eso significa en un país quebrado, con alzas de precios exponenciales y que no se detienen, poniendo por delante un futuro muy incierto.

Esto sucede a nivel nacional, y lo venimos reflejando diariamente, igual que otros medios informativos del país, no todos, porque los hay que encuentran coherencia en todo lo que se está produciendo. Eso sí, con salarios asegurados y la continuidad laboral. Y así es fácil el sermón diario.

Y en La Pampa ¿cómo andamos?

En nuestro terruño, donde, como dice el refranero popular: “nos conocemos todos”, se están produciendo situaciones que llaman poderosamente la atención por las acciones que, trascienden, se están viviendo a nivel legislativo.

A una parte de la sociedad provincial, es posible que estas diferencias internas no le preocupen demasiado, dado que están abocados a ver cómo resuelven sus problemas particulares, empresarios, comerciales; cómo enfrentan la debacle de los precios que puso en riesgo la atención de la salud, la educación de los hijos, entre otros inconvenientes que han pasado a ser el tema acuciante que demanda una solución.

Pero para los pampeanos y las pampeanas, que el Poder Legislativo no se haya constituido formalmente y comenzado a trabajar, es todo un tema que genera inquietud y alcanza niveles realmente de profunda desazón, dado que esa pelea instrumentada por los sectores de la oposición, procurando marcarle la cancha al oficialismo, no ha hecho otra cosa que evitar ponerse a trabajar en beneficio de la sociedad; que en definitiva es quien les paga los jugosos salarios que perciben.

El tema es quién preside las comisiones de mayor incidencia en la tarea legislativa. De ninguna manera vamos a dar una opinión al respecto, más allá que la tenemos, pero el objetivo es señalar, que tanto la UCR, PRO, y Comunidad Organizada, pese a estar en las antípodas ideológicamente hablando, hicieron “causa común” para ir contra el oficialismo FreJuPa, en una “pulseada” que ha postergado el tratamiento de proyectos de ley enviados por el Poder Ejecutivo provincial, que apuntan a mejorar la vida de todos los pampeanos.

Destacándose que los mismos no distinguen si los que van a recibir casas o los obreros que pueden recuperar sus fuentes laborales son de uno u otro partido, dejando en evidencia que los intereses sectoriales prevalecen sobre la necesidad de la gente.

La intransigencia se asemeja bastante a la que se ve en el escenario nacional. “O tengo lo que pretendo o no hay nada para nadie”. Los sectores opositores se han adueñado de la gente con esa actitud. El solo hecho de no dar quorum para empezar a trabajar en la función que la ciudadanía les otorgó a través del voto, es poner por delante sus apetencias personales por sobre quienes tienen el derecho a exigirles que se aboquen a sus tareas.

Las diferencias sobre los temas a tratar, serán parte del juego legislativo, pero no lo es dejar stand by dos proyectos importantes para la gestión: el aporte solidario para destinar a familias vulnerables y el pedido de autorización a Nación para terminar las obras que paralizó el Gobierno de Javier Milei. Eso nos compromete a todos.

Hoy hay legisladores del ámbito opositor que están como la pelea de los infantes, hicieron una “raya y desafían a ver quién se las pisa”; en realidad poco edificante, serio, responsable, fundamentalmente no habla bien de quienes se sientan -hasta ahora no- en las bancas de la Cámara de Diputados de la provincia de La Pampa.

Reiteramos no evaluamos cómo piensan, cómo resuelven con el voto las diferencias en proyectos a tratar, sino que están allí para trabajar por y para los pampeanos y hasta ahora no lo han hecho.

Es necesario dejar de lado actitudes personales, que parecieran mostrar que sólo están procurando verse en los medios, siendo noticia, no buena, pero de cualquier manera aparecen, cuando la realidad indica que la ciudadanía espera mucho más de ellos.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.