MARTES 20 de Febrero de 2024
 
 
Compartir
Twittear
Juicio por el homicidio de Machado 

Dos testigos coincidieron en que no hubo una pelea previa entre los involucrados

Se realizó la segunda jornada del juicio por el homicidio de Damián Machado, en donde declararon los testigos ofrecidos de manera conjunta por la fiscalía y la querella.

En primer lugar, lo hizo Tomás Medina y, seguidamente, Matías Romero, ambos amigos de la víctima, quienes estuvieron presentes en la plaza Zangara la fatídica noche, y que coincidieron en que no hubo una pelea entre los involucrados previo a los hechos.

Ante la presencia de familiares y amigos de la víctima y del acusado, además de una fuerte presencia policial, este martes se concretó la segunda jornada por el homicidio de Damián Machado, el joven que fue agredido con un arma blanca el 26 de marzo del año pasado en la plaza Zangara del barrio Indios Ranqueles, y murió a pocas cuadras del lugar.

Ulises Medero, acusado de cometer este hecho y además de haberle provocado lesiones a otro joven, Bruno Ibarra, quien se encontraba junto con Machado esa noche, llegó al recinto donde lo aguardaba su abogado defensor, Norberto Paisani, para continuar con el juicio en el que se analiza lo sucedido.

A continuación prestó declaración el primer testigo, Tomás Medina, quien dijo ser amigo de la víctima y relató lo sucedido desde su llegada a la ya mencionada plaza, en donde manifestó haber visto “la moto de Damián estacionada” y “escuchar un griterío” en el lugar al momento de ingresar al mismo.

De la misma manera reveló que observó a “cinco personas más” en un banco, entre ellas “a Medero”.

Señaló que vio a Machado portar un “caño de pileta” y preguntar en voz alta “¿Quiénes son éstos?” y que Medero empezó a acercarse hacia él, sin previa discusión ni reyerta, “y lo encara con un cuchillo, a lo que Damián suelta el caño al piso y sale corriendo”.

El testigo expresó haber visto cuando el acusado “tiró la puñalada” y cuando Machado “salió corriendo y le dio aviso a Bruno” advirtiéndole de la situación, y que luego no lo vio más ya que se retiró de la plaza para dar aviso a los padres de Ibarra.

Seguidamente fue el turno de Matías Romero, quien la noche de los hechos acompañaba a Tomás Medina, por lo que también fue testigo de lo sucedido.

El líneas generales, sus dichos coincidieron con los de Medina, al afirmar que escuchó gritos en la plaza y al acercarse vio a Machado con “el palo o el caño” y a Medero “correr y encararlo con un cuchillo” y atestarle una puñalada también a Ibarra, dejando en claro que nadie más intervino en lo sucedido.

Durante la jornada del miércoles declarará el resto de los testigos, entre ellos un familiar de la víctima, personal de la Agencia de Investigación Científica y el médico forense, y finalmente se brindarán los alegatos.
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.