DOMINGO 02 de Octubre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

Constipación

El estreñimiento es un síntoma no una enfermedad. Se puede estar estreñido si se hace menos deposiciones de las acostumbradas, con heces largas o duras. Las personas mayores son más propensas al estreñimiento que los jóvenes. 

Los expertos opinan que las personas mayores con frecuencia se preocupan demasiado si no hacen una deposición diaria, pero no hay un número regular de deposiciones diarias o semanales. La regularidad varía según las personas: para algunas personas puede ser normal hacer dos deposiciones diarias; para otras, solo dos deposiciones por semana es normal. 

Las causas del estreñimiento podrían ser: Consumir una dieta inapropiada, no beber suficiente agua o el uso frecuente de laxantes pueden ser las causas. Algunas medicinas también pueden causar estreñimiento, entre las que se encuentran algunos antidepresivos, antiácidos que contienen aluminio o calcio, antihistamínicos, diuréticos y medicinas para el mal de Parkinson. 

La importancia de la dieta radica en que las personas que no consumen alimentos con alto contenido de fibra, como verduras, frutas y granos integrales, pueden sufrir de estreñimiento.

Algunas investigaciones demuestran que las dietas con alto contenido de fibra pueden ayudar a prevenir el estreñimiento. Consumir cantidades de carne rica en grasa, productos lácteos y huevos, postres cremosos, grasosos y caramelos muy dulces pueden también producir estreñimiento. 

Las personas que viven solas a veces pierden el interés en cocinar y comer, y como consecuencia, empiezan a consumir muchos alimentos preparados fuera de casa. Estos alimentos generalmente tienden a ser bajos en fibra y por lo tanto pueden producir estreñimiento. Además, la mala dentadura puede hacer que las personas mayores escojan alimentos blandos, procesados que contienen muy bajas cantidades de fibra. 

Algunas veces las personas no toman suficiente líquido. Frecuentemente esto sucede cuando las personas no comen con regularidad. El agua y los líquidos son importantes, porque le dan volumen a la deposición haciéndola más fácil. 

Mal uso de laxantes y enemas. Muchas personas piensan que los laxantes son una cura para el estreñimiento. Pero el uso excesivo de laxantes la mayoría de las veces no es necesario y puede crear hábito. Si usted usa laxantes con demasiada frecuencia, su cuerpo puede empezar a depender de ellos para hacer la deposición. (El uso excesivo de laxantes puede también causar diarrea). Con el paso del tiempo su cuerpo olvidará cómo trabajar sin ayuda. 

Por esta misma razón, si Usted usa enemas con demasiada frecuencia, su cuerpo puede empezar a depender de ellos. Usar demasiados enemas puede impedirle hacer las deposiciones normales. El uso excesivo de aceite mineral, otro laxante popular, puede disminuir la habilidad de su cuerpo para utilizar vitaminas fundamentales (A, D, E y K). Algunas veces el aceite mineral, si se utiliza con otras drogas que evitan la coagulación de la sangre (anticoagulantes), puede causar efectos secundarios no deseados. 

Otras causas del estreñimiento. La falta de ejercicio o las largas permanencias en la cama, como las causadas por accidentes o enfermedades, pueden producir estreñimiento. Algunas veces los médicos prescriben medicinas para las personas que permanecen en la cama y padecen de estreñimiento crónico, pero en la medida de lo posible es mejor tener más actividad. 

Algunas personas pueden estreñirse también si hacen caso omiso a su impulso natural para hacer una deposición. Algunos prefieren hacer sus deposiciones en casa solamente, pero contener una deposición puede causar estreñimiento si la espera es demasiado larga. 

En algunas personas, los problemas o bloqueos en el intestino pueden causarles estreñimiento. Estos problemas pueden afectar los músculos o los nervios responsables de los movimientos normales del intestino. 

Tratamiento 

Si usted sufre de estreñimiento, primero consulte con su médico para descartar un problema más serio. Si los resultados no muestran ninguna enfermedad o bloqueo, y si su médico está de acuerdo, ensaye los siguientes remedios: 

-Aumente el consumo de fibra comiendo más frutas y verduras frescas, crudas o cocinadas, y más cereales y panes de granos integrales. Las frutas secas, tales como los albaricoques, las ciruelas y los higos, son especialmente ricos en fibra. 
-Tome muchos líquidos (1 a 2 litros diariamente), a menos que Usted tenga problemas cardiacos, circulatorios o renales. (Tenga en cuenta que algunas personas pueden estreñirse al tomar grandes cantidades de leche.) 
-Algunos recomiendan que se agregue pequeñas cantidades de salvado integral a los alimentos horneados, a los cereales y a las frutas. Algunas personas padecen de inflamaciones y gases durante varias semanas después de agregar el salvado a sus dietas. Haga los cambios en su dieta lentamente para permitir que su sistema digestivo se adapte. Recuerde que si su dieta está bien balanceada y contiene suficientes alimentos con alto contenido de fibra natural, no es necesario agregarle el salvado a otros alimentos. 
-Manténgase activo. 
-No espere tener deposiciones diarias o cada tercer día. Recuerde, que ser regular es diferente para cada persona. Si sus deposiciones son regulares y sin dolor (pueden ser 2 veces por día o 3 veces por semana), usted probablemente no sufre de estreñimiento. 

Dr. Juan José Penna

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.