MARTES 07 de Febrero de 2023
 
 
Compartir
Twittear
 

Accidentes: un flagelo que se agrava

No es la primera vez -lamentablemente- que nos referimos a una situación que se viene tornando cada vez más grave, debiéndose lamentar víctimas fatales por accidentes de todo tipo y naturaleza que se producen a diario.

Los choques en rutas provinciales y caminos vecinales son cada vez más frecuentes. Hemos procurado dialogar con especialistas en el tema y orientan sus explicaciones hacia una desaprensión muy notoria que se nota en el manejo de los diferentes tipos de vehículos que son protagonistas.

En la ciudad, el tema son las motos. Circulan a altas velocidades, van con mayor carga humana de lo que permite el vehículo de dos ruedas. Son pocos los que respetan el sobrepaso, tanto lo hacen por izquierda como por derecha.

Eso ha generado varios accidentes, algunos de cierta gravedad, con lesionados que debieron ser trasladados al Hospital Centeno, a efectos de controlar las heridas y golpes recibidos.

En las rutas, pese a los controles, que hemos podido verificar, se realizan cambiando constantemente de ubicación, se siguen produciendo siniestros, la mayoría de una enorme violencia, provocada por las altas velocidades que desarrollan.

Las multas, los controles de cámaras y radares, aumentan considerablemente. Según un informe suministrado por las autoridades del área, pero no parecen ser suficientes para frenar y disminuir el índice de siniestralidad.

Más allá de las consideraciones que realizan quienes son expertos en cuestiones de tránsito, creemos que uno de los accionantes es el factor humano que esta sometido a diferentes estados anímicos, por factores exógenos y los materializa en un desenfreno psicológico que resulta preocupante.

La amenaza, el insulto, la agresividad se manifiesta en forma constante. En la ciudad es un factor común, el paso primero, la ausencia del respeto por el transeúnte, el desconocer la prioridad de las sendas peatonales, que son invadidas por autos, motos motocicletas y bicicletas, convierten lo cruces en una suerte de ruleta rusa.

El choque frontal de dos vehículos, puede ser originado por diversos factores. Del exceso de velocidad, pasando por no respetar los carriles por donde debe desplazarse, en muchos casos comprobados, excesos de alcohol en sangre, otros por no respetar las prioridades de sobrepaso, cuando vienen vehículos de frente, entre muchas otras causales, que confluyen para que el accidente se produzca.

La realidad nos está demostrando que debemos aportar prudencia y respeto cuando andamos en un vehículo cualquiera sea. 

Es una manera de aprender a convivir. No podemos pedir que nos respeten sino ejercemos el ejercicio de que el otro tiene los mismos derechos que nosotros. 

El ir en un determinado vehículo, no nos otorga privilegios sobre el resto que nos rodea. Si entendemos esta conducta que debemos adquirir, estamos facilitando la tarea de quienes tienen la misión de realizar los controles. 

No es posible pretender que todos y cada uno de los que circulamos en determinados vehículos, tengamos un control asignado. La realidad indica que evitar el accidente es una responsabilidad nuestra, no tiene ningún sentido achacarle, a la ausencia de controles, que tengan páginas luctuosas a diario.

Qué motiva que el accidente se produzca, entre otros aspectos: Exceso de velocidad. Falta de señalización. Fallas mecánicas. Animales sueltos. Distracciones causadas por el uso de dispositivos mientras se conduce: teléfono celular, radios, pantallas, etc. Ingesta excesiva de alcohol y en demasiados casos la presencia de estupefacientes. 

Hemos reseñado algunos de los factores que tienen notable incidencia en lo que estamos pasando, en lo relacionado al tema: accidentes. 

Creemos que debemos reflexionar y reacomodar nuestras actitudes frente al volante. Si bien estamos ante una notoria pérdida de valores, que hacen a la buena convivencia, es un imperativo el cambio. Por nosotros y nuestros semejantes. 

Vale la pena que, en vísperas de un nuevo año, busquemos el cambio en favor de todos.
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.