MARTES 23 de Abril de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

A sopapo limpio...

Bien a lo Javier Milei, “Vas a ser lo que yo quiero”, una clara forma autoritaria de imponer conductas, además de ratificar su política “anarcocapitalista” de “Hasta las últimas consecuencias, cueste lo que cueste y caiga quién caiga”.

La realidad que vive el fundador de LLA, que difiere sustancialmente de las formas de la política tradicional que procura arribar a resultados, acordando, negociando, escuchando al otro y midiendo, fundamentalmente, los posibles daños que entraña un decisión que afecta: lo económico, laboral y lo social.

Anunció el cierre de Télam y entre “gallos y medianoche” cercó y puso fin a la proyección periodístico-informativa de la Agencia Oficial de Noticias, cercenando red social, página Web y dejando a 700 empleados en stand by, hasta que resuelvan cómo continuar y bajo que condiciones hacerlo.

Mientras esto ocurría, el ministro del interior Guillermo Francos anunció que están preparando para enviar al Congreso un proyecto de ley, a través del cual se procura reimplantar el Impuesto a las Ganancias.

Según expresa el político: “De esta manera se da respuesta al requerimiento de las provincias, que reclaman más fondos coparticipables”. Una manera de ponerle un cierre definitivo al pedido de los gobernadores de coparticipar el impuesto al cheque, o alguna otra alternativa que les permita alcanzar los niveles que tenían.

Y van por más. No hay duda alguna que Javier Milei pretende lograr todo lo que se ha propuesto sin medir las consecuencias. Hoy el país soporta una enorme presión social, aumento del desempleo, quebrantos comerciales, más pobreza e indigencia, están marcando una temperatura social que aumenta y no significa un buen presagio.

Existe una extraña disposición de los libertarios de convencer a la ciudadanía que el “Pacto de Mayo”, algo así como una burda copia del “Pacto de la Moncloa”, no está condicionado.

La realidad de las palabras del presidente Javier Milei no dejan lugar a dobles interpretaciones. Previo al “Pacto del 25 de Mayo”, a firmarse en Córdoba, se realizará una reunión en Casa Rosada con los gobernadores y encabezada por los ministros del Interior, Jefe de Gabinete y de Economía, y deberán aprobar el DNU y la Ley Base”, dejando explicitado el líder libertario: “Condición sine qua non para concretar la firma de los 10 puntos del Pacto de Mayo”.

Es claro, preciso, no admite duda alguna, se firma uno que habilita al otro. A esta operación llámela como Ud. quiera, es lisa y llanamente una forma extorsiva de lograr los objetivos que se ha fijado.

Y de esta manera se intenta avanzar teniendo enfrente cuadros políticos dispuestos a dar batalla y no aceptar sumisión, sino establecer los mecanismos de negociar, acordar, convenir todo lo que facilite el mejor funcionamiento de Nación y de las provincias.

Es difícil, a esta altura, hablar que la Argentina se encamina a un “acuerdo nacional”, alejado de egoísmos personales, egocentrismo y soberbia que pretenden imponer, a cualquier costo, un programa liberal para el cual el país no está preparado.

Las tensiones continúan y más allá de los análisis que se hagan, favoritismos o negacionismos mediante, nada tiende a solucionarse sino que apunta a desencadenar enfrentamientos que nadie puede predecir cómo terminarán.

El PRO cambia su presidencia y Mauricio Macri llega al poder, que había depositado en Patricia Bullrich, que se aleja para desempeñar su cargo de Ministra de Seguridad. El expresidente tiene por delante todo un operativo estratégico para no ser fagocitado por el poder mileista e intentar recuperar mando en el marco del andamiaje libertario.

Por otro lado, la CGT prepara sus cañones y amenaza con desencadenar un movimiento en el país para evitar el proyecto liberal, fundamentalmente, hacen hincapié en la reforma laboral, unos de los proyectos del DNU, ratificado en la Ley Base y que ha encontrado sustento en un reclamo del sector empresarial; preparan un paro general, que podría realizarse el 24 de marzo.

Cabe consignar que la mencionada reforma laboral sigue el mecanismo ya impuesto en Europa, EEUU, Reino Unido, entre otros lugares del primer mundo, consistente en una fórmula que, pretenden pueda insertarse en las formas laborales de Argentina, y permitir el recambio y la inserción laboral de quienes hoy no encuentran cabida por las limitaciones existentes.

Hoy, este es el escenario en el cual se está moviendo la política nacional. Controvertido, con enormes dificultades para acordar, no presagia un futuro claro, abierto, sino que se prevén dificultades severas en los próximos días.

Habrá que esperar, si se dan resultados positivos o es una nueva frustración.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.