Provinciales | Ziliotto | Mario Kohan | Salud

Kohan brindó detalles sobre el aislamiento de Ziliotto

El ministro de Salud, Mario Kohan, dijo esta mañana que el gobernador Sergio Ziliotto se encuentra aislado y en buen estado de salud.

El ministro de Salud, Mario Kohan, dijo esta mañana que el gobernador Sergio Ziliotto se encuentra aislado y en buen estado de salud, en tanto que el funcionario que motivó su aislamiento porque dio positivo de Covid19, José Vanini, también está bien.

En horas de la mañana, el ministro junto al subsecretario de Salud, Gustavo Vera y la directora de Epidemiología, Ana Bertone, brindaron una conferencia de prensa donde básicamente volvieron a insistir en la recomendación de los cuidados para prevenir la propagación del virus, y en la responsabilidad social.

El funcionario, consultado sobre el estado de salud del gobernador Ziliotto, dijo que está “muy bien”; y aislado, por ser contacto estrecho de un miembro del gabinete provincia, el secretario general de la Gobernación, José Vanini, que dio positivo de Covid19, y también se encuentra realizando el obligatorio aislamiento, en buen estado de salud.

Herramientas

Kohan en un tramo de la conferencia remarcó la importancia de la trazabilidad, esto es la identificación de los clientes en los comercios de la provincia, para que, si aparece un caso positivo, se pueda actuar de inmediato y permitir al personal de Salud cortar la cadena de contagios.

Insistió en que el análisis de la situación es día a día, pero remarcó la necesidad de que “la sociedad nos acompañe, que seamos socios en esta aventura que nos toca vivir, que nadie pidió, que nadie eligió, pero que inexorablemente vamos a tener que transcurrir juntos durante mucho tiempo”.

También reiteró la necesidad de mantener la distancia social y el uso del cubre boca, más en los ambientes cerrados, teniendo en cuenta que en estos se multiplica por veinte la probabilidad de contagios.

“Las herramientas están y han demostrado ser eficientes y eficaces”, dijo, advirtiendo que, no obstante eso, “algunos o muchos de nosotros nos vamos a enfermar”, pero lo que se debe intentar es que se contagie el menor número posible y que quien se contagie pueda ser asistido oportunamente.

Afirmó que “la única forma de lograr que La Pampa se mantenga en un contexto aceptablemente bueno, o menos malo que en otras provincias, tiene que ver con una sociedad indisoluble en este momento” con las herramientas que están disponibles. “Si no entendemos eso –dijo- estaremos en un problema verdadero”.

Negó que se estén coartando libertades, y en este sentido dijo que “las libertades deben ser empleadas con responsabilidad”. “Necesitamos la complicidad de la comunidad plena” sostuvo, advirtiendo sobre la necesidad de terminar con “las falsas dicotomías o falsos dilemas. Tenemos que entender que nos necesitamos entre todos, porque entre todos podemos marchar, con dificultad, pero marchar”.

Fue en este marco que destacó que la provincia tiene el 93 por ciento de la actividad económica en movimiento, y una actividad social “razonablemente buena comparada con la que no tienen otros”.

Trazabilidad

Agregó que desde Salud se “dice la verdad” y se comunica diariamente “todo lo que podemos”, y reconoció que “sabemos que tenemos debilidades, como las tiene el mundo entero, Podemos comprar respiradores, monitores y más camas de terapia como de hecho lo hemos hecho, pero lo que no podemos es fabricar médicos, y hay un momento en que los médicos nos enfermamos y formamos parte de la cadena de contagio”.

“Todo esto lo tenemos que entender entre todos, ser empáticos, no estigmatizar”, remarcó el ministro, y en ese sentido dijo que cuando se da a conocer públicamente que un local comercial puede ser un foco de contagio, es porque no queda otra alternativa.

“No hay nada que odiemos más nosotros que tener que hacer eso. Es horrible tener que hacerlo. Pero qué herramientas dio el Estado para no tener que hacerlo: la trazabilidad”, dijo, donde la persona se registra con una serie de datos para, llegado el caso, poder ser ubicada por los equipos de salud, y tener en cuestión de horas el conocimiento de los contactos y posibles contagios.

Pero cuando no ocurre esto, lo que queda es anunciarlo públicamente, “para poder cortar la cadena de contagios, y no para estigmatizar a un comerciante. Muy lejos de eso estamos”, dijo, e insistió en la necesidad de que “usen la herramienta que el gobierno les está dando”.

“Lo peor que nos puede pasar es enojarnos con la realidad, y la realidad es que tenemos que convivir con un patógeno nuevo del que no tenemos memoria inmunológica, y cuando nos afecte nos puede golpear muy duramente”, dijo el ministro.

“Estamos pidiendo que usen las herramientas disponibles, y que, si no se quieren así mismos, que quieran a quienes los rodean, porque un joven seguramente corre menos riesgo, pero son los que más se exponen porque van a trabajar, y si no lo hacen con las medidas de cuidado, cuando vuelven a sus casas tienen a sus familias. A todo esto hay que prestarle atención”, dijo.

Reiteró en el pedido a la comunidad “a que confíe en nosotros, y que nos ayude mitigar el daño que está produciendo esta enfermedad”.

Por: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario