Provinciales | Sergio Ziliotto | Río Atuel | Mendoza

Ziliotto, entre el optimismo por el fallo y la desconfianza por la reacción mendocina

Ziliotto definió la sentencia como "un fallo histórico" porque "fijó un caudal mínimo permanente" de 3,2 metros cúbicos por segundo.

Agencia Santa Rosa - En una conferencia de prensa en la que se destacó el fallo de la Corte como el resultado de una “acción monolítica” a la que contribuyeron distintas generaciones, el gobernador Sergio Ziliotto se esperanzó con la posibilidad de que el agua vuelva a correr por el cauce hoy seco del río Atuel en la provincia, pero a su vez dejó claro que espera que Mendoza continúe imponiendo pretextos para no cumplirlo.

Definió la sentencia como “un fallo histórico” porque “fijó un caudal mínimo permanente” de 3,2 metros cúbicos por segundo. “Es una meta interina, para empezar. No debemos olvidar que Mendoza propuso 1,3 metros cúbicos y La Pampa pidió 3,4”, resaltó, y enfatizó que es un punto de partida alentador pensando que, en la actualidad, el caudal que ingresa es de 1,5.

Dijo que será necesario definir “estrategias” ante lo que se espera sea la respuesta cuyana: “el fallo habla de obras y acciones. Mendoza, seguramente, ya propuso obras, pero hay acciones, y la primera que vamos a demandar es que suelte el agua, porque también se ratificó que el río es de Mendoza y La Pampa”, avisó.

En este sentido, celebró que se obligue al Gobierno Nacional a arbitrar los medios para conformar un comité de cuenca “en toda la extensión” en reemplazo del actual (Comité Interprovincial del Atuel Inferior) porque afirma el sentido de que el gobierno mendocino no puede disponer arbitrariamente del Atuel porque lo reconoce como interprovincial.

Ironizó, con respecto a la interpretación del gobernador Suárez de que la sentencia le dio la razón a sus planteos que “parece que están tan contentos como nosotros, esperemos que cumplan el fallo” y recordó que de las obras necesarias, Nación financiaría el “70%” del valor y que las jurisdicciones deberán ponerse de acuerdo sobre los porcentajes restantes. “Eso será parte de negociaciones”.

En esta dirección, refutó la pretensión de que se construya Portezuelo como forma de “acumular” el agua para luego cumplir con la cuota dispuesta por el fallo. “Son cuencas distintas, no se puede mezclar el agua. La realidad choca contra chicana de que van a darnos agua del Atuel con el cupo que le saquen al Colorado”, afirmó, y destacó también la mención a la figura de “daño ambiental” en lugar de “desertificación” como primer paso para lograr un resarcimiento económico.

Precisó que tener alguna certeza sobre cómo actuará Mendoza “es una utopía” aunque recordó que “ya en el acuerdo que lograron Verna y Cobos y que firmaron Jorge y Jaque se hablaba de obras, pero la Legislatura de Mendoza no aprobó el acuerdo porque se fijaba un caudal, sin hablar de número. Esto estaba avalado por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

Pese a este panorama, no dejó de mostrarse “optimista” con relación a una salida afín a las pretensiones pampeanas para el conflicto. “Yo soy siempre optimista. Vamos a tener agua, no antes de lo pensado, porque tendríamos que haberla tenido hace mucho tiempo, pero estamos mucho más cerca de que vuelva a corre y que el oeste vuelva a ser de a poco lo que fue”.

Dejá tu comentario