POLICIALES | Justicia | Coronavirus | barrio Federal | Ejecutivo Nacional | General Pico | Ministerio Público | Ministerio Público Fiscal | prisión preventiva | whatsapp

Violó la cuarentena en Pico y fue formalizado a través de videollamada de WhatsApp

En el contexto del aislamiento obligatorio que dispuso el gobierno Nacional, la Justicia provincial continúa trabajando con sus funcionarios, magistrados y empleados desde sus casas. Así fue que esta noche se formalizó a un imputado identificado como Diego Javier Ávila, detenido el sábado en el barrio Federal de esta ciudad, por violar la cuarentena (artículos 239 y 205 del Código Penal).

Utilizando las nuevas tecnologías y el Sistema de Gestión de Legajos Penales que fue creado por el personal propio y ha llevado a la despapelización total del fuero penal, la audiencia fue realizada en esta ciudad mediante la aplicación WhatsApp Web y el juez de control, Alejandro Gilardenghi, resolvió que el imputado permanezca con prisión preventiva hasta la finalización del proceso.

La decisión del magistrado fue adoptada como consecuencia de un pedido de la fiscal María Verónica Campo, quien lo acusó del delito de atentado contra la autoridad; resistencia o desobediencia a la autoridad y el artículo 205 del C.P., referido a quien viole medidas que se adopten para impedir la propagación de una epidemia.

Ávila violó el sábado por la noche el aislamiento obligatorio, establecido por el decreto 297/ 2020 del Poder Ejecutivo Nacional, al circular en un auto por la vía pública y ante la voz de alto de la policía, darse a la fuga. Su recorrido finalizó en un domicilio de calle 442 bis, donde portando un objeto contundente (un caño tipo gas color gris) se abalanzó sobre el personal policial repeliendo su accionar y posteriormente ingresó a la vivienda.

Al igual que lo ocurrido hoy en Santa Rosa, lo novedoso de la audiencia radicó en que se tramitó de manera remota, sin declaraciones ni audiencias presenciales y con la participación no solo de Gilardenghi, Campo y el defensor oficial Alejandro Caram, sino además de empleados de la Oficina Judicial y de las Unidades dependientes del Ministerio Público Fiscal.

Así, el juez y los dos funcionarios tomaron parte de la audiencia desde sus domicilios particulares y Ávila lo hizo desde la Comisaría Primera, donde permanece detenido.

Incluso todas las diligencias previas de la investigación antes de llegarse a la formalización se cumplieron vía telefónica y/o a través de videollamadas de WhatsApp entre las diferentes partes.

Dos formalizaciones más

Además de esa audiencia, y usando los mismos métodos tecnológicos, se realizaron otras dos formalizaciones hoy en la ciudad. Una por la violación de un domicilio en Rancul y otra por un caso de privación ilegítima de la libertad en General Pico. En ambas causas también intervinieron Gilardenghi, Caram y la fiscal de género, Ivana Hernández.

Los tres se conectaron a través de videollamadas de WhatsApp, lo mismo que los imputados; uno desde la comisaría de Rancul y el otro desde la comisaría Tercera de General Pico.

Dejá tu comentario