Provinciales | Alberto Fernández | Argentina | farmacias | General Pico | La Pampa | La Reforma

Vecinos denuncian irregularidades en el cumplimiento de la cuarentena

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, dispuso en la tarde de ayer la cuarentena social, preventiva y obligatoria. Sin embargo, muchos vecinos parecen no haber entendido la importancia de la medida.

El avance de la pandemia COVID-19 parece inexorable pese a las limitaciones impuestas por las distintas autoridades mundiales. En lo que respecta a La Pampa y Argentina, las herramientas para disminuir la propagación se han implementado tempranamente a fin de resguardar a todos los ciudadanos.

En primer lugar, el gobernador Sergio Ziliotto dispuso días atrás que los límites de la provincia sean cerrados en su totalidad, impidiendo que ingresen todas aquellas personas que no tengan domicilio en dentro del territorio pampeano. Para ello, se requirió la colaboración del personal policial en los ingresos.

Por otra parte y luego de una reunión con todos los gobernadores, el presidente Alberto Fernández decidió que se implemente la cuarentena social, preventiva y obligatoria en toda la República Argentina. El traslado de los ciudadanos sólo podría darse para dirigirse a sus empleos, en casos excepcionales, adquirir bienes de primera necesidad o acercarse a centros de salud y farmacias.

Sin embargo, muchos piquenses parecen haber desoído el Decreto de Necesidad y Urgencia, violando algunas de las especificaciones impuestas. Vecinos de la ciudad se comunicaron con este medio para expresar su descontento por el paisaje observado durante las primeras horas del viernes.

“Estoy sorprendida por el movimiento que hay en la calle, mayor aún que en algunos días de esta semana, gente que circula de a dos en motocicleta. Hay personas trabajando de manera particular en casas de familia”, explicó en un primer término una ciudadana que reside en barrio Pacífico.

“Es un tema que nos preocupa y estamos azorados del gran movimiento que vimos esta mañana en nuestra calle”, insistió la mujer que reside en calle 7. “Esperemos que tomemos conciencia porque sino el desastre va a ser muy grande. Así no vamos a poder con esta pandemia que es mundial todavía estamos a tiempo. No de esta manera”, dijo notablemente ofuscada en un audio enviado a esta redacción.

De manera siguiente, expresó una crítica direccionada hacia la conciencia social de los ciudadanos: “Los piquenses, o bien no hemos entendido, tenemos otro entendimiento de lo que es la 00 horas del día viernes o somos inconscientes”, lanzó con cierta preocupación por la falta de compromiso.

Otro lector de La Reforma, hizo hincapié en el tránsito poniendo de manifiesto lo observado durante la jornada: “Me llamó mucho la atención los autos con cuatro o cinco personas, la familia entera. Frené en el semáforo, había gente de a dos en la moto”, destacó.

Hecha la ley

Las cadenas de supermercados que tienen sus instalaciones en General Pico restringieron el ingreso de clientes con el objeto de evitar el aglomeramiento dentro de las mismas. Los ingresos se limitaron en cantidad, pero también por grupo familiar, por lo que sólo uno debería realizar las compras del día.

Aunque parecería ser una medida de acatamiento sencillo, un lector acercó su preocupación al respecto: “Como ven que en la puerta a la seguridad del supermercado que deja fuera a los acompañantes, los que aún están en la cola agarran otro carro a la pasada y así logran traspasar la puerta de ingreso. Mucha gente vino en pareja”, denunció.

Dejá tu comentario