Provinciales | femicidio

Una mujer fue asesinada cada 24 horas en 2019

Según un informe realizado por el Observatorio de violencias de género 'Ahora que si nos ven', en diciembre la estadística indicó cada 24 horas murió una mujer víctima de violencia de género.

Durante el 2019 el total de femicidios es de 372. Ante estos datos, nos preguntamos ¿ya no existe lugar seguro para las mujeres?

Según la presidenta del Observatorio, Raquel Vivanco, el espacio público es un lugar de riesgo para las mujeres, pero no es el mayor ya que también se corre peligro en los mismos hogares porque en el 81% de los casos el agresor es la pareja, expareja, conocido o familiar de la víctima. En un 86% de los casos el hecho ocurre en la vivienda de la víctima “y esto de alguna manera reafirma que el callejón oscuro es inseguro pero nuestras casas también lo son”.

Un dato relevante que también destacaron desde el Observatorio es que no hay ninguna provincia que no haya terminado el año sin un femicidio por lo tanto, la violencia de género es una cuestión 100% federal. No reconoce fronteras ni tampoco reconoce ideologías, clases sociales, religiones.

Además, desde la institución informaron que este escenario de femicidios se dio en el marco de un Estado que no trabajó de manera integral en el tema de la violencia de género y es por ello que esperan que en el 2020 existan políticas públicas que se trabajen de manera correcta, no solo desde el Estado sino también desde las organizaciones sociales.

La Reforma consultó a integrantes de agrupaciones locales acerca de la opinión sobre esta lamentable estadística que afecta de manera preocupante a todo el género. “La mayoría de los femicidios de mujeres ocurren en manos de la expareja y el lugar mas inseguro para las mujeres es el domicilio. Estamos hablando de que se dejan sin madres a muchos niños y niñas”, explicaron.

Consultadas sobre el cambio de paradigma en cuestiones de género y teniendo en cuenta que de un tiempo a esta parte el tema se ha instalado en la agenda mediática y social, indicaron que “ha tomado la mayor visibilidad la temática (de género) si uno piensa en todos estos años. En el 2015 las marchas ‘Ni una menos’ representaron un gran ‘basta’ a raíz de la cantidad de femicidios que habían acontecido de gravedad, y que siguen estando porque seguimos teniendo. Esto renueva el reclamo, y esto tiene que ver con el retroceso que hemos atravesado estos años de Gobierno de Macri en donde ha habido menos presupuesto para la mujer, para la temática de violencia de género”, manifestaron.

“Ha habido toda una serie de cuestiones que nos han significado un retroceso en este tema y por eso nosotras seguimos insistiendo en pedir políticas públicas para terminar con la violencia de género y con la violencia machista”, cerraron.

Enero, un mes teñido de femicidios

Lamentablemente el 2020 comenzó con cifras alarmantes en lo que a este tema se refiere ya que seis mujeres fueron asesinadas los primeros días del año, dos de ellas en provincia de Buenos Aires, otra en Capital Federal, Salta, Santa Fe y Tucumán.

Según la titular del Observatorio, se mantiene entonces la cifra con la cual terminó el 2019 porque “las políticas llevadas adelante para la prevención, sanción y erradicación de la violencia fueron por demás insuficientes y deficitarias en los últimos años”.

Cabe recordar que el presupuesto asignado durante la gestión anterior era de 11 pesos por mujer a través de la ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia y el plan nacional de erradicación de la violencia machista sufrió un recorte presupuestario.

El primer femicidio del año se produjo el 1 de enero en el barrio porteño de Villa Devoto, donde Inés Adriana Caruso (56) fue encontrada asesinada a golpes sobre un colchón de una habitación. Como sospechoso fue detenido su concubino, Iván Darío Díaz (44), quien tenía varias denuncias por violencia de género.

Dos días después, en la localidad bonaerense de Ituzaingó, fue acuchillada Sabrina Vanesa Ovalle (35), quien trabajaba como cajera en un supermercado de la zona y fue atacada en la puerta de su casa por su expareja. Tras el femicidio, el hombre, identificado como César Fernando Díaz (39), se autolesionó, fue reducido por un grupo de vecinos y terminó detenido e internado fuera de peligro.

En la provincia de Salta, el primer hecho de violencia de género que terminó en un crimen ocurrió el 5 de enero, cuando Analía Anabel Astorga (26) recibió un disparo en la cabeza y otro en la zona torácica, así como golpes en el rostro y pérdida de piezas dentarias. La víctima fue trasladada de urgencia al hospital local, pero debido a la gravedad de las lesiones fue derivada al Hospital San Bernardo, de la ciudad de Salta, donde ingresó sin vida.

En la ciudad santafesina de Villa Constitución murió en un hospital Florencia Coria (27), quien estaba internada desde el 29 de diciembre último con el 90% del cuerpo quemado. Su pareja, Cristian Cabrera (43), primero fue detenido, pero luego se le concedió prisión domiciliaria y se fugó.

En Tucumán fue asesinada Luciana Beatriz Salazar (24), madre de cuatro niños, quien recibió una puñalada en el cuello cuando mantenía una discusión con su pareja, Pedro Pablo ‘Dengue’ Rojas quien fue detenido poco tiempo después del hecho y en el lugar de los hechos se encontraron dos cuchillos con manchas de sangre.

El 4 de enero, se produjo el femicidio de Valentina Gallina (19) en la localidad bonaerense de Olavarría, el mismo lugar donde su madre había sido asesinada en 2008. Por el hecho quedó detenido su pareja, Alejandro Diego Ezequiel Pais (29), quien había asegurado que un grupo de personas habían entrado a la casa y efectuado disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en la joven, pero la autopsia reveló que la víctima murió a raíz de un ‘edema craneal’ provocado por golpes.

Dejá tu comentario