Provinciales | José Luis Beccaría Velazco | Día Internacional de las personas con discapacidad

Un ejemplo de superación en primera persona

José Luis Beccaría Velazco es oriundo de la provincia de Mendoza y nació con discapacidad. Le faltan las dos piernas, no tiene un ojo y dos dedos de la mano. Es un claro ejemplo de superación y las ganas de vivir que se mantienen firmes en él demuestran su valentía de seguir adelante, sin importar nada más que la felicidad. Es ingeniero, profesional que ha pasado por varios trabajos, y ayer dictó una charla motivacional en la Facultad de Ingeniería.

Beccaría es el claro ejemplo de una actitud resiliente que permite superar desafíos y afrontar las dificultades para transformarlas en fortalezas. La primera de las charlas se llevó a cabo el martes 3 de diciembre, en la Facultad de Ingeniería, y, la segunda, ayer, en Peña El Alero.

En diálogo con La Reforma, Beccaría mencionó que “lo que hago es contar mi experiencia de vida y transmitirles a los presentes mi experiencia. Yo soy una persona con discapacidad de nacimiento, cosa que no me molesta ni me ha impedido alcanzar mis sueños. Entonces, la charla es, básicamente, contar mi experiencia de vida, resaltar los buenos valores, las decisiones que tuve que tomar en mi vida, y valorar el apoyo de la familia, de los amigos, de esas personas en la vida de uno”.

Asimismo, aseguró que uno de los ejes es hacer hincapié en las necesidades de cada persona porque “muchas veces uno habla de discapacidad, y si a esa palabra se le saca las tres primeras letras te da como resultado la palabra ‘capacidad’. Ahí está en uno ver cómo trabaja ese tema. Las capacidades van de la mano con la fortaleza y la fortaleza permite cumplir nuestros sueños. La idea es contagiar a los asistentes a que se animen a cumplir sus sueños, a ser felices. Hay cosas que el ser humano en el día a día se olvida y después resulta que no hay tiempo, y no debería ser así”.

Lo interesante es que con esta propuesta se puedan promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad y es por ello que fueron dos jornadas más que interesantes. Una estuvo orientada a universitarios y la otra a personal de Corpico y público en general, eso hace que el abanico de asistentes sea abarcativo y logre llegar a la mayor cantidad de personas posibles.

Sobre su carrera laboral, Beccaría aseguró que durante 17 años trabajó en la cooperativa de electricidad de General Alvear ‘en diferentes áreas’. “También fui profesor de nivel superior, y no me gusta la famosa zona de confort, por eso salió la posibilidad de un empleo en la ciudad de Mendoza. Estamos hace siete meses viviendo en la capital y disfrutando lo que hacemos, que eso es fundamental”.

Por último y consultado sobre las expectativas de los dos encuentros, admitió que busca ayudar a la gente ‘aunque sea en lo más mínimo’. “Porque eso quiere decir que el mensaje llegó. Para una persona lo mejor que le puede pasar es ser feliz, y hay una cosa mejor aún, que es ayudar a ser feliz a los demás. Estamos para eso”.

Dejá tu comentario