Editoriales | Argentina | pandemia

Un día todo termina

Ahora que Gastón Yañez, el abogado jefe de gabinete de Mario Ishii en José C. Paz, aclara por Twitter que, "cuando Mario Ishii dice: 'Yo los tengo que cubrir', habla sobre cubrir el servicio, es ahí donde se lo saca de contexto”, cuando explica que se refiere en realidad al término 'falopa' para referir al faltante de medicamentos como es el clonazepam", una expresión sincera y llena de buenas intenciones, nos deja mucho más tranquilos a los ciudadanos. Era clonazepam!!!

Claro, ahora se entiende cuando unos pibes en el barrio, escuchando música a un volumen tal que todos, absolutamente todos escucharán con la expresión desencajada y moviendo la mandíbula rítmicamente, decían queremos fafafa, no era otra cosa que tartamudez como consecuencia del reclamo de un cobijo gregario. El Pequeño Yañez Ilustrado aclarará que se referían a familia. Claro, fafafa, es decir, familia.

También un señor de negocios que hablaba de una transa de merca, se refería a un camión de alimentos para ayudar a las personas que por la pandemia no tienen acceso a los mismos. En realidad, es una forma de decir para certificar que la mercadería está en tránsito. Aclarado el punto por el Pequeño Yañez Ilustrado, este señor tan ocupado podrá seguir trabajando por el bien común.

Son increíbles las nuevas formas de expresión. El lenguaje inclusivo y los novedosos giros lingüísticos nos sorprenden a cada rato. Tanto es así y tan sabido que una de las cosas más realizadas durante la pandemia han sido los panificados caseros, por eso mismo la expresión "quiero blanca de la buena" no refiere a otra cosa que a harina 000 para amasar pan o facturas. O podría ser en su defecto harina de maíz. El Pequeño Yañez Ilustrado seguramente podrá intentar otras explicaciones más sesudas sobre este tópico.

Los sorprendentes giros idiomáticos a cada paso van construyendo nuevas identidades, como la de esa gente que seguramente deben ser viveristas, porque se les escucha decir “hay que conseguir unas buenas flores para armar”. La estética de un jardín bien diseñado es incomparable según El Pequeño Yañez Ilustrado, en su versión paraguaya de mala calidad.

La expresión "con esta mandanga te la ponés en la pera", según el Pequeño Yañez Ilustrado, hace referencia a las economías regionales del valle de Río Negro, donde la pera es una de las frutas más extendidas en los cultivos frutihortícolas y mandanga es el modo amable de dar órdenes de la gente responsable de las cosechas. De ahí la manera correcta de decir mandaga, para expresar que si tenés a alguien que te mande a cosechar como corresponde, te va a ir bárbaro con la fruta.

Justamente cuando se habla de fruta, por algún problema de dicción, algunos suelen decir frula. Esta frula sí que pega, es importada de Bolivia. Claro, acá debemos entender que se trata también de economías regionales, siempre según el Pequeño Yañez Ilustrado. Seguramente se trate de guabirá, ocoró, lúcuma, pitón o pitanga. Claramente por eso algunos eternos resfriados hablan de la buena frula boliviana, seguro que El Pequeño Yañez Ilustrado nos explicará que es por la vitamina C.

Por último, y para ir cerrando la idea, es bueno convocar al prócer de la lengua que era el querido “Negro” Fontanarrosa. Refiriendo a personajes como este militante de José C. Paz, jefe de gabinete de Ishii e intérprete de las frases que nosotros los medios nos negamos a entender y sacamos de contexto, el ilustrador y autor rosarino, en el Congreso de la Lengua hizo referencia a la palabra Pelotudo. Dio un sabio consejo: “anoten las maestras” dijo: PeloTudo lleva acento en la T. Esa acentuación da el verdadero carácter a la palabra.

Para muchos impresentables de la política argentina los ciudadanos llevamos acento en la T. Así nos tratan, así piensan de nosotros, ese es el lugar que nos otorgan. La recomendación es: sean cuidadosos, un día todo termina. Les pasó a tremendos referentes (para bien y para mal) de la historia de este mundo, imagínense que también puede terminar para ustedes, que, de última, no son más que el cuatro de copas de la baraja que hoy ocupa la mesa.

Dejá tu comentario