Provinciales | Ulises Forte | carne | presidente

"La carne argentina en la más barata del mundo, el problema es la pérdida del poder adquisitivo", dijo Ulises Forte

El expresidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, Ulises Forte, no ahorró críticas hacia el titular del Poder Ejecutivo Nacional, Alberto Fernández, por la advertencia en cuanto a la posibilidad de aumentar las retenciones al agro o disponer cupos de exportación.

Ulises Forte, quien fue diputado nacional por la UCR, sostuvo que “creo que volvemos a cometer los mismos errores, en su momento, cuando el presidente Alberto Fernández, era opositor criticó a todas estas medidas que ahora quiere implementar. Me parece que Fernández sigue siendo jefe de gabinete, porque no actúa como presidente ”.

Recalcó que “se buscan enemigos donde no los hay. El presidente dijo una barbaridad, como que el productor elige entre exportar o vender en el mercado interno, peso es tremendo, porque debiera saber que el productor vende al Mercado de Liniers o a los frigoríficos y éstos le dan a la carne el destino que más le conviene. Decir eso es mentir o hablar desde el desconocimiento, y ambas cosas son graves… aunque si no sabe puede aprender, pero si miente es un mentiroso”.

“El tema se está manejando mal para ocultar la realidad, porque la carne argentina, en cuanto a calidad y precio, no se consigue en ningún lugar del mundo, porque en Australia –por ejemplo- el bife de chorizo cuesta una fortuna, y en todos lados pasa lo mismo. El problema no es el precio de la carne, sino la caída en el poder adquisitivo de los salarios”, aseveró.

“Lovera es un caradura”

En ese marco, Forte arremetió contra el senador nacional y titular del Centro Empleados de Comercio de General Pico, Daniel Lovera, diciendo que “es un caradura, hace unos días anunció con bombos y platillos un aumento salarial del 20 al 25 por ciento para el 2021, cuando se sabe que la inflación va a ser superior al 40. Ahí está el problema, no hay que buscarlo por otro lado”.

“El problema es la caída del salario real -insistió-, pero insisten con recetas que ya fracasaron, porque éstas payasadas ya las hizo (Guillermo) Moreno. Yo tuve la experiencia de ver a Fernández pelearse con Moreno en el marco de la Resolución 125. Estas políticas tienden al fracaso”,

Propuso que “el gobierno saque el IVA de la carne a quienes tengan salarios de 60 o 70 mil pesos mes, que se los devuelvan al CBU el impuesto de toda la carne que compró, porque los impuestos son más del 30 por ciento. En este acuerdo de vender grasa con hueso que hicieron con los frigoríficos, de vender cortes a precio económico, el Gobierno no puso un mango, todo lo ponen los privados”.

“Yo no digo que un tipo que gana bien no pague el IVA en los alimentos, pero al jubilados y el laburante que gana poco podría tener ese beneficio”, subrayó.

Forte dijo que “el peronismo tiene el dogma de afectar a la ganadería, porque en un país carnicero parece que el que tiene vacas es un antipatria, estamos todos locos? En ningún gobierno peronista, salvo honrosas excepciones, tener vacas fue rentable, por lo tanto digo que estamos frente a un populismo mal hecho”.

Recordó que “acá vinieron todos los ministros, pero de golpe y porrazo se olvidaron de reclamar para que pase la carne con hueso al sur del Río Colorado, porque hay que (Carlos) Verna le reclamaba todo el tiempo al gobierno de Macri y Ziliotto hacía lo mismo cuando era diputado, pero ahora nadie dice nada, ¿que pasó?”.

Abogó porque “en la reunión de mañana (por hoy) entre el presidente y la Mesa de Enlace se encuentre una salida al problema de los cupos y las retenciones, porque de lo contrario se van a venir tiempos complicados, porque no se puede amenazar a los productores cuando éstos no tiene la posibilidad de cambiar la situación. No se puede decir que la carne aumenta porque aumenta el maíz, no hablemos incoherencias, porque los que compran son los frigoríficos y ellos no se preocupan por saber si el productor gana o pierde. Si suben las retenciones, el negocio queda en manos de tres tipos”.

“La situación se corrige con incentivos para la producción, no con castigos, porque sino terminamos pegándole al que labura y el que no lo hace la pasa bárbaro”, manifestó.

Además, aclaró que “otro aspecto que hay que tener en cuenta es que el negocio de la carne es el que más atomizado que existe, porque están los matarifes, los frigoríficos, los remates feria y 60 mil productores. Por otro lado, tenemos un sistema de distribución que es anacrónico, en el cual no se quiere avanzar. Si se hiciera una distribución por corte, donde cada uno de los carniceros puedan comprar lo que más vende y no la media res completa”.

“Otras bestialidad que dijo el presidente es que la carne aumentó porque se exportaba a China. En la Argentina no comeríamos nunca la carne que va a China, porque es de animal grande, hasta las hamburguesas son duras allá”, culminó.

Dejá tu comentario