Provinciales | Coronavirus

Ulises Forte: "Hay que apretar los dientes y aguantar la tormenta"

El titular del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, Ulises Forte, afirmó ayer, en una entrevista con La Reforma, que “por el momento desde la Argentina no se puede hacer nada” para reabrir el mercado chino al ingreso de las carnes de nuestro país.

pocos minutos de haber arribado a General Pico desde Dubai (Emiratos Árabes), evaluó la reciente intervención en ese mercado, exclusivo y de alta exigencia económica. “Este fue el cuarto año consecutivo que fuimos a Dubai, en lo que constituye una inversión a mediano plazo. Si bien Emiratos es un mercado con cupos que no son de gran volumen (de importación de carnes argentinas), como está especializándose en turismo cinco estrellas, con productos y servicios premium, las carnes argentinas allí cotizan perfectamente. Por ahora, podemos decir que estamos instalando nuestros productos”, evaluó.

Involucrados

El impacto negativo de las turbulencias que ha creado en China en primer lugar, y desde allí hacia el mundo, la pandemia del coronavirus, se hace sentir con fuerza en la economía argentina. “Concretamente el mercado de China está paralizado y eso nos pega durísimo. Porque el 75 por ciento de las exportaciones (de carne vacuna) que se hicieron el año pasado fue hacia China. Hoy hay mil contenedores que no pueden llegar, la cámaras están llenas, entonces estamos muy involucrados con ese problema”, diagnosticó Ulises Forte.

La repercusión del enorme problema sanitario desatado en el gigante asiático tiene ecos en diferentes continentes.”En Moscú, por ejemplo, la feria (de la alimentación) fue prácticamente un fracaso porque no apareció China y porque mucha gente no viaja porque hay una psicosis general. En Dubai, ahora, hay la mitad de gente que otros años. Los aeropuertos están vacíos y hay mucha menos gente en todos lados porque además de la situación en China hoy hubo muertos en Italia. Es una pandemia que golpea fuerte en muchos lugares. Y al mercado de las carnes argentinas lo afecta muchísimo”.

“Uno no quiere ser apocalíptico pero ese sector de las exportaciones está paralizado, en Argentina el 80 por ciento es para el mercado interno y la reactivación soñada tarda en llegar, por lo tanto digamos que esto no es para alarmarse pero sí para preocuparse. Yo supongo que la pandemia en China va a pasar y que en dos, tres o cuatro meses los mercados se van a ir normalizando”, estimó el presidente del IPCVA.

Apretar los dientes

No obstante ese pronóstico de moderado optimismo, en medio de la crisis actual el margen de maniobra a nivel de la Argentina se reduce a la mínima expresión. “Desde la Argentina no se puede hacer nada. Yo supongo que el Ministerio de Salud debe estar tomando las medidas necesarias de prevención, y en estado de alerta, por si aparece algún caso. Ahora hay que esperar. Si fuera un problema nuestro se podría hacer algo. Pero en el caso de China hay que apretar los dientes y esperar. Hay algunos especialistas que le están poniendo fecha al regreso del mercado chino, para mí es una irresponsabilidad hacer futurología”, criticó Forte.

“Se dice que el coronavirus ataca cuando hay estados gripales y cuando hay frío, y que cuando hace calor se va el virus. Ahora hay un cambio estacional, está llegando la primavera a China, todo eso indicaría que va a solucionarse el problema, pero nosotros ahora, en el Instituto (de la carne) estamos reprogramando actividades para ver qué nuevos mercados se pueden abrir y qué otras alternativas hay para las exportaciones”, adelantó.

Aun en el mejor de los casos, la confirmación de otras alternativas comerciales internacionales para la carne argentina no llegará a cubrir el volumen de las compras que llegó a hacer China hasta hace muy poco tiempo. “No solo por el volumen sino también por el tipo de carne”, hizo notar el funcionario del IPCVA. “Europa está definida para los cortes premium, Israel para los cortes religiosos y muchos cortes delanteros, pero China llevaba mucha carne de volumen, cogote, garrón y todo lo que nosotros no consumimos. Era el complemento ideal para el mercado argentino. Además, en la conquista de nuevos mercados no solo estamos nosotros sino también el resto del mundo”, advirtió.

“Esto es transitorio -señaló Forte sobre el final del diálogo con el cronista- en algunos meses esto se soluciona, no va a ser de por vida. Pero ahora hay que aguantar la tormenta”, sentenció.

Dejá tu comentario