Provinciales | UCAS de Arrate | personas desaparecidas | España

Un verdadero acto de amor: la historia de UCAS de Arrate, la organización que se dedica a realizar rescates

10.000 kilómetros nos separan de esta historia de valentía y amor por el prójimo. Te invitamos a conocerla.

Todo comenzó en 2011, cuando Valeriano de la Calle y Judith Rasines decidieron fundar UCAS de Arrate, una asociación sin fines de lucro que tiene como misión colaborar en la búsqueda de personas desaparecidas. Hasta el momento han participado en más de 80 rescates.

Cubo de Bureba, una pequeña localidad ubicada en la provincia de Burgos, España, es el lugar elegido para llevar a cabo esta noble tarea. Lugar donde se entretejen las raíces de muchas familias piquenses y que, hoy, nos llevan a contar esta historia.

Valeriano y Judith pueden llevar a cabo esta labor gracias a la colaboración de sus amigos de cuatro patas. A partir de muchísimo entrenamiento, han conformado binomios guías-perros, una herramienta poderosísima para colaborar en los rescates.

“En España hay varias asociaciones. En plan sanitario tenemos la DIA (Asociación de Víctimas de Accidentes), la Cruz Roja, entre otras. Yo estaba metido en ellas, en el voluntariado. Pero no me terminaban de llenar. Me faltaba algo”, comenzó explicando Valeriano a LA REFORMA. “Al final se cruzó un perro en nuestro camino y nos dimos cuenta que podíamos sacarle lo que realmente queríamos: ser voluntarios, ayudar a la gente con la ayuda de nuestros amigos de cuatro patas”, agregó.

image.png
UCAS de Arrate ya realizó más de 80 salvatajes.

UCAS de Arrate ya realizó más de 80 salvatajes.

Casualmente, los animales unieron a Valeriano y Judith. Antes de encontrar su vocación, cada uno tenía su perro. Él era entrenador y ella necesitaba quien entrene a su cachorro. Así fue como inició esta gran familia. “Fue viniendo un perro y luego otro y otro. Hoy tenemos once y estamos desbordados realmente”.

En cuanto al lugar donde hoy residen, un encantador pueblo de solo 100 habitantes, comentaron que lo eligieron por los perros. “Fue una casualidad, buscábamos una casa con un poco de terreno y Cubo de Bureba lo tenía. Prácticamente los perros eligieron la casa”, comentaron entre risas.

Trabajar desde el amor

Cuando Valeriano y Judith entendieron que su camino sería ayudar a los demás a través de sus perros, se plantearon hacerlo desde un lugar diferente. “Todo el trabajo con perros se hacía agresivamente. Yo recuerdo en mis principios que el Border Collie no entraba a trabajar en el mundo del rescate porque era incapaz, decían. Y yo empecé con un Border Collie. Cuando comencé a entrenar con Judith ella me enseño la parte positiva. Se entrena desde el cariño y desde el amor y haciéndolo así el juego viene solo”, señaló el entrevistado.

“Lo que quieres hacer, ellos lo saben hacer porque es su trabajo, es su vida. Saben lo que es rastrear, lo que es buscar. Simplemente les tienes que enfocar lo que tú quieres que ellos hagan”.

El rescate

Cada una de las misiones en las que participa UCAS de Arrate tiene sus particularidades. “Un rescate es muy complicado. No es lo mismo entrenar que ir a un rescate. Vamos con un nudo en el estómago, con el ansia de encontrarlo ya, con el nerviosísmo y las ganas de hacerlo bien. Nosotros nos centramos en eso, en que el perro lo haga bien, en que no se frustre. Que disfrute, pero al final los nervios siempre te juegan una mala pasada”, explicaron en referencia a ese tenso momento.

Al consultarle sobre la metodología que emplean, Valeriano comentó que “al rescate vamos varios, pero siempre trabaja solo un animal. El perro está a diez metros con un cordón atado al guía. Detrás va el ayudante del guía, que cumple la función de ser sus ojos. El guía tiene que ir mirando a su perro y nada más, no puede mirar alrededor. Tiene que ver a su perro, las señales que le da, las indicaciones. Si mira para un lado puede perder una señal, y una señal puede ser una vida”.

Amantes del trabajo

Los entrevistados señalaron que su raza preferida es Border Collie. “Siempre están preparados para trabajar. Con eso ya tienes medio trabajo hecho, porque no tienes que animarlo”.

“Yo siempre he querido un Bloodhound, siempre me ha llamado la atención, señaló Valeriano. “Lo cierto es que los caracteres olfativos así lo demuestran. Del Border Collie al Bloodhound hay una millonada de olores olfativos de diferencia. Cuando uno va justo el otro va sobrado. Nosotros ahora mismo estamos cambiando de Border Collie al Bloodhound. Border Collie tenemos cuatro y Bloodhound tenemos seis”.

image.png
En la actualidad hay 5.529 denuncias por personas desaparecidas en España.

En la actualidad hay 5.529 denuncias por personas desaparecidas en España.

Si bien, por naturaleza, ambas razas están predispuestas para la búsqueda, los entrenadores explicaron que, al momento de comenzar un rescate, todo depende del ánimo del animal. “Normalmente tenemos que ver la forma en que se levanta el perro de la cama. Cuando abres la jaula ves la actitud del perro, son como nosotros. Normalmente ellos siempre están al 100% pero muchas veces, por enfermedades, no están en condiciones”.

Además, señalaron que el proceso de crecimiento de cada animal es particular. No todos están dispuestos para salir al rescate a la misma edad sino que depende del carácter y la personalidad. “Hay perros que pensás que van a ser una bomba y resulta que no quieren, pues no los puedes obligar”, agregaron.

Momento inolvidable

Dentro de casi el centenar de operativos que UCAS de Arrate tiene en su haber, hay uno que marcó un antes y después en la vida de Valeriano y Judith.

“Dio la casualidad de que desapareció una niña de trece años con síndrome de Asperger y nosotros estábamos en el pueblo del lado”, comenzó relatando la mujer. Mientras participaban de una exhibición, recibieron el alerta, el cual los agarró desprevenidos. Lo que parecería ser un día tranquilo se convirtió en un operativo que duró horas. En conjunto con la Guardia Civil y Bomberos, organizaron el rastrillaje. A las 12 del mediodía “cojimos las prendas para que el perro olfatee y siga el rastro de la niña. Y comenzamos a trabajar. Fue muy curioso porque el perro nos fue llevando por diferentes pueblos y según íbamos llegando, la gente nos decía que habían visto a la niña”. Luego de un extensivo rastreo comentaron que se retiraron a descansar. “Si no estás para ayudar, para estorbar tampoco estés”.

Cerca de las 3 de la mañana del día siguiente, finalmente sucedió lo que tanto esperaban. “El perro iba muy motivado, las señales que me iba dando eran muy claras. De repente le digo a Valeriano que el perro va súper bien. A los diez minutos apareció la niña caminando”, contó Judith, con total alegría. “Me acerqué a la niña y lo primero que me dijo es: ‘¿Por qué hay tanta gente en el monte?’ y le digo ‘pues, porque te estamos buscando’. ’A mí? Yo he venido a ver la nieve, me dijo’. Y ahí se te pasan por la cabeza mil cosas y no sabes cómo reaccionar. Después de unos minutos, la niña se aferró a mis brazos”, relató. Mientras tanto, Valeriano estaba de rodillas en el suelo, “llorando como un niño”.

Un acto de amor puro

Según el Centro Nacional de Desaparecidos de España, en los últimos diez años se han registrado un total de 202.529 denuncias por desapariciones de personas. Del conjunto de estas denuncias, 5.529 se encuentran activas.

“Ahora parece que el número se está corrigiendo un poco. Nosotros creemos que las búsquedas no se hacen bien desde el primer momento, fallan muchas cosas. No se activa a todas las unidades que se podrían activar. Se espera mucho en reaccionar. Todo eso se va corrigiendo pero hay sitios que todavía esperan demasiado. No tenemos que esperar a ver si aparece, tenemos que ir a buscarlo. Es importante que no se pierda tiempo y que desde el minuto cero se empiece a trabajar”, indicó Valeriano.

En el casi centenar de búsquedas que los perros y los guías de UCAS de Arrate han realizado demuestran su amor profundo por el prójimo y su vocación de servicio. “No puedes invertir tu tiempo libre en hacer algo que no te sale de adentro”, cerró Judith.

image.png

Tomás Eduardo Pitayo Oñate, un cantante mexicano, interpretó un corrido dedicado a UCAS de Arrate. El compositor original es José Alfredo Jiménez y la parodia de la letra fue realizada por Tomás Pitayo Ramírez. En tanto, la obra se realizó en el estudio de grabación Chompo Studio.

Te invitamos a escucharla:

WhatsApp Audio 2020-11-15 at 15.40.48.mpeg

Dejá tu comentario