Agropecuarias | trigo | La Pampa | agrotóxicos

Entregaron el pedido para que se prohíba el trigo transgénico en La Pampa

La asociación "La Pampa Libre de Agrotóxicos" entregó finalmente hoy un petitorio en Casa de Gobierno.

La asociación “La Pampa Libre de Agrotóxicos ” entregó finalmente hoy un petitorio en Casa de Gobierno en el que solicitan al gobernador Sergio Ziliotto que no autorice “la siembra y producción del trigo transgénico HB4 y sus productos y derivados” en el territorio provincial.

Argumentaron su pedido en que un accionar en contrario “multiplicaría el consumo de agrotóxicos” y, en consecuencia, iría contra la aspiración de la Ley de Gestión Integral de Plaguicidas aprobada recientemente por Diputados.

Como apoyo para el pedido, adjuntaron la carta que 1000 científicos del CONICET, 30 universidades públicas y otras personalidades públicas hicieron llegar al Gobierno Nacional que “lamentablemente” autorizó su utilización.

Esta decisión, dijeron, fomenta el agronegocio actual que “concentra capital, profundiza la desigualdad económica y social, genera el deterioro de la salud de las comunidades y los ecosistemas y acelera la pérdida de biodiversidad, dejando territorios devastados ambiental y socialmente”.

La agricultura que apela a transgénicos, resaltaron, implica el consumo de herbicidas cada vez más potentes. En la actualidad se usan “más de 525 millones de Kg/litros por año (alrededor de 12 litros por persona, la tasa más alta del mundo”) y la autorización del trigo resistente al glufosinato de amonio aumentará ese volumen.

Detallaron que el glufosinato es un herbicida “15 veces más tóxico que el glifosato” y que su aplicación, al eliminar a los organismos que actúan “naturalmente” para mantener la dinámica de los agroecosistemas derivará en un aumento del uso de otros agrotóxicos, que, además, contaminan el agua y las napas y obligará a una extensión de la fumigación a “prácticamente todo el año”.

La nota también hace mención a que no pueden coexistir el trigo transgénico y el que no lo es, otro peligro para su autorización.

Aseguran, más adelante, que la extensión del modelo de producción actual “basado en precios internacionales” ha llevado al avance “descontrolado” de la frontera agrícola sin tomar en cuenta las consecuencias ambientales, el desmonte, el avance contra pueblos originarios y la degradación de humedales, entre otras consecuencias nocivas.

En este sentido, indicaron que el camino es fomentar la agroecología como práctica, algo que también fue sancionado como ley en la provincia.

Por: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario