POLICIALES | estafas

Tras los últimos sucesos, advierten cómo actuar ante casos de estafas

Vecinos de Castex y la zona se han visto damnificados por el delictivo accionar de personas que utilizan perfiles falsos de venta o sitios web adulterados para hacerse con el dinero de aquellos que buscan realizar compras on line.

Las páginas de venta online de productos son una tentación para todo internauta. Ofertas por doquier, descuentos impensados y objetos importados inalcanzables para nuestra ciudad o localidad, son un atractivo para todos aquellos que a diario encienden su celular, tablet, computadora o cualquier otro dispositivo electrónico.

La multiplicidad de sitios que ofrecen numerosas variantes para los consumidores esconden, en muchos casos, un peligro mayor al que cualquiera al mando de un teclado podría imaginar. Es que ante la tentación de los clientes, hay oportunistas que se disfrazan de comerciantes para quedarse con bienes que no les corresponden.

Y no sólo se corre el riesgo de perder dinero en la adquisición de un producto que no llega, que es modificado o cambiado, sino que en el peor de los casos se pierde información mucho más valiosa: cuentas de banco, tarjetas, direcciones y más, quedan a merced de delincuentes cibernéticos.

Como consecuencia de los últimos casos que han ocurrido tanto en la región como en General Pico, el Gobierno Provincial, a través del Ministerio Público Fiscal, emitió una serie de recomendaciones y pasos a seguir en caso de intentar ser timados por quienes buscan estafar a través de la World Wide Web o, simplemente, internet.

Pero, previo a enumerar las advertencias formuladas, es realmente valioso informar que las compras por internet no son distintas a las realizadas entre personas, de modo tal que resulta aplicable la Ley de Defensa del Consumidor. Es por ello que todo reclamo podrá ser canalizado por todas las vías que esa normativa dispone.

Recomendaciones

A la hora de navegar por los distintos sitios, hay que corroborar que se navegue por conexiones seguras. Para ello, se debe “evitar utilizar WiFi libre, puesto que la información que se transmite por redes públicas, entre ellos, los datos de una tarjeta de crédito/débito, puede ser capturada fácilmente y usada perjudicialmente en su contra”.

No menos importante es utilizar medios tecnológicos propios, evitando aquellos de uso público. Se aconseja “no usar computadoras que no conozca, ya que su configuración de seguridad puede que no sea la mejor. Por el contrario, deben inclinarse por computadoras o dispositivos que contengan sistemas operativos y antivirus actualizados”.

Las ventanas emergentes, publicidades a través de Google en nuestras redes sociales o el llamado correo ‘spam’ pueden engañar fácilmente a los usuarios. Así es que se advierte no ingresar en enlaces de publicidades y anuncios de sitios que parezcan legítimos, pero que en realidad no lo son. En estos casos, se recomienda acceder a los sitios oficiales de los anunciantes, tipeando la dirección directamente en los navegadores.

Como se mencionó con anterioridad, también es importante que las operaciones se lleven adelante en sitios de seguridad comprobada. Para determinar la misma, hay que dirigirse a la barra de direcciones y observar que se encuentren las letras ‘https’ antes del nombre de la página a visitar.

En esto, es fundamental la letra ‘s’ al final, ya que indica que la navegación se realiza en un sitio sin peligros. Otra manera de verificar que la página en la que se navega no traerá dolores de cabeza es reconociendo un candado al pie de la página.

Aunque parezca un hecho de evidente sentido común, vale recordar que brindar más datos personales que los estrictamente necesarios para concretar la compra puede resultar sumamente perjudicial. En este sentido, advierte sobre las solicitudes de gran cantidad campos a rellenar.

Por último, sería pertinente que cada usuario revise sus cuentas bancarias con habitualidad, al igual que el resumen de sus tarjetas de crédito. En caso de detectar consumos no realizados, se recomienda hacer el reclamo en baco emisor o en la empresa administradora del ‘plástico’. La evidencia que se posea en este caso, será útil ante la denuncia en Fiscalía o comisaría más cercana.

Estafas telefónicas

El Ministerio Público Fiscal también refirió a los engaños a través del uso de la telefonía, una modalidad que se cobró muchas víctimas durante el año 2019. Se recuerda entre los casos más resonantes, el de un grupo de ciudadanos de Isidro Casanova, partido de La Matanza, que haciéndose pasar por autoridades bancarias o familiares de los damnificados se alzaron con una gran suma de dinero sustraída en distintas provincias.

En este sentido es importante mencionar que “los organismos nacionales (ANSES, AFIP, entre otros) nunca resuelven trámites por vía telefónica”. Así mismo, se menciona que las entidades bancarias tampoco llevan a cabo operaciones a través de dicho medio o envían empleados a los domicilios de sus clientes.

Habitualmente, llegan a los teléfonos celulares felicitaciones por premios ganados, cuyo retiro se debe hacer previo depósito de dinero para gastos ‘administrativos’. “Si nunca te inscribiste ni participaste de un concurso nacional, es imposible que lo ganes”, se menciona desde el Ministerio Público.

En este sentido, ninguna concesionaria de automóviles requerirá la transferencia de un monto económico vía teléfono. Si hay una transferencia en curso, se recomienda acercarse al comercio en cuestión para esclarecer cómo se llevará adelante la transacción antes de ejecutar un depósito a destinos pocos claros.

En diálogo con este medio, el fiscal General Armando Agüero había reconocido que durante 2019 se producían “dos denuncias semanales por estafas telefónicas”, un número que ha damnificado a muchos vecinos. Sin embargo, para las autoridades judiciales no es sencillo poder resolver tales ilícitos.

“Los delincuentes optan por esta modalidad, debido a que le corresponde una escala penal baja y es muy complejo poder dar con ellos”, refirió entonces. Las llamadas se dan en reiterados casos desde otras provincias, por lo que la localización de los móviles se hace aún más dificultosa.

Últimos casos

Durante el mes de enero, vecinos de Ingeniero Luiggi padecieron con el accionar de malvivientes que los contactaron a través de una llamada telefónica mutando su ardid. “No sacás el crédito. Ellos te guían para que generes el Token. Una vez que lo tienen, se transfieren tu saldo y te generan un crédito bancario, del que se transfieren nuevamente el saldo acreditado a tu cuenta de ése crédito”, escribió días atrás Agüero en sus redes sociales.

En la localidad de Castex, se dio un hecho por el cual una ciudadana resultó estafada en una compra vía Mercado Libre. Giró una suma cercana a los $69.989,49 a través de Mercado Pago, a fin de poder comprar un celular Iphone 7 Plus, aunque se llevó un mal trago al recibir el producto.

Si bien el vendedor conocido como ‘NYC STORE’ es catalogado como ‘Platinium’, por su confiabilidad a la hora de las transacciones, mostró otra cara a la hora de comercializar esta unidad. Es que, cuando Testa abrió la caja embalada prolijamente, halló dentro de la misma una piedra, que emulaba el peso del móvil deseado.

Temas

Dejá tu comentario