Provinciales | Patricia Testa | Concejo Deliberante | General Pico | UCR

Testa renunció a su banca en el Concejo y generó enojo en dirigentes radicales que analizan sancionarla

La actual diputada provincial Patricia Testa (UCR) renunció a la banca de concejal de General Pico antes de su asunción, lo que motivó el enojo de los dirigentes radicales, que anoche se reunieron en el Comité piquense para analizar la situación y evaluar posibles sanciones. Algunos proponen expulsarla.

Testa adujo “problemas personales”, pero en el radicalismo creen que su dimisión obedece a “un pacto preexistente” entre la exdocente y el PRO, que dejó a la UCR con un solo edil en el Cuerpo Deliberativo local.

La información se conoció en la mañana de ayer y corrió como reguero de pólvora, no solamente por la renuncia de una concejal que se ha destacado en cada uno de los lugares que ocupó en política, sino porque, además, la decisión dejó a la UCR con un solo concejal para los próximos cuatro años: Patricia Testa confirmo lo que para muchos era un secreto a voces, renunció a su banca.

Al renunciar Patricia Testa, el único radical que tendrá el próximo Concejo Deliberante será el edil Guillermo Coppo, quien continuaría con su bloque “unipersonal”. El reemplazante de Testa, Luis Clauzure llega al CD piquense proveniente del MID.

Reunión en el Comité

Dirigentes de la UCR se reunieron anoche en Pico para analizar la situación, pero aún antes de ese encuentro, que tuvo lugar en el Comité local, dejaron trascender algunos detalles de lo que para algunos puede ser una especie de “culebrón”, pero para otros significó lisa y llanamente “cagarse en el partido”, por lo que en la reunión hubo propuestas de "expulsión" para Testa, referente del radicalismo piquense.

A la hora de recordar la historia de su designación para ocupar el cargo al que ahora renunció, fuentes consultadas revelaron ayer que previo al comienzo de la campaña electoral del presente año, ante una treintena de personas, Patricia Testa habría comunicado a sus correligionarios que no aceptaría ser vice ni de Kroneberger (a la postre candidato a gobernador), ni de Maquieyra (candidato a intendente), ni de Julio Pechín (quien en ese momento estaba en carrera a la postulación para jefe comunal), pero además, en esa misma reunión habría pasado alguna “factura” a los presentes, quienes no la habían apoyado oportunamente en su intención de ser diputada nacional. “La cosa venía muy revolucionada en ese momento”, recuerdan.

Esa reunión se habría desarrollado un sábado, pero 48 horas más tarde, en los corrillos radicales, apareció el rumor que Patricia Testa habría aceptado ser candidata a vicegobernadora, cosa que finalmente no ocurrió, según cuentan, por decisión del candidato a gobernador y su equipo de trabajo.

Siempre de acuerdo con el relato de fuentes partidarias, horas más tarde, Martín Maquieyra se comunicó con dirigentes radicales para informar que, de acuerdo con conversaciones mantenidas con anterioridad, el radicalismo tendría dos lugares en la lista de concejales de ‘Todos por el Cambio’, que en el primer lugar iría Patricia Testa y en el tercero Guillermo Coppo. Esta decisión fue aceptada por los radicales, a pesar que en algunos casos reconocieron no estar de acuerdo con la forma en la que el PRO había negociado.

“Patricia arregló por su lado, por fuera del partido negoció con Maquieyra, y nos obligó a aceptar, porque sino teníamos que romper todo poco antes del cierre de las listas”, le recrimina un sector del radicalismo a la actual diputada provincial, pero también cuentan que horas más tarde aparece otro rumor: “Patricia Testa asumiría solo en caso de ganar el elección, para presidir el Concejo, pero no para ocupar un bloque opositor”.

Recuerdan que unos días previos a la interna, Patricia Testa tuvo un problema personal, pero el rumor ya estaba instalado en cuanto a que Testa no iba a asumir en caso de no ser viceintendenta.

Hay quienes cuentan que, hace aproximadamente 15 días, hubo una reunión entre Guillermo Coppo y Patricia Testa en la que la concejal electa habría confirmado que no iba a asumir, pero que se tomaría licencia y allí habría aparecido el nombre de Abel Sabarots (también diputado provincial) quien le habría recomendado tomar esa postura.

Hay quienes creen que justamente Sabarots fue quien convenció a Testa de ser candidata, todo en el marco de un acuerdo político entre el diputado radical y Maquieyra, teniendo en cuenta que el ahora intendente electo de General Acha corría riesgo de enfrentar una interna con el PRO. Maquieyra habría accionado para evitar en el marco de un “acuerdo político integral” que incluía distintas localidades de la Provincia. “En este marco, Patricia Testa se peleó con (Francisco) Torroba y recién vuelven a dialogar en la entrega de diplomas del viernes último”.

Además, las fuentes señalaron que “Maquieyra sabía que Testa no iba a asumir”. El último martes hubo en Pico una reunión de la cual participaron, entre otros, los concejales electos -4 de ellos-, Jorge Audisio (PRO), Juan Carlos Passo (UNIR) y Sergio González (UCR). Allí, Patricia Testa confirmó que asumiría y que pediría licencia y que Maquieyra lo sabía “desde el minuto cero”.

En el radicalismo dicen además que en el PRO “son cuatreros de bancas”, porque arreglaron con ellos sabiendo que Patricia Testa no iba a asumir, por lo tanto, sabían de antemano que quien llevaba de vice les iba a renunciar y la banca en el Concejo quedaría para ellos, en realidad para el MID, que responde al Carlos Mac Allister.

En el centenario partido se mostraron “calientes” porque según ellos hubo un “pacto preexistente” y consideran que Patricia Testa “se cagó en el partido”, pero además entienden que la candidatura de Testa terminó siendo “testimonial” y dejando al radicalismo con una sola banca”.

Dejá tu comentario