POLICIALES |

Tessio fue condenado a 18 años de prisión

General Pico (Redacción) – En forma unánime el tribunal colegiado integrado por los doctores Florentino Rubio, Carlos Federico Pellegrino y Marcelo Luis Pagano, condenó ayer a Pablo Daniel Tessio (25), a la pena de 18 años de prisión de efectivo cumplimiento, al hallarlo culpable del delito de homicidio simple.

El fallo Nº 825 marcando el final del proceso analizado en el legajo 26.642, fue leído ayer al mediodía en la Sala de Audiencias Nº 1, donde se desarrolló el juicio oral y público, con la presencia del imputado y de su abogado defensor, Oscar Ortiz Zamora.

También intervino en representación del Ministerio Público Fiscal, el doctor Armando Agüero (Fiscal General) y la doctora Ivana Hernández. En relación al hecho, el proceso registrado bajo el mencionado legajo se inició por preventivo policial el día 12 de diciembre de 2015. Siendo las 20:30 aproximadamente, la prevención recibió un llamado telefónico del hospital de Realicó en donde se les informó que siendo hora 17:20, aproximadamente, se apersonó una mujer con un bebé en sus brazos que presentaba un fuerte golpe en la cabeza, a lo que el doctor Hugo Ripa y la pediatra Rosa Olivetto, procedieron al traslado urgente hacia el hospital doctor Lucio Molas de la ciudad de Santa Rosa, donde les comunicaron que hora 20:15 aproximadamente, se produjo el deceso del niño.

En el alegato de apertura, el Fiscal General hizo un relato del hecho por el cual se acusó al imputado. La calificación legal realizada fue de homicidio simple, carátula que se reafirmó en los alegatos de clausura donde, la defensa, apeló a reconsiderar que se trata de una pena exagerada habida cuenta que, según su criterio, no estuvo claro el núcleo del suceso que concluyó con la muerte del bebé. Por su parte, el abogado Defensor, referenció que iba a estar a la prueba que se produzca durante el debate. El imputado Pablo Daniel Tessio dijo desde un principio, y lo mantuvo al final, que se trató de un accidente.

Que había agarrado al nene del piso de la cocina donde lo había dejado la madre que es su prima, para ir al negocio ubicado en la esquina de su casa a realizar compras. Alzó al bebé, lo hizo dormir y lo acostó en la cama. En ese momento se fue a bañar, sintió que el nene lloraba y nadie lo atendía. Salió del baño, se envolvió con un toallón y cuando lo alzó de la cama y estaba parado hamacándolo, el nene se tiró para atrás, se cayó y se golpeó la cabeza con el filo del parante de la cama y cayó al piso. Que eso fue lo que pasó.

49736a

Durante el debate se exhibió la filmación de la reconstrucción del hecho en la cual participó el forense, quien leyó y ratificó el informe del 4 de abril de 2017, ampliatorio de las consideraciones médico legales que hiciera en el informe de autopsia. Expresó que la mecánica de las lesiones que presentaba el niño se correspondían con un golpe en el cual primero habría impactado el dorso contra una superficie dura, produciendo un derrame hemático en la columna dorsal, comprometiendo parte posterior del pulmón derecho y parte posterior del hilio del izquierdo.

Agüero, en su alegato final, había solicitado una pena de 20 años por considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de homicidio simple. En cambio la defensa técnica del imputado peticionó que Tessio sea condenado por el delito de homicidio culposo y se le aplique la pena mínima. Asimismo, consideró que la pena solicitada por el fiscal para el delito de homicidio simple, resultaba exagerada. Tessio, en su descargo, sostuvo que nunca quiso dañar al bebé de su prima.

De tal modo el hecho fue tenido por probado, configurando el delito de homicidio simple previsto en el artículo 79 del Código Penal. “En efecto, Tessio sabía que la violenta agresión emprendida contra el niño le causaría la muerte y quiso hacerlo”, concluyó la justicia. Al momento de evaluar la pena los jueces consideraron a favor de Tessio que carece de antecedentes penales, su juventud, condición socio cultural y nivel de instrucción.

Como circunstancias agravantes de la pena se computó “la enorme gravedad del hecho que significa segar la vida de una criatura de diez meses de vida, la violencia y crueldad de la acción homicida, la total indefensión en que se encontraba el niño, a la que es natural por su edad debe agregarse la circunstancia de que no había ninguna persona que pudiera auxiliarlo, un desprecio por la vida tal, que lo llevó a apartarse del principio elemental de humanidad que obliga a la protección de los más débiles y vulnerable, el daño ocasionado a la víctima a la que se vio impedida de iniciar un desarrollo de sus potencialidades y vivir una prolongada existencia, el daño colateral que afecta a la madre por la humanamente irreparable pérdida, y a toda la familia puesto que el niño era nieto de la tía del acusado lo cual también lo hacía su pariente, y por último, Tessio defraudó la confianza que la madre depositó en él, al dejarle a su hijo a su cuidado”.

“Sin duda, las circunstancias atenuantes en poco morigeran el altamente intenso y duro reproche que amerita un hecho tan grave como el que se juzga, lo que lleva a tener que apartarse de manera considerable del mínimo legal previsto para el delito por el que se condena a Tessio, considerando que es justo y que compensa adecuadamente el daño ocasionado, imponerle la pena de dieciocho años de prisión”, concluyeron los jueces al dictar la sentencia del realiquense, de profesión carpintero que ayer, inmutable, escuchó el fallo.

Dejá tu comentario