DEPORTE | Sportivo Independiente | femenino | básquetbol

El momento de las chicas pampeanas

En este mes se cumplen 57 años del debut de un seleccionado pampeano en un campeonato argentino. Ocurrió en enero de 1964, en San Juan, cuando la competencia nacional con protagonismo exclusivo de las mujeres ya transitaba la décima edición.

La cronología del básquetbol femenino encierra una etapa que supo quedarse instalada en el recuerdo. Aquellas precursoras a mediados de la década del 30, la etapa de crecimiento en los ‘40 y la consolidación en los años ‘50, con equipos como Cultural Argentino o Sportivo Independiente, que supieron ser protagonistas de jornadas destacadas ante representativos de la región.

En este mes se cumplen 57 años del debut de un seleccionado pampeano en un campeonato argentino. Ocurrió en enero de 1964, en San Juan, cuando la competencia nacional con protagonismo exclusivo de las mujeres ya transitaba la décima edición.

  • Por Raúl Bertone.

Las dirigidas por Juan Carlos Martín y Delia Marcheggiano expusieron mucho amor propio, y si bien los resultados arrojaron todas derrotas, producto de la ausencia en los certamenes anteriores y la lógica carencia de roce con otras provincias acostumbradas a ese tipo de compromisos, significó una interesante experiencia, amén de la importancia de asomar la nariz por vez primera en un Argentino. Esta incursión de un combinado de la provincia por tierra cuyana -fue uno de los más jóvenes- sirvió, además, para alimentar el vínculo entre habituales rivales en una cancha.

La Pampa integró la Zona B, una de las tres armadas en la fase clasificatoria, junto a Capital Federal, Entre Ríos y La Rioja. La plantilla estuvo conformada íntegramente por piquenses, quienes se prepararon durante dos meses previo al debut con las entrerrianas, el domingo 26 de enero. Las jugadoras que viajaron fueron Lucy Milano, Elsa Bousquet, Mirta Blandino, Josefa Lorenzo, Olga Bousquet, María Muñoz, Lala Alvarez, Susana Ibáñez, Susana Guallart, Eva Milano, Diana Petrolla y Alicia Milano. En ese primer cotejo, el rival hizo prevalecer una mayor envergadura física, venciendo por 49 a 20. Las orientadas técnicamente por la dupla Marcheggiano-Martín fueron derroche de entusiasmo, y malograron varios lanzamientos libres que podrían haber acortado la diferencia final. “Cata” Lorenzo anotó 12 puntos, siendo la goleadora en ese tan ansiado debut.

Al día siguiente cayó ante La Rioja por 48 a 20 y el martes 28 de enero sucumbieron ante Capital Federal por 83 a 14. Las porteñas, con varias jugadoras de la Selección argentina, habían arribado a esa edición como candidatas al título, y finalmente se quedarían con el éxito. En la Zona Campeonato estuvieron después Capital, Córdoba y Santa Fe, mientras La Pampa pasó a jugar la instancia que definía del séptimo al décimo lugar con La Rioja, Jujuy y Tucumán. Sin poder acumular unidades en la tabla, terminó ubicándose en el último escalón de la misma, luego de perder con las riojanas por 46 a 34, con las tucumanas por 61 a 36 y ante las jujeñas, por 41 a 28. En la final, Capital se consagró tras superar a Santa Fe por 49 a 34. Después de esa incursión, no se repitió la presencia del básquetbol femenino pampeano en una cita nacional. Al regreso, hubo intención de que se sumaran las santarroseñas para un trabajo en conjunto, pero no pudo ser. Además, la actividad aquí decayó de tal manera que, transcurrido poco tiempo, fenecería.

Dejá tu comentario