Provinciales |

Sostenida labor de la Mesa Solidaria Pampeana en la cuarentena

Desde hace más de dos meses, la Mesa Solidaria Pampeana, que reúne a varios grupos afines y a personas que adhieren a su acción en forma individual, ha llevado asistencia alimentaria a 275 familias piquenses.

Hoy, en diálogo telefónico con La Reforma, una de las voceras y activas organizadoras de la entidad, Agustina Moreyra, compartió la satisfacción por el trabajo logrado con sus pares, puso de relieve el esfuerzo, la dedicación y la perseverancia con las que se ha trabajado y se sigue trabajando, y anticipó que la labor altruista continuará mientras dure la cuarentena.

“Desde que comenzamos hemos llegado a 275 familias. De ese total, hay 41 grupos familiares a los cuales visitamos e hicimos aportes más de una vez, en algunos casos hasta 3 veces”, resumió.

El grupo de trabajo activo en este momento está integrando por unas 25 personas, con algunas fluctuaciones semanales. “Quiero dar gracias por la acción inmensa de cada uno de los que colaboran. Los que reparten, los que reciben las demandas, gracias a Adri (Andrade) y su familia por el gran trabajo que hacen de recepcionar las donaciones, por acondicionarlas y armar las cajas, los que se movilizan para conseguir más donaciones, los que retiran por las YPF. Perdón si me olvido de alguien, pero inmenso todo el trabajo de esta mesa solidaria desde hace más de 60 días”, elogió.

Durante la entrevista, Agustina hizo una síntesis de la labor desempeñada por el colectivo solidario desde que se inició el período de restricciones impuesto por la pandemia. “Nosotros siempre estamos en actividad, dependiendo de las cosas que vamos haciendo. Y esto comenzó cuando decidimos ayudar a las personas adultas mayores y, en general, a quienes están en el grupo de riesgo, para hacerles mandados o trámites en ese momento en que ya no podían salir de sus casas. Y después, una vez impuesta la cuarentena, con medidas más extremas, distintos integrantes de la Mesa empezamos a recibir pedidos de alimentos de algunas familias. Entonces se nos ocurrió juntar lo que se pudiera para poder ayudar”.

“Decidimos que fuera en lugares cercanos a los supermercados, donde la gente pudiera ayudarnos. Nos permitieron hacerlo en las YPF como puntos de recolección. Y también se sumó Adri (Andrade) con Pampa Solidaria, que tienen una experiencia impresionante en el tema. Se trabaja también en su casa, en la higiene de los productos que se reciben y en el armado de las cajas. Además hay un grupo de la Mesa Solidaria que se ofreció a repartir los alimentos. Hay colaboradores en los diferentes barrios y la idea es que no tengan que alejarse demasiado cada uno del lugar donde vive. Hay varios repartidores”, marcó.

Lejos de considerar que el trabajo está terminado, Agustina recordó que las donaciones (de alimentos y de elementos de higiene personal y de limpieza para el hogar) pueden ser llevadas a las estaciones de servicio YPF de calles 11 y 20, y de 32 y 15, además de la sede de Pampa Solidaria, en calle 4 Nro 566 Norte, entre 109 y 111.

“Y para sumarse al grupo de trabajo, no tenemos requisitos –aclaró Agustina- . Se comunican con cualquiera de los integrantes de la Mesa y ya está. Solo se necesita tener ganas de ayudar y colaborar con otras personas”, resumió.

“Mucha gente se ha sumado en este último tiempo al grupo, mucha gente con muchas pilas, muchas ganas de ayudar y ha sido una gran ayuda en todo lo que se hizo y se sigue haciendo”, afirmó la vocera solidaria.

La campaña solidaria actual seguirá mientras siga la cuarentena, adelantó. No obstante, hizo la salvedad de que el nivel de actividad dependerá “de la cantidad de donaciones que podamos recibir”. En tal sentido, recordó y refrendó recientes declaraciones efectuadas por Pablo Enseñar, otro de los activos integrantes del grupo, quién señaló en otra en entrevista con este matutino que “inicialmente se recibieron donaciones muy importantes, de instituciones, y hoy son menores y de personas particulares”.

Más allá de las fluctuaciones propias de una economía, la práctica concreta de la solidaridad y la empatía, continúan. “Vamos a seguir trabajando y, en la medida en que la gente pueda volver a todas sus actividades económicas y laborales, serán menos los pedidos de ayuda que recibiremos”, completó.

Sobre el final del diálogo con el cronista reiteró su agradecimiento tanto a quienes han colaborado con la donación de alimentos, como a quienes se dedican a acondicionarlos y distribuirlos.

Dejá tu comentario