LA PROVINCIA | Dorila | General Pico | Miguel Cané | Quemú Quemú

Sismo pampeano: Vecinos de Miguel Cané hablan de explosiones y movimientos intensos

Minutos después de la hora 6 de este viernes, la ciudad de General Pico registró un temblor sísmico de 4,1, medido en la escala Richter, de acuerdo a lo que quedó registrado en el Instituto Nacional de Prevención Sísmica que se encuentra en la ciudad de San Juan.

Minutos después de la hora 6 de este viernes, la ciudad de General Pico registró un temblor sísmico de 4,1, medido en la escala Richter, de acuerdo a lo que quedó registrado en el Instituto Nacional de Prevención Sísmica que se encuentra en la ciudad de San Juan.

Desde esa oficina confirmaron a La Reforma que el registro de este movimiento se dio a la hora 6,4 de esta mañana y tuvo como epicentro un lugar ubicado entre las localidades de General Pico, Quemú Quemú y Miguel Cané.

De ahí que los habitantes de localidades que se encuentran muy cerca del Meridiano Quinto, caso Quemú y Dorila sintieron la vibración con diferente intensidad durante algunos segundos.

De acuerdo a lo explicado por fuentes de dicho Instituto, este se debió a un sismo generado a 28 kilómetros de profundidad, que no es raro que se produzcan periódicamente, por el movimiento de placas y liberación de energía. Lo atípico es que se llegue a percibir, de la forma que se dio, en la superficie, con una vibración en las casas y construcciones en general.

En diferentes testimonios recibidos, confesaron haber sentido algo muy similar al paso de una formación ferroviaria o a un camión de gran porte, cerca de su vivienda. Pero en Quemú Quemú y en Miguel Cané insisten que la vibración fue muy fuerte y aseguran haber escuchado una o dos explosiones.

La noticia fue sumando más testimonios correr de esta mañana donde se remarcó que en Miguel Cané fue el lugar donde se sintió más fuerte. "Fueron como explosiones, paredes vibrando y hasta se me cayeron cajas que tenía sobre un ropero", expresó un vecino de dicha población.

"Se me movió la cama", acotó una vecina canense, ejemplificando de cómo lo vivieron en dicho pueblo, que aparentemente de todos los consultados es el que está marcando una mayor intensidad de este fenómeno. Otro habitante de Cané comprobó que "se movían lámparas, vibraban vidrios y decidí salir a la vereda, donde ya había varios vecinos en la calle, todos preguntándonos que había pasado. Pensamos en la explosión de algo por acá cerca, después nos fuimos enterando por los medios que se trató de un sismo".

Muchos de los consultados aseguran no "haber vivido algo igual". Todos insistieron en las características ya descriptas de fenómeno, que seguramente quedará para la anécdota, la broma o directamente el descreimiento en el caso de los que no escucharon, por tener sueño pesado o estar en un lugar distante a este epicentro del sismo pampeano.

Dejá tu comentario