DEPORTE | Liga Pampeana | Fútbol

Se suspendieron los torneos oficiales de la Liga Pampeana

Los delegados de los clubes concordaron en el cierre del campeonato Apertura 2020, que apenas disputó dos fechas y no tendrá campeón. Tras habilitarse los entrenamientos, hay una gran incertidumbre.  

Con el presidente Norberto Cuevas a la cabeza, el último sábado se llevó a cabo una reunión en la sede de la Liga Pampeana en pos de definir el futuro del fútbol local ante el contexto sanitario. Según se informó, la totalidad de los delegados de clubes estuvieron presentes en el encuentro.

Las instituciones deportivas que integran el organismo afirmaron que sería dificultoso continuar con las actividades oficiales en un marco en el que se encuentra prohibida la asistencia de público a las canchas. Los clubes atraviesan hoy una actualidad económica adversa, por lo que resultó de común acuerdo cesar los campeonatos de Primera y Primera B.

El último 12 de marzo se decidió suspender transitoriamente los torneos hasta tanto existan certezas sobre el futuro del mismo, pero la prolongación de la cuarentena y la imposibilidad de realizar espectáculos públicos dificultó el desarrollo adecuado. Por ende y tal como sucedió en 1999, la Liga Pampeana de fútbol no coronará a ningún equipo.

Tampoco habrá descensos ni ascensos, aunque cabría la posibilidad que se estructure un certamen más acotado en el último trimestre del año, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan. De igual manera, restará conocer cuál es la voluntad de la Asociación de Fútbol Argentino con respecto a la reanudación del fútbol.

Si bien La Pampa se encuentra hoy con un status sanitario propicio para la vuelta de la competencia, resta la oficialización de un protocolo para que ello sea factible. El foco estaría puesto, como fue mencionado, en la apertura de las tribunas para la asistencia de los fanáticos.

Incertidumbre

La provincia de La Pampa se encuentra transitando la fase de distanciamiento social, permitiendo un cúmulo de actividades comerciales, sociales y deportivas. Entre estas últimas, se habilitaron los entrenamientos para los equipos de fútbol, lo cual genera gran incertidumbre en el mundo de la redonda.

Aún se desconoce qué determinaciones tomarán los clubes con respecto a los jugadores que son parte activa de las distintas competiciones. Con el año prácticamente cerrado, planteles superiores y de inferiores se encuentran en una nebulosa por la falta de certezas a futuro.

Dejá tu comentario