Provinciales | Rodrigo | cuarteto

Rodrigo y el show en La Pampa que estuvo a días de concretarse

A 20 años de su muerte, el empresario local, Marcelo Castro dio detalles de los shows que iba a realizar el cantante cuarteteto, días después de su trágica muerte.

Cada 24 de junio la lista de recuerdos históricos o singulares invaden las crónicas periodísticas o al menos la solicitud de acudir a los archivos. En el plano local nos ha pasado con el aniversario de Ferro de Pico, los 25 años del logro basquetbolístico de Sportivo Independiente. Pero en el plano nacional se recuerda el cumpleaños de Messi, de Riquelme, del enorme Juan Manuel Fangio, pero también las muertes de dos cantantes populares como Gardel y Rodrigo.

De cada uno de ellos podríamos escribir páginas, pero en este caso nos vino a la memoria la trágica desaparición del cantante de cuarteto cordobés, del que se cumplen 20 años, a que se dio en el mejor momento de su carrera musical.

Los fans no paran de llorar su partida, el ambiente artístico en general lo tiene como un auténtico ídolo de la música popular, pero en nuestro caso se agrega al recuerdo también de que Rodrigo no pudo llegar a cantar en un escenario pampeano o, mirado desde abajo, su público no pudo disfrutarlo en vivo en este lugar del país.

Sabemos que el intento por traer su show a nuestra provincia estuvo en varias oportunidades, pero hasta donde nosotros sabemos, nunca se pudo dar.

Pareciera que estaba escrito que eso no sucedería, porque una vez que alguien lo había conseguido que Rodrigo cantara en escenarios pampeanos, días antes se produjo ese vuelco fatal volviendo de La Plata que terminó con su vida y la del hijo de Olmedo.

Eso hizo que al dolor nacional por la muerte de un ídolo popular, el público pampeano lamentó no haberlo podido ver personalmente.

En una charla mantenida con el empresario local, Marcelo Castro, el narró cómo llegó a contactar y contratar el show de Rodrigo en el ‘Gigante’ y también para el club Belgrano de Santa Rosa.

En una informal charla con nuestro medio, Castro se definió como un ‘fans’ de la música de Rodrigo, al que pudo ver actuar el octubre del '99 en Huinca Renancó. "Casualidad o no, uno de los que trajo a Rodrigo a Huinca era un conocido mío del tiempo del colegio secundario. Eso hizo que yo llegara hasta el propio Rodrigo, mi hijo, que tenía pocos años en ese tiempo fue tomado en brazos por el cantante y así se me ocurrió avanzar sobre su venida a La Pampa".

"Todo se acordó con representantes que manejaban a Rodrigo en el interior del país .Y en principio se había definido que viniera en marzo del 2000, siempre pensando en una doble presentación en una noche: primero en el "Gigante" de Independiente y después nos íbamos todos en caravana a Santa Rosa", comentó Castro.

"Era el mejor momento de Rodrigo -remarcó-, las presentaciones que tenían llevó a que tengamos que reprogramar la fecha para el 1 de Julio. Ese tema se supo y en parte nos jugó en contra en la venta de entradas, porque se rumoreó que no iba a venir. Lo cierto es que nosotros teníamos el contrato firmado, algo que hice en la casa de mis viejos con la gente que era responsable de la presentación", siguió.

"Igual las anticipadas se empezaron a vender muy bien y si mal no recuerdo: teníamos vendido unas 1.500 entradas para Pico y algo similar en Santa Rosa", puntualizó Marcelo.

"Estaba seguro que tanto Independiente como Belgrano iban a explotar de gente, porque ya había una gran movida de colectivos en todos los pueblos de la zona e incluso de provincias vecinas. Pero bueno, se generó el accidente una semana antes y todo se terminó", expresó con un lamento que aún le dura.

"Fue el dolor por no cumplir un sueño de fantástico, la posibilidad de hacer un gran evento musical y la pérdida de una gran cantidad de dinero", admitió el empresario.

"La plata de las entradas las teníamos y las devolvimos. Pero lo que nunca recuperé fue el monto del 70% del contrato firmado que tuvimos que pagar en ese momento". "Es difícil hablar con precisión de plata, pero hacete una idea que eran unos 50 mil dólares lo que se puso", "Después, con la muerte se hizo imposible que atendieran el reclamo. Recuerdo que estaban intermediarios de Río Cuarto y Gonzalo que era el representante de Rodrigo en Capital Federal. Unos se tiraron ‘la pelota’ con el otro y la plata no la volví a ver", recordó Castro.

Así fue que para el fanático del ‘Soy Cordobés’ quedó el lamento de no haberlo visto y a la vez la pérdida irreparable de la vida de su ídolo, pero para Marcelo Castro y compañía, el lamento fue más profundo aún.

Dejá tu comentario