Provinciales | UNLPam

Revelan que en La Pampa se perdieron 1500 puestos de trabajo

 Un Informe de Coyuntura Económica de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa destacó que, producto de la crisis nacional, hubo 1500 personas que perdieron su condición de empleados en los últimos 18 meses, mientras que el salario cayó un 16% tomando en cuenta 2018 y 2019.

Agencia Santa Rosa - “La situación nacional repercutió en La Pampa en mayores caídas en los niveles de consumo y una fuerte baja en la construcción, que sigue siendo atacada por las altas tasas de interés y las políticas de ajuste del gobierno nacional”, explicaron Sebastián Lastiri y Mercedes Rodríguez, autores del estudio.

“El sector agrícola pampeano contribuyó a morigerar el impacto aunque comenzaron a aparecer alarmas por la sequía que afectó la cosecha fina”, apuntaron.“La nueva profundización de la crisis que venimos padeciendo los argentinos desde principios de 2018 completando el sexto trimestre consecutivo de caída.

Las estimaciones oficiales para el último trimestre muestran una alta probabilidad de anexar un séptimo período a esta nefasta tendencia. Esto no ocurría en Argentina desde 2001-2002”, destacaron.“La devaluación de la moneda, acompañada por una aceleración de la inflación más alta de los últimos 27 años (57,6%), provocó una caída de los salarios reales del 5% que sumado al 11,1% de 2018 arrojan una pérdida de más del 16%”, detallaron.Sobre la actividad de la construcción, Lastiri y Rodríguez afirmaron que “a los problemas que comenzaron el año pasado como: la recesión, altas tasas de interés y la discriminación presupuestaria nacional, en este trimestre se le agregó el cepo a la compra de dólares.

Este combo dio como resultado una caída en la construcción del 10% en el tercer trimestre y un 17,4% en todo 2019. Además, se perdieron el 19% de los puestos de trabajo registrado del sector”.

“El empleo es otro de los saldos negativos que deja la crisis nacional: se perdieron más de 1.500 puestos de trabajo registrado en los últimos 18 meses. Si bien en el tercer trimestre hubo una leve mejora de los indicadores laborales, desde el segundo trimestre de 2018 (cuando comenzó la crisis nacional) los niveles de desempleo se encuentran por encima de los dos dígitos (10,8% en el 3er trimestre) y un tercio de los pampeanos tiene problemas de empleo (32,1% según el último registro)”, ampliaron.“Los sectores más afectados por la crisis nacional fueron los vinculados al mercado interno, en particular el comercio y la industria.

En la Pampa el consumo cayó estrepitosamente con quince trimestres consecutivos en baja y una merma de 6,5% para el tercer trimestre de este año”, indicaron.“Finalmente, las asfixiantes tasas de interés continuaron afectando la inversión y el crecimiento de las empresas, poniendo en peligro la sustentabilidad de las pymes y de las fuentes de empleo. Todos los elementos mencionados confirman la profundidad de la crisis que afecta al país y que repercute en nuestra economía”, completaron.Los profesionales destacaron al sector agropecuario como uno de los que mantuvo la actividad en el contexto de crisis. “El único sector que contrasta radicalmente con este contexto recesivo es el agropecuario vinculado a la exportación. Las cosechas fina y gruesa fueron excelentes (producción +48,9% i.a.) y sólo aparecieron algunos contratiempos climáticos en el último tercio del año. Esto afectó la actividad ganadera y las actividades agrícolas que se deben llevar a cabo entre septiembre y diciembre. El efecto fue una reducción de la cosecha de trigo del 39,8% i.a. y la reducción de la superficie sembrada de girasol de -13,2% i.a. Esto contribuyó a morigerar el impacto de la crisis nacional, aunque no resultó suficiente para revertir los efectos devastadores sobre la economía y el tejido social y productivo de La Pampa”, completó.

Temas

Dejá tu comentario