Provinciales | taxis | Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio

Remiserías en cuarentena: "La situación es muy complicada"

El rubro de transportes, en específico el de las remiserías, continúa viéndose afectado por la situación de pandemia actual que afecta a gran parte del país. Propietarios y choferes mostraron su preocupación al respecto. 

El aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional el último 20 de marzo, generó importantes dificultades para distintos sectores económicos. Aunque algunos de ellos tuvieron la posibilidad de continuar desarrollando actividades, las medidas sanitarias provocaron serios inconvenientes económicos.

A poco más de un mes del establecimiento de la cuarentena, diario La Reforma consultó a distintos propietarios de bases de taxis sobre la situación que atravesaban en aquel momento. Las respuestas, pintaban un paisaje angustiante de cara al presente que debían atravesar.

"La realidad es complicada, te movés por la ciudad y no anda nadie. Absolutamente nadie y así se hace difícil", destacaron por entonces. Así mismo, aseguraron que el contexto había sido poco beneficioso para su actividad, la cual cayó drásticamente, entre un 70 y 90 por ciento", indicaron.

Sin embargo, el rubro parece no haberse visto beneficiado con las constantes flexibilizaciones que planteó el Poder Ejecutivo provincial, en consonancia con el Gobierno Nacional. La vuelta al trabajo de numerosos empleados y propietarios tampoco ha influido drásticamente en los pasajes que pretenden lograr los transportistas.

"Algo hemos repuntado, si tenemos en cuenta el trabajo que teníamos con anterioridad a la cuarentena. Hoy estamos trabajando en un 50 por ciento en relación a los clientes que teníamos previamente", indicó uno de los dueños. En tanto, otro de ellos aseveró que "la situación se está volviendo difícil".

Aunque algunos ‘afortunados’ pudieron levantar progresivamente sus ingresos, aún restan otros que ven mayores dificultades en la consecución de los objetivos. "Acá es menor la cantidad de trabajo que hemos logrado. Si hablamos de un 30%, creo que es mucho. Está muy complicada la situación, son más de 200 autos los que hay", manifestaron en una base de calle 18.

"La verdad es que no tenemos una continuidad o una constancia en esto. Por ejemplo, para el fin de semana del Día del Padre trabajamos muchísimo el viernes, pero ya el sábado volvió a caer nuevamente la cantidad de pasajes", indicó un preocupado agenciero.

Aunque el comercio en general ha vuelto a abrir sus puertas, con cierto crecimiento de ventas produciendo mayor circulación por las arterias de la zona céntrica, ello no ha redundado en una reactivación del rubro de transporte. "No hay gente en la zona céntrica. No hay movimiento para lo que nosotros esperamos", indicaron.

Pandemia

El protocolo establecido para el funcionamiento de taxis y remises en la ciudad imponía la utilización de un separador entre los asientos traseros y delanteros. Así mismo, el conductor debía utilizar un tapaboca o mascarilla protectora, sanitizando todo el habitáculo una vez concluido el viaje.

Respetado a rajatabla en los comienzos, la medida continúa implementándose en todas las unidades, según indicaron las fuentes consultadas. "Cuando se baja un pasajero, enseguida utilizamos un spray con alcohol diluido en agua para limpiar todas las superficies", manifestaron.

Consultados al respecto, choferes aseguraron que no existe en la población temor para tomar los viajes. "Los vecinos no preguntan por los protocolos. Es lo mismo que antes, se suben y pretenden llegar a su destino, pero nosotros tomamos todas las medidas necesarias", indicaron.

"Vemos que está todo mal. Hay falencias en la organización, sobre todo teniendo en cuenta que en General Pico no tenemos inconvenientes con el coronavirus, a excepción del caso ya conocido y que se está recuperando", indicaron en su momento y con indignación otras fuentes consultadas.

El discurso, actualmente, parece repetirse ante la falta de flexibilización en algunos sectores. "Mientras que acá tenemos que seguir cumpliendo con algunas restricciones sanitarias, ves gente jugando al fútbol o al básquet, algo que no está permitido", aseguraron.

Dejá tu comentario