Provinciales |

Ranni, con “Los locos Grimaldi”, pasó exitosamente por Pico

El Cine Teatro Pico le abrió el telón, el sábado por la noche, a la obra “Los locos Grimaldi”. Se trata de una de las tantas ofertas artísticas que propone la ciudad de la mano de la Asociación Italiana XX de Septiembre de nuestra ciudad. “Los locos…” con producción de Javier Faroni, fue un éxito …

El Cine Teatro Pico le abrió el telón, el sábado por la noche, a la obra “Los locos Grimaldi”. Se trata de una de las tantas ofertas artísticas que propone la ciudad de la mano de la Asociación Italiana XX de Septiembre de nuestra ciudad. “Los locos…” con producción de Javier Faroni, fue un éxito en la última temporada de verano en Carlos Paz, Córdoba, plaza exigente si las hay. Pero este año, la tragedia se cruzó en el camino del grupo de artistas y producción al conocerse primero el suicidio del esposo Fabián Rodríguez y segundo del peluquero y amigo Víctor Hugo García, de una de las referentes de la obra, Nazarena Vélez.

La situación interrumpió la sucesión de presentaciones que “Los Grimaldi” tenían previstas en el interior del país. Pero en la última semana del mes de mayo, la obra retomó su ritmo antes de la finalización del Mundial de Brasil, tal como preveía la producción. Mucho tuvo que ver en ese recomienzo la actitud del mayor, por edad y experiencia, actor e integrante de “Los Grimaldi”, Rodolfo Ranni, de 76 años. No se puede olvidar, para quienes no vivieron el directo, el abrazo contenedor que el “Tano”, nacido en Trieste un 31 de octubre de 1937, le dio a la actriz apenas puso un pie en el escenario.

Ranni, ayer bien temprano cuando el grupo estaba a punto de abandonar el Hotel Pico, atendió a este medio en pleno desayuno y habló de ese momento, y de otros. El “Tano” se las aguanta, llegó a hacer dos y hasta tres funciones diarias en la villa turística de Carlos Paz y disfruta del éxito de público. Del equipo de actores que forman parte de “Los Grimaldi”, es el mayor, pero no se le nota para nada. “Soy un hombre joven en un cuerpo de viejo”, dice Rodolfo Ranni mientras encara un frugal desayuno de café y ensaladas de frutas. “Viajar desgasta, pero la vida en movimiento te mantiene en ritmo, y la actitud te ayuda a no aparentar la edad” dice con un dejo de coquetería.

“Trabajamos mucho todos, esto es laburo, no son vacaciones como a veces piensa la gente, hay muchísimo respeto y no tenemos tiempo de ocuparnos de pavadas. Hacemos la función y cuando termina, cada uno hace su vida. Los más chicos muchas veces nos piden consejo a los más experimentados y nosotros les hablamos. Yo les marco cosas porque miro mucho la obra, ya que lo primeros veinte minutos estoy sentado. Pero siempre como un compañero más, nunca como de un profesor a un alumno”, señala. Y mucha de esa experiencia tuvo que aflorar la noche en que Nazarena Vélez volvió al escenario.

“Está saliendo de sus problemas, está más tranquila. Esa noche fue muy emocionante, veníamos de no saber qué iba a pasar con la obra, ahora cada vez que (Vélez) sale al escenario es una explosión de solidaridad, de cariño, el público la ama y todos estamos para apoyarla, para darle una mano para que siga en el buen camino, no podemos menos que hacer eso” abonó. “Salir al interior viene bien, son lugares distintos, además hice tantas giras ya, que muchas veces vuelvo a lugares por donde ya pasé antes y me encuentro con conocidos y amigos, si no es el lugar donde parás es el restaurante, siempre es así esto” dice.

Estar arriba de un escenario no impide ver la realidad de un país, ¿qué visión tiene de Argentina hoy?

Voy al supermercado todos los días, escucho y hablo con la gente, Argentina está muy convulsionada y además estamos entrando en una etapa de preelecciones y todo parece agitarse más. Lamentablemente, como ciudadano, uno ve todo igual, más de lo mismo.

¿Qué opinión tiene de la globalización de la política?, porque hay actores, cómicos y hasta deportistas exitosos devenidos en políticos…

No puedo decir que yo sea apolítico, cada uno tiene una visión distinta de la cosa. Mi base dice que soy un hijo de la guerra, estuve en ella y viví en una Argentina inmersa en otra guerra, mi vida es una eterna posguerra, entonces estoy bastante descreído de todo eso.

¿Le disgusta que los actores hablen o participen en política?

Creo que los actores no tienen que opinar de política, es mi opinión personal al respecto, no censuro a los que lo hacen o a los que se meten en política. No me parece que uno deba hacerlo, porque no me gustaría influir en nadie con mis ideas.

Imaginamos que viven el Mundial como cualquiera, ¿le gusta la Selección, qué opina de la rápida salida de Italia?

Es inevitable ver el campeonato. Italia jugó bien, son circunstancias.

¿Lo ve un mundial distinto a otros?

Y sí, porque la verdad es que es un mundial “de la guita”, no de fútbol.

A ver, ¿cómo es eso?

Fijate que el único equipo que jugó al fútbol verdadero fue Colombia, y quedó eliminado como luego Costa Rica. Muchos de los equipos son especulativos, casi todos los partidos terminaron con estrecho margen de goles aún entre aquellos seleccionados que jugaron contra los “cucos” del Mundial, pero hay mucha “guita” puesta y cuando hay mucha “guita” ya se convierte en un negocio, no en un juego.

Dejá tu comentario